Puebla se convertirá en el décimo segundo municipio más endeudado del país

Puebla se convertirá en el décimo segundo municipio más endeudado del país

Foto: Twitter Luis Banck.
Samantha Páez

@samantras

Con el crédito por 300 millones de pesos para el ayuntamiento de Puebla -que aprobó la Comisión de Hacienda del Cabildo poblano– aumentará en 64.5% la deuda pública, y la capital del estado pasaría a ser el décimo segundo municipio más endeudado de México, según el Centro de Estudios de Finanzas Públicas (CEEP) de la Cámara de Diputados.

Durante los próximos diez meses el municipio tendría que pagar mensualmente 30 millones de pesos por el préstamo para seguridad y 2 millones de intereses, además de los 6 millones que paga al mes por deudas acumuladas de otras administraciones.

La deuda pública es como cualquier crédito: se tienen que pagar intereses y hay plazos definidos para cubrir el monto total, la diferencia es que la deuda se paga con el dinero que es para todos los habitantes de la ciudad, pero sin tomar en cuenta su opinión. Entonces si se adquiere una deuda más, que sería como pagar un coche también a crédito, por el tiempo que se tengan que pagar las mensualidades se tendrán menos recursos para otras necesidades.

Con la solicitud de este crédito, Luis Banck incumple con el Presupuesto de  Egresos  2017, donde estableció que no se consideraría “la contratación de nuevos créditos que formen parte de Deuda Pública municipal”, y que por el contrario se buscarían ahorros presupuestales.

Para Alejandro Chávez Palma, doctor en Economía de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), es grave que la nueva deuda municipal no se destinará a temas sociales, como la dotación de servicios prioritarios, sino que “es con el fin de afrontar dos puntos prioritarios en donde las autoridades están prácticamente rebasadas: la evidente crisis de inseguridad que se profundizó desde el sexenio pasado y la falta de mobiliario urbano en la capital”.

Nueva deuda

El 5 de agosto pasado la Comisión de Hacienda del Cabildo de Puebla aprobó solicitar un crédito por 300 millones de pesos a pagarse en siete años, de los cuales 120 millones serán para Seguridad Pública y 180 millones para pavimentación.

En un inicio el alcalde Luis Banck propuso endeudar al municipio por 2 mil millones de pesos, pero el monto se redujo primero a 800 y luego a 300 millones debido a la oposición de los regidores del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

De acuerdo con el artículo 2 de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, vigente desde abril de 2016, cualquier financiamiento aun si es a corto plazo se considera deuda pública; sin embargo el Ayuntamiento niega que se trate de deuda, sino que lo cataloga como crédito.

Otra cuestión que menciona la Ley de disciplina es que las obligaciones a corto plazo no necesitan aprobación del Legislativo, por lo tanto sólo es necesario que el nuevo endeudamiento tenga el aval del Cabildo.

En caso de que se vote a favor de la línea de crédito,  la deuda pública de la capital poblana se incrementará 64.5%, al pasar de  465.2 millones –de acuerdo con el Registro único de obligaciones y empréstitos del estado de Puebla al segundo trimestre de 2017- a  765.2 millones.

Con esta nueva deuda Puebla se ubicará en el lugar 12 en el ranking municipal, considerando el informe “Obligaciones Financieras de los Municipios de México al Primer Trimestre de 2017”, publicado por el CEEP en junio de 2017. Actualmente el municipio es el lugar 23 en endeudamiento.

Los municipios con más deuda en todo el país son Tijuana, Baja California, con una deuda de 2 mil 709 millones; Guadalajara, Jalisco, con 2 mil 236 millones; Monterrey, Nuevo León, con mil 980 millones; Hermosillo, Sonora, con mil 692 millones, y León, Guanajuato, con mil 323 millones.

Deuda contradice Plan Municipal

En el capítulo VI del Presupuesto de Egresos del Ayuntamiento de Puebla, referente a deuda pública, se indica de forma textual: “para el ejercicio fiscal 2017, esta Gestión no considerará la contratación de nuevos créditos que formen parte de Deuda Pública municipal”, puesto que uno de los objetivos del Plan Municipal de Desarrollo de la Administración Municipal 2014-2018 es “Fortalecer las finanzas públicas municipales sin recurrir al endeudamiento”.

De igual forma, en el presupuesto 2017 se dice que la prioridad para la administración municipal es “ejecutar acciones permanentes  vinculadas a potenciar el bienestar ciudadano”, para ello se daría prioridad al pago de la deuda pública existente, así como a las cuestiones referentes a pavimentación, Protección Civil, combate a la pobreza, seguridad, mejora de servicios públicos, transparencia, desarrollo turístico y competitividad.

Sin embargo, con el nuevo crédito sólo se atenderán dos de las cuestiones prioritarias: seguridad y pavimentación, dejando de lado el resto de los rubros.

Otra cuestión es que con el endeudamiento de 300 millones de pesos el monto de la deuda pública superará en 36.2% el presupuesto de las dependencias que llevan los temas que habrían de privilegiarse durante este ejercicio fiscal.

En el tema de infraestructura no estamos de acuerdo (la fracción del PRI), porque si bien es un tema importante el de las pavimentaciones no es un tema apremiante, no es un tema de imperiosa necesidad, y aparte tenemos presupuestos millonarios tanto para pavimentaciones como para bachetón, 100 millones para cada uno.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos municipal el monto asignado para Gobernación, Desarrollo Social, Desarrollo Urbano y Sustentabilidad, Desarrollo Económico, Transparencia, DIF municipal y Turismo suma 561.9 millones de pesos; mientras que la deuda será de 765.2 millones.

Deuda no es para temas prioritarios

Chávez Palma, del Observatorio sobre Desarrollo Regional y Pobreza de la BUAP, criticó que el crédito no se destine a equipamiento urbano prioritario, como la dotación de agua potable o drenaje en zonas de alta marginación -que hubieran beneficiado a las 732 mil 154 personas que viven en pobreza y 110 mil 12 en pobreza extrema, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El especialista confió en que con la Ley de Disciplina Financiera y Fiscal el Legislativo federal ponga freno al endeudamiento de los municipios y se vigile de forma más eficiente que los recursos se utilicen para inversión pública productiva “y no en precampañas presidenciales”.

Por su parte el regidor Iván Galindo Castillejos sostuvo en entrevista vía telefónica que si bien los 120 millones de pesos para seguridad sí son necesarios, los 180 millones para vialidades no se justifican, debido a que ya se tiene un presupuesto tanto para bacheo como pavimentación de calles. Además de que en pocos meses se entrará en la discusión del presupuesto para 2018.

—En el tema de infraestructura no estamos de acuerdo (la fracción del PRI), porque si bien es un tema importante el de las pavimentaciones no es un tema apremiante, no es un tema de imperiosa necesidad, y aparte tenemos presupuestos millonarios tanto para pavimentaciones como para bachetón, 100 millones para cada uno.

Aunque la deuda por 300 millones de pesos ya tiene el visto bueno de la Comisión de Hacienda del Cabildo, falta que la propuesta se apruebe la próxima sesión de Cabildo que se prevé para esta semana.

Deuda Municipal Puebla by Lado B on Scribd

NO COMMENTS

Leave a Reply