Condicionan a damnificados de Tlaola su permanencia en el albergue

Condicionan a damnificados de Tlaola su permanencia en el albergue

  • Denuncian maltrato y que les niegan la atención a quienes no están de acuerdo con el presidente del Concejo
  • Siguen esperando esperan la ayuda que desde hace casi 20 días prometió el gobierno del estado
Foto: Leticia Animas.

Leticia Ánimas

Tlaola, Pue. Sólo 270 de los más de 700 damnificados de Tlaola permanecen en el albergue de la Comisión Nacional de Pueblos Indígenas en Xaltepuextla, al resto se les ha negado la atención por tener diferencias con el presidente del Concejo que gobierna este municipio, Rubén Torres Bobadilla, denunciaron representantes de los afectados.

En tanto, Heriberta Lara Eslava, encargada de la cocina del lugar, aseguró que todo está bien y que tienen el apoyo del presidente del Concejo. “Quienes no están ahorita es porque van a cuidar su milpa al pueblo y regresan en la noche”, justificó.

Encabezados por Rodolfo Cruz Carvajal -originario de Huixtla-, quien perdió la vivienda en donde habitaba junto con cuatro miembros de su familia, denunciaron el supuesto trato déspota y prepotente que han recibido en el albergue por parte de los encargados y funcionarios municipales.

Cansados de esta situación, un importante número de damnificados ha optado por buscar refugio con sus familiares, en el mejor de los casos y otros de plano tuvieron que regresar a sus viviendas que se encuentran en riesgo por estar ubicadas en el cerro donde se asienta la comunidad, donde hay una falla geológica de proporciones considerables, para esperar el dictamen sobre los daños que elaboran los especialistas del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), como lo anunciaron los encargados de Protección Civil.

Magdalena Hernández, una de las madres que se encuentran en el albergue de la CDI junto con sus cinco hijos menores, denunció que algunos de los encargados los insultan, al igual que los funcionarios municipales que llegan al refugio. “Nos niegan la leche y los pañales para los niños y han tratado de convencernos de que apoyemos al presidente Rubén, ¿pero cómo lo vamos a hacer, si su gente es grosera?”, se pregunta.

«Estamos aquí por necesidad, el agua nos lo quitó todo, por qué nos tratan así», exclamó entre sollozos, mientras la encargada de la cocina los vigilaba y trataba de convencerlos de que no hablaran con este medio.

Desde el primer momento de la contingencia provocada por el remanente de la tormenta tropical Arlen que azotó la sierra noroccidental de Puebla, los habitantes de Huixtla se organizaron –con ayuda de su paisano el ex candidato a la presidencia municipal, Darío Flores Ramírez- para evacuar la comunidad y recibieron la primera cobija de parte del gobierno estatal 26 horas después, cuando el presidente del Concejo estuvo en el lugar para sacarse la foto, indican.

Otros damnificados denunciaron que se han percatado de que a ellos, sólo les entregan ropa usada y rota, mientras la que está en buen estado desaparece con rumbo desconocido.

“Los sanitarios están cerrados hay que buscar a los encargados cuando alguien tiene necesidad y no tenemos agua para bañarnos”.

Ante esta situación, otros han salido a pedir “cooperaciones” en efectivo o víveres a los poblados más grandes y cercanos, como Huauchinango, para irla pasando, mientras esperan la ayuda que desde hace casi 20 días les prometieron los del gobierno del estado.

 

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.