Con Océano interno rinden homenaje al dramaturgo Alejandro Ferrero

Con Océano interno rinden homenaje al dramaturgo Alejandro Ferrero

Foto: Cortesía
Josué Cantorán

@josuedcv

En homenaje al dramaturgo poblano Alejandro Ferrero (1945-2013), cuya obra es de difícil acceso porque no se encuentra compilada, la compañía Alter Ego Teatro presentará Océano interno este jueves 17 de agosto a las 20 horas en las instalaciones del centro para las artes TETIEM (3 Norte 4248, Morelos).

El texto del creador local, fallecido hace cuatro años en esta ciudad, cuenta la historia de Gabriel, un niño que ha permanecido toda su vida en cautiverio dentro de una habitación donde su madre le inventa historias sobre seres mitológicos que viven en el exterior y se encuentran acechándolo, excusa que aprovecha para mantenerlo encerrado. La rutina de estos se trastoca cuando llega a la casa el padre del chico con la intención de conocerlo.

Dicha obra, estrenada en 1986 con una dirección del propio Alejandro Ferrero, hoy día es prácticamente desconocida ya que al dramaturgo no le interesó en vida publicar sus textos dramáticos, así que, según explicó el director de este nuevo montaje, Eloy Castrillo, en 2017 “pasa por inédita”.

–Es muy bueno que se escojan textos de dramaturgos locales –explicó Castrillo en entrevista con LADO B– no por una cuestión regionalista pero, en el caso de la obra de Alejandro, que tiene hoy día una difusión complicada, sí me interesó retomar el texto porque muy pocos la conocen.

Foto: Cortesía

La pieza, protagonizada por la joven actriz Dayanne Carrasco (Gabriel) y los ya experimentados actores Loren Figueras (madre) y Alejandro Carranza (padre), es además un esfuerzo de la compañía de teatro por incentivar el conocimiento de la historia del teatro en Puebla, que muchas veces pasa desapercibida incluso para el propio gremio.

–Es importante –añadió– conocer la historia del teatro en Puebla y reconocer que antes de todos los nuevos creadores hubo otros que crearon un teatro muy especial y específico en otra época, y no pensar que la dramaturgia en Puebla se inició hace diez o cinco años.

La obra de Ferrero, añadió Castrillo, es atemporal porque los temas abordados pueden permanecer vigentes, al tratarse de sentimientos humanas como el rencor, el poder o la posesión a través del amor.

Montada en un tono realista característico de la pieza, Eloy Castrillo buscó que la obra de 70 minutos reprodujera el sentimiento de impotencia e impacto que le produjo el texto al leerlo por primera vez.

–Todo nace cuando el texto llegó a mis manos –contó–, ya sabía de su existencia pero no había podido leerlo hasta que me ayudaron a conseguir un libro donde estaba publicado. Al acercarme al final me causó una sensación muy fuerte de tristeza e impotencia. Me impactó mucho cómo el dramaturgo resolvió el final y quise reproducir la sensación que me causó para que el púbico se estremeciera como yo lo hice al leerla.

Después de esta función, Océano interno tendrá una temporada con sede y fechas aún por confirmarse. Por la violencia expuesta en el montaje, se admite sólo a mayores de 15 años.

NO COMMENTS

Leave a Reply