El cinemaniaco

El cinemaniaco

Es bien sabido que el nombre de Ridley Scott -al lado quizás de George Lucas o Steven Spielberg- figura como uno de los más importantes en la historia del Sci-fi y del séptimo arte.

La semana pasada planteaba, como parte de la crítica a Raw, que en esta época de decadencia creativa son contadísimas las películas que vale la pena conocer

Han pasado casi 20 años de aquella sórdida y maldita película noventera: Trainspotting, basada en la reconocida novela del escritor británico Irvine Welsh

Este día recordemos a esos seres de ultratumba que necesitan de la sangre de los vivos para sobrevivir al entierro

De lo que va nuestra década, hemos recibido un número considerable de filmes sci-fi ambientados en el espacio.

El manga fue publicado por primera vez en mayo de 1989 con la firma del ya consagrado Masamune Shirow, y seis años después se adaptó en un largometraje

Una bestia terrible, aterradora y espeluznante, termina rendida ante la belleza de una dulce y delicada doncella. Esa es la premisa, básica como simbólica

King Kong es una muestra clara del ser humano asumiéndose pequeño ante los misterios del mundo.

El 2016 -ese terrible y necrológico año- dejó filmes consagrados que son muestras claras y definitivas en cuanto a géneros cinematográficos.

Podrás amar sus inicios: Taxi Driver, Goodfellas o Casino. Podrás odiar su presente: su infravalorada Shutter Island o su The Wolf of Wall Street