Ciencia y Tecnología

Ciencia y Tecnología

Se desarrollan dos proyectos relacionados con la radiación de moléculas de ADN e implementación de campos magnéticos en tratamientos de braquiterapia

A pesar de que la presencia femenina en las universidades ha aumentado enormemente, están todavía insuficientemente representadas en la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas

La palabra pánico es la expresión para describir el miedo intenso, pero en el caso de un ataque de pánico, la experiencia es tan repentina, inesperada e involuntaria que generalmente remite a la formación de fantasías de muerte inminente.

Un equipo internacional de astrónomos ha creado un modelo teórico que permite recrear, de manera amplia y detallada, la formación y evolución del universo. Se llama MultiDark-Galaxies, proporciona un banco de pruebas sin precedentes para las nuevas teorías sobre el cosmos y el acceso a sus bases de datos es libre.

La miocardiopatía de Takotsubo o síndrome del corazón roto es una enfermedad rara y de baja incidencia, donde el estrés crónico y la depresión ocasionados por eventos anteriores estresantes, emocionales o físicos se han relacionado con efectos biológicos negativos, entre los que se incluye la predisposición a este mal.

En la primera etapa del proyecto, los investigadores han encontrado alrededor de 700 especies de flora endémicas.

Kepler-90 es un sistema solar con ocho planetas, situado a dos mil quinientos años luz de la Tierra, descubierto gracias a una red neuronal con habilidades para rastrear y discernir entre pistas falsas y verdaderas

Entre 2012 y 2016 la iluminación artificial nocturna ha aumentado un 9,1% a escala global. Esta contaminación lumínica, producida por una excesiva o mala iluminación, supone un derroche energético que pone en peligro la salud humana y la de los ecosistemas.

Experto de la DCyTIC de la BUAP habla sobre la trascendencia de estas tecnologías, sus riesgos e importancia para la investigación

Hasta ahora se pensaba que la primera explosión que desencadenó el accidente de Chernóbil se debió a un escape de vapor de agua, pero ahora científicos suecos apuntan que fue un chorro de partículas radiactivas las que salieron antes disparadas a gran altura.