Desde el clítoris

Desde el clítoris

Los feminicidios no se perpetran solos, por generación espontánea; todos y todas somos responsables de este clima de odio contra las mujeres

En una sociedad violenta como la nuestra, la dignidad es una excentricidad

¿Y por qué estos propósitos son feministas? Precisamente porque constituyen acciones de autocuidado, algo que a las mujeres nunca se nos enseña.

Cualquier pretexto es bueno para poner de manifiesto nuestros patrones culturales. Ahora con las olimpiadas de Río 2016 y el uso de las redes sociales podemos apreciar nuestra idiosincrasia en todo su esplendor (y experimentar con horror cómo nos deja cieg@s).

Alguna vez en esta columna escribí sobre los increíbles beneficios de las copas menstruales, que son unos dispositivos de materiales como silicón quirúrgico que sustituyen a las toallas y tampones.

Me alarma que desde hace meses tengo varios temas pendientes para mis columnas, pero no me siento cómoda escribiendo sobre orgasmos, rupturas amorosas y nuevas masculinidades cuando se respira este hedor sanguinario, misógino y bélico en nuestro país.

Querido Julio: No recuerdo cuándo fue la última vez que te hice una carta, debe tener décadas… Y desde hace varias semanas he pensado en hacerte esta porque de un tiempo para acá vi que te decidiste a hacer todo lo necesario por ser una mejor persona, un mejor ser humano y un mejor hombre.

¿De qué otra cosa puedo escribir en una columna feminista de Puebla, dados los lamentables hechos recientes? Solo de los feminicidios.

En mi asociación Equilátera estamos iniciando un nuevo proyecto: un curso de 10 sesiones para madres e hijas. Desde que cocinamos la idea me entusiasmé muchísimo, y decidí ocupar este espacio para compartirles un poco de esa relación tan compleja y caótica y a la vez tan amorosa y potente como es el de las mamás con sus hijas.

Tenía 14 años la primera vez que pensé que mi misión en la vida era ser psicóloga y dar terapia. Estaba en secundaria y dedicaba mucho de mi tiempo libre a divagar sobre cómo podría ser mejor la vida emocional. Suponía que había una mejor manera de vivirnos y de relacionarnos entre personas.