Censura en Sicom Radio Huauchinango

Censura en Sicom Radio Huauchinango

Jorge Armando Hernández

Huauchinango, Pue. El programa “La Herencia: sangre charra, orgullo nacional” que se venía transmitiendo sábado a sábado a las 11 de la mañana a través del 98.9 de Sicom Radio Huauchinango y que era conducido por Francisco Gómez y Heriberto Hernández, llegó a su emisión final el pasado 16 de julio.

¿La razón? la explicaron grosso modo los participantes: el director general de Sicom Radio en Puebla, Arturo Fernández Jasso, ordenó desde la capital del estado la salida de Heriberto. Y la gerente local, Esperanza Mendoza acató la instrucción y la hizo saber a los integrantes del programa.

“La Herencia”, un programa que duró apenas seis emisiones y que inició el pasado 7 de mayo podría continuar, se les dijo, pero sin la intervención de Heriberto. Y es que, según Fernández Jasso, “Heriberto publicó declaraciones contra Moreno Valle cuando andaba en campaña”.

La respuesta del equipo fue clara y solidaria: o todos o ninguno. “Como el trabajo que se hace en una charreada, como la coordinación que debe existir en una escaramuza”, comentaron al aire.

Y así, en un espacio de 15 minutos, el programa se despidió de los micrófonos del 98.9 de FM. Las dos últimas frases que se escucharon al aire dentro de “La Herencia” fueron: “¡Repudiamos la censura y la intolerancia!”. Al instante, la música se impuso a la voz y trajo aparente calma.

El reportero Heriberto Hernández ha estado publicando los abusos y excesos del clan Amador en la política (situación que es plenamente conocida por no pocos huauchinanguenses), tanto en el poder como en plena campaña. Y ahora que la familia se “acomodó” en las filas de la coalición que encabeza el Partido Acción Nacional (PAN) no podemos dudar que la censura es una forma de desquite.

Y es que, como claro antecedente, meses atrás el propio Heriberto fue cesado en la difusora local XENG 870 AM. Justo cuando no convenía una voz crítica en plena elección de Omar Martínez Amador.

La Herencia, un programa de contenido charro y con un perfil netamente cultural y costumbrista en nada afecta o podría afectar a las “políticas de comunicación del gobierno del Estado”, no obstante parece que la consigna es: cero tolerancia. Pues aunque se hubieran publicado señalamientos al propio Moreno Valle, ¿no es la libre expresión, el debate y los cuestionamientos, elementos básicos de una discusión en un Estado democrático? ¿Tendremos que esperar más actos de censura en medios oficiales o independientes sólo porque existen reporteros que publican declaraciones que no favorecen, y por lo tanto, no gustan a los políticos?

Habrá que estar pendientes de las formas en que sigan dando dichas “políticas de estado”. Por lo pronto, aquí ya se sentó un precedente.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.