Pareja cholulteca traduce al español cuentos de hadas del siglo XIX

Pareja cholulteca traduce al español cuentos de hadas del siglo XIX

Ámbar Barrera

@Dra_caos

Sol González es ingeniera en sistemas aunque siempre quiso involucrarse en algo relacionado a las Letras. Como ávida lectora, desde muy joven acudía a la gran Biblioteca Pública José María Pino Suárez en Villahermosa Tabasco, de donde es originaria, y cuando creció, sus primeros sueldos sirvieron para comprar libros en librerías de la Ciudad de México.

Desde hace un año ella y su esposo Agustín Fest se encargan de buscar archivos digitales de cuentos de hadas que fueron compilados a lo largo del siglo XIX para traducirlos al español, maquetarlos junto a sus ilustraciones originales y publicarlos a costos accesibles a través de Amazon.

La inquietud sobre los cuentos de hadas surge cuando Sol, en alguna de sus compras con aquellos primeros sueldos, encontró algunos títulos de una vieja colección de cuentos de hadas del siglo XIX y que para su desgracia, ya estaban descontinuados para cuando tuvo la oportunidad de buscar la colección completa. Se trata de La colección de colores de Andrew Lang, una vasta compilación de cuentos de hadas realizada por el autor escocés.

Agustín animó a Sol a buscar y traducir al español los textos originales de manera digital, a través de distintas plataformas que permiten la descarga e impresión de libros como el proyecto Gutenberg o Internet Archive.  

Nos interesa que se vuelvan a conocer esos cuentos porque lamentablemente con Disney los cuentos originales ya no se conocen

–Nos interesa que se vuelvan a conocer esos cuentos porque lamentablemente con Disney los cuentos originales ya no se conocen –dice Sol en entrevista con LADO B— Nuestra pequeña editorial somos nosotros dos (Agustín y ella) traduciendo y poniendo a disposición para las personas a quienes les interese, como a nosotros.

Sol se encarga de buscar los textos y traducirlos, para que después Agustín, que estudió Letras Inglesas, le ayude a corregirlos. Este proyecto es posible ya que los textos e ilustraciones que Sol ha encontrado están libres de derechos.

El libro azul, el primero de La colección de colores aún sigue en proceso de armado, pues Sol ha encontrado 38 cuentos que pertenecen a ese volumen y la revisión de la traducción lleva tiempo.

Sol cuenta que Andrew Lang fue un compilador con la misma importancia que los hermanos Grimm en el siglo XVIII, sobre todo porque Lang tuvo a su favor que en la época el precio del papel bajó y además se le comenzó a dar mucho peso a los cuentos infantiles, lo que permitió que sus compilaciones fueran vastas aunque actualmente sean muy difíciles de encontrar y más aún en español.

Imagen: Cortesía.

–El libro azul incluye una versión de la bella durmiente. El cuento que todos conocemos termina cuando la bella durmiente despierta con el beso, pero la versión original sigue donde ella está despierta, su suegra es un troll y la quiere matar, tratan de cocinar a sus niños… Así hay otras versiones distintas y algunas incluso no terminan bien.

Mientras Sol buscaba los cuentos para El libro azul, también encontró muchos otros cuentos ilustrados de la misma época (mediados y finales del siglo XIX), y eso abrió la posibilidad para hacer traducciones y ediciones a la par del proyecto original.

Ahora, después de un año, esta pareja residente de Cholula ha publicado 15 libros que compilan cuentos de hadas de autores como Walter Crane, Mary Hayes Davis o Charles H. Benett, autor victoriano y uno de los primeros ilustradores de libros infantiles.

Estos otros cuentos son considerados por Sol como joyas de la literatura clásica que ella nunca había leído antes, incluso descubrió que un cuento de Benett, La rana quería ir de fiesta, fue traducido por el poeta colombiano Rafael Pombo como un poema, ya que el original es “una versión en verso de una rima”.

–Nuestra versión más… diferente, fue la de Viejos cuentos chinos, que es un libro más grande que el resto, que suelen contener sólo tres cuentos, este tiene 30 cuentos más o menos, y fue una de las primeras veces que se tradujeron cuentos y fábulas chinas al inglés.

Así como Sol busca las versiones originales de los cuentos, también se da a la tarea de buscar las ilustraciones originales que acompañaban a cada uno de los textos que sean libres de derechos de autor y en alta resolución. Muchas de estas imágenes las ha tenido que limpiar para que puedan visualizarse correctamente en todos los dispositivos electrónicos, respetando si las originales eran a color, en blanco y negro o con ciertos decorados específicos.

Todo lo que Sol y Agustín han traducido ha sido publicado bajo el sello de Ediciones 3 demonios (el nombre que eligieron para su proyecto independiente) y está disponible a bajo costo a través de la plataforma de Amazon con la posibilidad de obtener la versión impresa, además de vez en vez han regalado las descargas de diferentes libros por tiempo limitado en Kindle, el lector de libros electrónicos de Amazon. En los próximos días están por lanzar la última descarga gratis del año y la anunciarán en su página web de Ediciones 3 demonios.

Ediciones 3 demonios era originalmente el blog personal de Sol. En algún momento ella lo abandonó pero decidió rescatar el dominio y el nombre para este nuevo proyecto.

–El nombre me gustaba mucho, significa todos los demonios que traemos dentro, las cosas que queremos hacer, los sueños que son muchos y normalmente mantenemos como un monstruo que todo el tiempo te dice que los necesitas hacer, algo que persigues todo el tiempo…

Parte de la investigación de Sol saca a la luz datos interesantes sobre el contexto y el trasfondo de cada autor o cada cuento. Ella explica que es interesante saber si una historia se han hecho pasar una historia viejas sólo para vender productos, dar un mensaje político o hablar de las aspiraciones que querían infundirse en la época. Ese tipo de datos se reflejan en notas al pie de página en los libros o en entradas de blog en su página web.

–Hay historias muy viejas y acarrean muchas enseñanzas. Puedes encontrar por ejemplo el cuento Santita dos zapatos o en inglés Goddy two shoes, que esa frase es muy común, en inglés, decir que alguien es muy “goody two shoes”, es decir que es demasiado buena y cae en lo santurrón. Esa expresión viene originalmente del cuento con el mismo nombre, es interesante saber de dónde viene.

Sol y Agustín planean continuar con el proyecto y mientras logran lanzar uno a uno los tomos de la Colección de colores seguirán traduciendo y publicando otras compilaciones y diversificando su trabajo, como por ejemplo, con una serie de cuentos hawaianos.  

–Mi parte recreativa del día es pasarme viendo cuáles son los títulos y dónde se pueden conseguir las ilustraciones a mejor resolución o dónde conseguir un catálogo, porque hay grandes bases de datos pero sin índices. La traducción ha resultado práctica para mí y me llena el hecho de terminar un libro, verlo publicado y hacerle promoción.

NO COMMENTS

Leave a Reply