Observan eclipse solar en telescopios construidos por estudiantes

Observan eclipse solar en telescopios construidos por estudiantes

Se trata de un programa de la BUAP para que escuelas, organizaciones y comunidades puedan difundir los avistamientos astronómicos

Aranzazú Ayala Martínez

@aranhera

Desde las 11 de la mañana, antes de la hora marcada para que la luna eclipsara al sol, se erguían varios telescopios en la plancha del zócalo de Puebla.

Los telescopios nacieron en el programa “Del aula al universo”, del taller de óptica de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas (FCFM) de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), que coordina el Doctor Alberto Cordero Dávila.

Desde hace seis años científicos y alumnos de la BUAP construyen en conjunto telescopios para escuelas y asociaciones civiles

La iniciativa se enfoca en construir en la universidad, entre científicos y estudiantes, telescopios que después son llevados a escuelas, organizaciones y comunidades para difundir los avistamientos del cielo.

El 21 de agosto fue un día especial para los estudiantes y sus telescopios, porque por primera vez fueron utilizados en público, y a disposición de cualquier persona que quisiera observar el eclipse parcial de sol. El disco solar se cubrió en un 25% y a través de los telescopios era posible ver cómo un círculo negro tapaba una parte del sol.

“Lo que hacemos es que cada vez que hay un fenómeno como estos, cada vez que hay un huateque, pues salen”, dijo el Doctor Cordero sonriendo, mientras cada vez más gente hacía fila para utilizar los equipos creados en la BUAP. “Como ves, mucha gente de todo tipo que anda en la calle simplemente se asoma a ver el eclipse, esta es la idea de hoy, hoy es el eclipse parcial de sol”.

Desde hace seis años los científicos de la BUAP han construido junto con grupos de estudiantes, varios telescopios para escuelas y asociaciones civiles. El programa funciona así: los estudiantes ponen una parte del recurso; la escuela que recibe el telescopio, otra, y la universidad el resto.

Aunque la mayor parte de la construcción del instrumento astronómico es hecha por los estudiantes, hay algunas piezas y mecanismos que son trabajo altamente especializado. Esas son hechas por técnicos que, explicó el Doctor Cordero, tienen décadas de experiencia.

Antes de que el telescopio llegue a la escuela u organización correspondiente se da una capacitación intensiva de tres noches

“Ellos (los jóvenes) terminan el telescopio. Digamos, esto es como su hijo; lo quieren mucho porque es su hijo”, dijo el científico.

Antes de que el telescopio salga de la BUAP y llegue a la escuela u organización correspondiente se da una capacitación intensiva de tres noches, con un curso práctico de astronomía para que la gente aprenda a identificar y encontrar las cosas en el cielo.

El programa “Del aula al universo” instaló además telescopios en la explanada de Rectoría de Ciudad Universitaria. En el centro de la ciudad había también otros estudiantes de la BUAP presentando experimentos interactivos de óptica.

Al avistamiento colectivo llegaron otras personas de manera individual, astrónomos aficionados que llevaron sus propios telescopios y se sumaron al evento que se extendió hasta pasadas las dos de la tarde, después del punto máximo del eclipse.

NO COMMENTS

Leave a Reply