Luis Ricardo, entre monos y collage

Luis Ricardo, entre monos y collage

Efímero – Luis Ricardo
Ámbar Barrera

@Dra_caos

Mi sueño es publicar algún día en el New Yorker. Ya me han rechazado dos veces, a Tom Toro lo rechazaron 41 veces y al antiguo editor lo rechazaron durante dos años seguidos, entonces siento que ya estoy en el camino, me faltan 39 rechazos. A lo mejor me tardo 20 años pero sé que lo puedo hacer. Además, el rechazo es una gran terapia dice Luis Ricardo.

Luis Ricardo Ramos es profesor, cineasta y siempre ha sido dibujante. La primera exposición de Luis Ricardo fue en diciembre de 2016 y antes de eso nunca imaginó que expondría sus dibujos en una galería, de hecho, él aseguraba que sería “la primera y la última”. Ocho meses después inauguró su segunda exposición y se prepara ya para la tercera.

Desde el 5 y hasta el 15 de agosto estará expuesta en el Restaurantero Anarquista (16 de Septiembre 1509, Puebla) Cómo contar un chiste, muestra que consta de 15 viñetas de humor que Luis Ricardo ha dibujado a lo largo de 13 años de manera intermitente, y el jueves 24 de agosto inaugura en la Alianza Francesa B. Por debajo del agua, muestra de una faceta nueva de su trabajo con pintura, vídeo, animación y collage.

Luis Ricardo, monero

Todos podemos aprender. Yo he dicho barbaridades. En el texto de sala explico que quité un chiste de la exposición, el de una mujer como africana sin un brazo y una pierna y de la que comentan que es “la mujer que se anda comiendo el jefe”, porque es muy ofensivo, misógino y racista.

En los monos uno tiene que ser preciso, súper preciso. Cada idea tiene, tal vez, una sola resolución posible que funcione perfecto, entonces el proceso debe ser muy cerebral. En la pintura es al contrario, es instintivo

Fue desde 2004 que Luis Ricardo se asumió como “monero de internet”, tenía un blog que era “bastante visitado”, donde escribía anécdotas, pensamientos y compartía sus monos, pero en 2006 lo usó para hablar bien del Peje “y todo se vino abajo”.

El monero José Hernández le enseñó a Luis Ricardo a hacer chistes por ahí de 2006, en un taller que ofreció en Puebla. Sobre todo, de él aprendió los chistes que tienen que ver con las palabras, “chistes lingüísticos” como les dice Luis, pero los chistes que más le gusta hacer ahora son los chistes visuales.

Hace unos meses, Luis Ricardo comenzó a publicar sus viñetas en LADO B, lo que despertó en él de nuevo la pasión por los monos (antes de eso, el dibujo de cartones había sido poco constante), y desde entonces busca ver cartones y viñetas todos los días, mientras lucha por conquistar alguna página del New Yorker.

Luis Ricardo ofrecerá un taller gratuito de monos este sábado 12 de agosto a las 12 del día, en el marco de su exposición en el Restaurantero Anarquista, abierto a todo público, en el que enseñará trucos para inventar historias y chistes para aplicarlos después en el ámbito visual.

Todos tenemos un modo creativo de pensamiento, ese es el que hay que explotar. En particular trabajaremos sobre las ideas visuales, por ejemplo ver qué otros usos puede tener un objeto, como pensar… si un auto usa llantas de hule, ¿con qué otra cosa puede ir? Con galletas, con donas… esa es una idea de cartel. ¿Qué otra cosa puede ir sobre unos hombres que no sea una cabeza? Pensar en el oficio más extraño que podría haber en una biblioteca, la cosa más extraña que podrían vender en la calle, etcétera.

Las técnicas y ejercicios que Luis Ricardo enseñará provienen de herramientas de creatividad usadas en el cine para escribir guiones y aprovechar cualquier material o locación con los que se cuente. Como cineasta, Luis Ricardo explica que mientras en el cine existe todo tipo de limitaciones, en el dibujo no. Cualquier paisaje, personaje o situación es posible.

Algunas de sus referencias en su trabajo como monero son el monero Hernández, Montt, Jis y Los Dibujitos.

Kodachrome – Luis Ricardo
Luis Ricardo, artista contemporáneo

Entre las cosas que ha estado haciendo en su tiempo libre, Luis Ricardo tomó clases de pintura en la Casa de Estudios Artísticos, con el artista guerrerense Miguel Escabernal, tomando como base el trabajo de Vasili Kandinski, importante pintor abstracto del siglo XX, y su estudio sobre la composición y el equilibrio en relación con el uso del color.

A raíz de ese taller, Luis Ricardo produjo unos 30 collages con acuarela y gouache, también inspirado en el trabajo del artista catalán Rai Escalé.

En los monos uno tiene que ser preciso, súper preciso. Cada idea tiene, tal vez, una sola resolución posible que funcione perfecto, entonces el proceso debe ser muy cerebral. En la pintura es al contrario, es instintivo.

Estos collages, un video y una pequeña animación se incluirán en B. Por debajo del agua, exposición que se inaugurará el jueves 24 de agosto en la Alianza Francesa (2 sur 4920 Col. San Baltazar Campeche, Puebla), donde Luis Ricardo planea realizar un performance.

La exposición lleva ese título, primero porque conocí la acuarela y el gouache que son medios húmedos. Segundo, porque ese trabajo de creación sucedió de modo un poco automático, como si fuera con el cerebro “b”, un cerebro que no habla, no calcula, no es muy inteligente, digamos, pero que dibuja, pinta y hace collage bastante bien.

NO COMMENTS

Leave a Reply