Desde el balcón

Desde el balcón

Es curioso como uno absorbe las exigencias sociales casi sin darse cuenta hasta que un día llegan a afectar. Estoy viviendo de un modo que antes no me atreví.

Elecciones 2012, de cuentos, relatos y figuras ¿Será miedo o demasiado cinismo? Pobre democracia, ¿qué definición de democracia anula con las más diversas artimañas a candidatos de oposición?

El interés prestado en la actualidad al género como fuente de desigualdad ha traspasado los límites de la academia y se ha insertado en la esfera política.

El aniversario de nuestra constitución se me imagina como el marco perfecto para múltiples reflexiones (ninguna sobre el Super Bowl o alguna versión deportiva).

Nunca me gustó la teoría del fin de la historia y México (el gobierno panista que nos “dirige”) me está dando la razón. La historia no se acaba pero podemos des-escribirla y pareciera que es la meta en nuestro querido país.

La tónica de las políticas públicas ha sido más o menos igual desde hace muchas décadas en la región latinoamericana según las décadas de referencia.

Observar a los jóvenes siempre da materia para pensar, por un lado con nostalgia por nuestra propia juventud y, por otro, en ellos mismos. Más allá de la nostalgia, ver a las nuevas generaciones provoca ideas encontradas.

Para comprender, conocer y aplicar los derechos humanos integralmente y en toda su complejidad, es fundamental que el diálogo en el proceso educativo genere condiciones personales en hombres y mujeres sujetos del mismo, para acceder tanto a conocimientos especializados, como al desarrollo de competencias personales que involucren lo afectivo, lo ético, la sensibilidad humanista y que a su vez hagan posible que las personas se comprometan a profundidad en la realización de la dignidad, tanto de la propia como de la de los demás seres humanos y de la naturaleza.

He llegado al punto de, para no oír el silencio, escucho casi cualquier cosa. Esto me llevó a 5 jornadas casi decepcionantes de ver en TV (con esto de la transparentalidad) sobre el poder judicial, sobre jornadas en la cámara de diputados y el fraude en Coahuila y, sobre las reformas que se están proponiendo en Puebla respecto al pago de pensión alimenticia de los padres desobligados.

El relativismo extremo es siempre conservador porque justifica la falta de opiniones tras conceptos como “culturas o fundamentos religiosos diferentes”, es por eso que uno debe tener suficiente información antes de dar una opinión ya sea a favor o en contra de algún evento o fenómeno social