Del plato a la boca…se cae la Copa

Del plato a la boca…se cae la Copa

Emmanuel Tovalina

El día de hoy quiero dedicarles unas cuantas palabras a quienes me hacen el favor de leer mis comentarios, sin palabras bonitas o frases buscadas en los bests sellers del mundo.

Sé que para todos la eliminación de nuestro seleccionado nacional de la Copa América que se celebra en Argentina no fue más que una gran cucharada de verdad, de esa verdad que a veces no somos capaces de entender y que la mayoría de las veces nosotros mismos no aceptamos, todos nosotros nos preguntamos quien o quienes son los culpables y yo te diría que en parte todos.

Nosotros por creer en algo que desde un principio no tenía ni pies ni cabeza, no es apoyar a un equipo mal llamado de todos cuando sabemos que lo único que se logra es distraer un poco nuestra ya de por si maltratado ánimo.

Los dueños de los equipos y dirigentes por burlarse una vez más de nuestro fervor, pasión, fanatismo o como le quieran llamar, por darnos una vez un claro ejemplo de que aquí en México vale más lo que un anuncio de televisión vende que lo que verdaderamente se tiene y se necesita, nos han pisado una vez más, se han reído de nosotros y ahora que el negocio no salió pues nada mejor que decir lo siento, no volverá a pasar, me gustaría ver a Don Decio de María y Don Justino Compeán algún día sentados en la zona popular de cualquier estadio de México y creo que ni así alcanzarían a comprender lo que para un amante del futbol significa el vivir de estas patadas.

Y finalmente nuestros jugadores, pero no piense mal, no estos que se quedaron como carne de cañón para Forlán y compañía, no estos que de una u otra manera fueron puestos ahí para que disfrutarán sus cinco minutos de gloria (aja), no estos que jamás volverás a ver en un equipo nacional a menos que algo muy bueno pase pues ellos estuvieron ahí, sé que sin dar lo que esperábamos pero ahí estuvieron. Me refiero a esos ocho jugadores que sacando sus mejores dotes de galanes que ya envidiaría el mismísimo Mauricio Garcés se atrevieron a decirnos a todos quien verdaderamente en una selección, ellos. Estos traviesos y pareciera aún pubertos jóvenes de 22 años que un día cualquiera llevaron señoritas de dudosa reputación a sus cuartos, claro todo con conocimiento por parte de un técnico y cuerpo de solapadores llamados auxiliares sabían.

Pero no todo está perdido, pues después del ejemplar castigo de seis meses sin ser llamados a cualquier selección creo que ganamos algo, un elenco de primera con todo y director para renacer ese cine mexicano de ficheras que tantas glorias nos dio, así es , jóvenes con talento en eso de la ficha y directores capaces de soportar cualquier presión. Esperemos unos años más para ver si esto cambia pues como ya lo dije al principio…DEL PLATO A LA BOCA SE CAE LA COPA.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.