Estudiante poblano diseña robot capaz de cultivar maíz
Por Lado B @ladobemx
16 de julio, 2011
Comparte
  • Eduardo Rodríguez Hernández tiene 23 años, es de Huauchinango y cursa un posgrado en la Facultad de Ingeniería de la UNAM

 Lado B

Tiene 23 años, se llama Eduardo Rodríguez Hernández y es originario de Huauchinango. Es estudiante de Mecatrónica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aunque su proyecto -el robot- se gestó en los cursos de posgrado de la Facultad de Ingeniería (FI) con el objetivo de que ayude en las cuatro tareas más importantes del cultivo del maíz: arado, siembra, fumigación y cosecha.

Aunque todavía no existe el prototipo del robot paralelo manejado por cables para automatizar el cultivo de maíz, Eduardo ya concibió totalmente la idea de su manejo y operación.

“Este tipo de robot paralelo se conforma por cuatro torres que podrían instalarse en cualquier terreno, ya sea inclinado o plano, incluso accidentado. De las torres, se desprende un cable que las une transversalmente y cuenta con una plataforma al centro. Se maneja por cables, lo que representa ventajas y desventajas”, explicó el joven.

Entre sus virtudes resalta su menor costo, y que en los análisis dinámicos se puede apreciar su masa en comparación del peso del trabajo final.

Por lo que se refiere a las desventajas, refirió que tiene poco grado de libertad y, en algunos casos, se tiene que restringir la operación, lo que no le impediría preparar el terreno de cultivo y esparcir fertilizantes químicos (nitrógeno o fósforo) o abonos naturales.

Está pensado también para la siembra, es decir, para introducir semillas a cierta y precisa profundidad. “Otra etapa es la fumigación para eliminar hierbas y plagas, como roedores e insectos; por último, está la cosecha, en la que corta y obtiene el producto.

Según el estudiante, hijo de una familia de agricultores de Huachinango, Puebla, el concepto considera las necesidades básicas de un sistema mecánico que se relaciona con ciertas métricas. “Éstas proporcionan valores importantes, como la profundidad que se debe alcanzar, la fuerza y el área de trabajo, entre otros aspectos”.

Rodríguez estudió la vocacional y licenciatura en el Instituto Politécnico Nacional y se inscribió en la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Ingeniería. “Hasta el momento, se tiene una simulación matemática completa con todas las longitudes, y de cada momento del desplazamiento. Esperamos realizar pronto un diseño del prototipo, pero hay que aclarar que, a veces, no es sencillo imaginarse las cosas”, concluyó.

Aquí el comunicado de la UNAM.

Comparte
Lado B
Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx