Sexismo, misoginia y racismo en el cine mexicano comercial contemporáneo

Sexismo, misoginia y racismo en el cine mexicano comercial contemporáneo

Una investigación impulsada por MIC Género revela que en 80% de los filmes hay comentarios sexistas y agresiones sexuales naturalizadas

Escena de la película Qué culpa tiene el niño
Ámbar Barrera

@Dra_Caos

En el cine mexicano las mujeres son representadas en su mayoría con estereotipos: jóvenes, blancas, preocupadas sobre todo por su edad, su cuerpo o sus relaciones amorosas. Además, en la trama de 80% de los filmes hay comentarios sexistas y las agresiones sexuales son naturalizadas y tomadas como “graciosas”.

Estas afirmaciones son resultado de un análisis realizado a las diez películas mexicanas más taquilleras (con espectadores en México y Estados Unidos) entre 2013 y 2016, y publicadas en el libro Representaciones de género en la Industria Audiovisual, un proyecto de investigación recientemente publicado por quienes organizan la Muestra Internacional de Cine con Perspectiva de Género (MIC género).

La semana pasada la cartelera del MIC Género estuvo en Puebla. Y como parte de sus actividades el sábado 26 de agosto se presentó dicho libro en Workósfera (5 oriente 612, Puebla).

El libro está dividido en tres partes: un análisis de las diez películas mexicanas más taquilleras de los últimos cuatro años, entrevistas a activistas, periodistas y trabajadoras por los derechos de la mujer, y una sección de ensayos especializados en cine y género.

Escena de la película No se aceptan devoluciones
Cine sin mujeres 

El análisis de las representaciones de género en el cine mexicano fue realizado por las investigadoras Taluana Wenceslau, maestra en Derechos Humanos y Género, y Georgina Sticco, maestra en Relaciones Internacionales e Investigación Regional, con el apoyo de la organización GROW (Consultoría de Género y Trabajo).

Las diez películas analizadas fueron (en orden de más a menos espectadores): No se aceptan devoluciones (2013), Nosotros los Nobles (2013), Qué culpa tiene el niño (2016), No manches Frida (2016), Un gallo con muchos huevos (2015), La dictadura perfecta (2014), Cásese quien pueda (2014), Treintona, soltera y fantástica (2016), Cantinflas (2014) y A la mala (2015).

Algunos de los principales resultados del análisis fueron los siguientes:

  • Hay escasa participación de las mujeres en los principales roles detrás de cámaras: Ninguna de las películas analizadas fue dirigida por una mujer. En estas producciones hay 3.7 hombres por cada mujer
  • De todos los personajes, el 37% son mujeres y el 63% son hombres, lo que se considera una subrepresentación de las mujeres pues en el país las mujeres representan el 51.4% de la población total
  • Lo mismo sucede con la etnia y la raza, ya que mientras en la realidad del país las mujeres de piel blanca representan tan solo el 12.2%, en el cine el 70.2% de los personajes femeninos son blancas y mientras que en los roles protagónicos hay mayor porcentaje de hombres mestizos (50%), en roles protagónicos de mujeres el 100% es de piel clara
  • El 80% de los personajes que reciben comentarios sexualizantes sobre su aspecto son mujeres
  • Las representaciones corporales refuerzan estándares estrictos de la apariencia femenina, sobre todo los relacionados al peso, ya que 60% de los personajes femeninos son delgados frente a un 70% de los masculinos que tienen un peso promedio o incluso superior
  • En el 50% de las películas de abusa de la exhibición de mujeres desnudas parcialmente
  • En el 40% de las películas ocurrieron casos de acoso sexual tratado como “gracioso” y que por lo tanto lo naturaliza
  • Las mujeres y las personas mestizas son menos propensas a ser representadas ocupando puestos laborales más cualificados o de mayor jerarquía
  • Hay un refuerzo de estereotipos de género negativos. En 80% de las películas aparecen comentarios sexistas sin problematizar
  • Hay un empleo constante de términos asociados a la homosexualidad masculina como insulto

Las conclusiones del estudio arrojan que es necesario el impulso y apoyo económico para los proyectos cinematográficos de directoras, guionistas y productoras mujeres, así como erradicar los estereotipos en el cine que toleran o fomentan la violencia contra la mujer y la población LGBTTTI.

 

Las entrevistas y los ensayos

El libro Representaciones de género en la Industria Audiovisual incluye entrevistas a Cynthia Ottaviano, defensora del público de servicios de comunicación audiovisual (Argentina), Anna Serner, CEO del Instituto Cinematográfico Sueco (Suecia), Lucía Lagunes, directora de Comunicación e Información de la Mujer (México), Amal Ramsis, fundadora del primer festival de cine de mujeres en el mundo árabe, el Cairo International Women’s Film Festival (Egipto), Chus Gutiérrez, cineasta, actriz y escritora (España) y a Adán Salinas, director de MIC género (México).

En las entrevistas, las expertas hablan sobre su trabajo, cómo se insertan los temas de género en cada una de las organizaciones en las que han estado y cuáles son las acciones que hace falta tomar para disminuir la discriminación y la brecha de género en el cine y en general, en la industria audiovisual y los medios de comunicación.

En la tercera parte del libro se comparten cuatro ensayos académicos. En el primero, Barbara Zecchi, actual docente de la Universidad de Massachusetts, hace un análisis sobre cómo puede definirse y hablarse del legado de las mujeres en el cine.

En el segundo, Santiago Fouz-Hernández, catedrático de la Universidad de Durham en Reino Unido, habla de la representación de las masculinidades en el cine, la televisión y la publicidad,  sobre todo de las que designan a hombres homosexuales.  

El tercero y cuarto fueron escritos por Jesús Alberto Cabañas Osorio, doctor en Historia del arte, quien hace un análisis sobre el cine de ficheras y el cine de cabaret en México.

Escena de la película Cásese quien pueda
Contexto del libro

Adán Salinas, director de MIC género contó durante la presentación del libro que el proyecto nace cuando, en su búsqueda de datos concretos sobre la brecha de género en la industria audiovisual para replantear los objetivos del festival de manera sustentada, encontraron muy poca biografía sobre el tema y mucho menos en español.

El año pasado el MIC género estuvo presente en Argentina. Ahí, en colaboración con distintas ONG´s de dicho país, se realizó un breve análisis sobre el género y sus representaciones en la industria audiovisual y posteriormente decidieron replicar el proyecto a mayor escala para México, lo que incluyó la impresión y distribución de un libro.

El MIC género buscó el apoyo de las instituciones gubernamentales especializadas en temas de género y al final la investigación y la producción del libro se dio gracias a la Fundación Ford, el Alto Comisionado para los Derechos Humanos en México y la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.

—Fue muy enriquecedor hacer el libro pero nosotros (MIC género) no podríamos seguir haciendo este tipo de cosas porque se desdibuja la visión del festival —dijo Adán Salinas-. Es importante haberlo hecho pero este tipo de investigaciones debería ser proporcionada por nuestras instituciones: el INEGI, Inmujeres, Conapred y Conavim, por ejemplo.

Representaciones de género en la Industria Audiovisual está a la venta en Profética, casa de lectura (3 sur 701, Puebla) y en la Ciudad de México es distribuido por Educal, Fondo de Cultura Económica, Librerías El Sótano y Gandhi.

 

3 COMMENTS

  1. Qué curioso que analizaron lo que la gente más consume. ¿Será lo mismo con el cine mexicano independiente? Estoy segura que ahí la cifras se modifican.
    Y me encanta que expongan estos temas de género porque, 1: personalmente estoy harta de ver mujeres desnudas (o al menos parcialmente) a la menor provocación. 2: basta de un cine tan superficial súper distribuido y apoyado, con temas tan plásticos como las cabezas que suelen ir a llenar las salas del cine.
    Ojalá esto sea otro empujón a los guiones, personajes, y roles de calidad, pues talento mexicano sobra, sin importar su género; hagamos que tomen fuerza historias que trasciendan y no sólo las que a su simple humor convenzan.

  2. El cine méxicano mas comercial es apoyado por televisa principalmente. Es obvio que recurra a estereotipos denigrantes o clasistas.
    El cine es un espejo; y este estudio no analiza el contexto de las historias. Muchas veces se muestran el clasicismo no para promover sino para evidenciarlo. Por lo tanto es inconcluso. Segundo el cine mas que educar debe ser congruente con la narración, aquí también falla el cine nacional mas comercial. A excepción de Estrada, realizador que aparece dentro de las películas analizadas.

Leave a Reply