Deportes

Deportes

Hoy se despide el último ídolo mexicano, hoy le dice “adiós” a las canchas el último “10” mexicano, el héroe y villano de todo el futbol mexicano, de todo aficionado al deporte más hermoso del mundo. Hoy Cuauhtémoc Blanco se despide de la pelota que le dio y le quitó más de lo que cualquier jugador puede contar.

Del 2011 a la fecha, el equipo de la BUAP ha ido perfeccionando su técnica para posicionarse entre los mejores a nivel nacional

“Deportivamente no mejora, entre otras razones, porque es un espléndido negocio tal y como está. Y los espectadores que pedimos una relación más ética, que pedimos mayor rendimiento deportivo, nos encontramos con que tal y como está esta porquería es muy rentable”.

 

El águila y Tonatiuh descendían en la cancha del estadio, y en el terreno de juego, los futbolistas sacaban la casta de guerreros, motivados por su líder: Un morelense de origen y rasgos japoneses: “el último arquero que salió a buscar el balón”, y quién se robó los corazones de todos nosotros a principio de los años 90's. Eran buenas épocas para la Franja y dichosas para su afición, que contemplando la victoria de su equipo le correspondía coreando un cantico con la fuerza de un Imperio, y al unísono del coloso Emperador Cuauhtémoc. (Se los cuento, yo, jugando una cascarita desde el parque de prados agua azul).