Transparencia en tiempos de sismos

Transparencia en tiempos de sismos

Cuauhtémoc Cruz Isidoro

@cuau_cruz

Los sismos del 7 y 19 de septiembre pasados dejaron al descubierto no sólo que la participación ciudadana es fundamental para la reconstrucción del país en momentos de crisis; sino también que una gran parte de los Gobiernos, en sus diferentes niveles, carecen de la confianza ciudadana necesaria para encabezar los trabajos de reconstrucción.

La sombra de la corrupción, de la malversación de recursos, de la utilización de los programas de apoyo con fines distintos a los establecidos –como dirían los spots- o del desvío de toneladas de víveres para su reutilización en posteriores campañas electorales, pesó sobre el apoyo que miles de ciudadanos demostraron en las horas posteriores al movimiento telúrico. Campañas para borrar códigos de barras o escribir mensajes de apoyo como “sello de seguridad” para evitar el desvío de productos, circularon por las redes sociales. En el Centro de Acopio donde apoyé, llegué a escuchar que alguien venía a dejar con nosotros sus donativos “porque no confiaba en nadie más”.

Y no es que la desconfianza ciudadana sea gratuita, pero diferentes actores gubernamentales se han empeñado en reforzar la idea de que la ambición política-electoral pesa más que la atención de las emergencias. Ahí las denuncias que circularon contra el gobierno de Morelos, encabezado por Graco Ramírez, de presuntamente controlar la entrega de apoyos con fines políticos.

Ante ello, la transparencia será fundamental para evitar que todo el apoyo recibido por los Gobiernos sea desviado para otros fines; que las obras de reconstrucción sirvan como espacios para la malversación de los recursos públicos o en beneficio de ciertas empresas constructoras y, en algo clave, poder evitar que se realicen con tan mala calidad que puedan colapsar o sufrir daños en los próximos eventos telúricos.

Foto: Marlene Martínez

Entre las acciones que se podrían poner en marcha están:

-Transparentar los Centros de Acopio: Ante las decenas o cientos de toneladas de víveres recibidos en los diferentes espacios abiertos por los gobiernos, es fundamental que se abra a la ciudadanía la información de cuánto se recibió de cada producto; cuánto y a dónde se envió, así como la evidencia de que fueron entregados a las personas que se necesitan.

-Abrir las cuentas bancarias: Más de un gobierno estatal abrió cuentas en bancos para que la ciudadanía acudiera a depositar apoyos económicos. Al igual que con los Centros de Acopio, será fundamental conocer cuánto se reunió y a dónde se aplicaron esos recursos.

-Procesos abiertos en las obras de reconstrucción: De cara a las obras que se realizarán tanto en edificios públicos como de apoyo a la ciudadanía, será clave que los gobiernos transparentes los procesos de licitación, los criterios de selección de las empresas constructoras, los montos destinados, y los materiales utilizados, así como la calidad de los mismos.

-Información en datos abiertos: Los gobiernos deberán poner a disposición de los ciudadanos en formatos abiertos y con herramientas digitales para su reutilización información de interés público relacionada con protección civil y de los servicios de emergencia de cara a fenómenos naturales próximos. Por mencionar algunos, mapas de alertas sísmicas en operación o mapa de escuelas con daños estructurales o menores ocasionados por los sismos.

La transparencia será un elemento clave que permitirá la vigilancia ciudadana en los trabajos de reconstrucción. Los Gobiernos tienen en sus manos la oportunidad de recuperar un poco de credibilidad y confianza ciudadana demostrando que son capaces de canalizar los apoyos y acciones de reconstrucción de una manera transparente para evitar cualquier mal uso a los recursos tanto físicos como los víveres y materiales, como económicos. Los sismos dejaron grandes lecciones, esperemos que los gobiernos tomen nota de algunas de ellas.

Cuauhtémoc Cruz Isidoro, comunicólogo por la IBERO Puebla y maestrante en Periodismo Político por la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Actualmente es responsable del Observatorio de Transparencia Con los Ojos Abiertos de la IBERO Puebla y es Secretario del Capítulo Puebla de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI Puebla). Se ha especializado en derecho a la información. Chiva y blaugrana de corazón.

NO COMMENTS

Leave a Reply