Investigadores de la BUAP, contra el cambio climático

Investigadores de la BUAP, contra el cambio climático

Gladys Linares
Foto: Marlene Martínez
Aranzazú Ayala Martínez

@aranhera

Este año el cambio climático volvió a ocupar el centro de la opinión pública y sus consecuencias y existencia han vuelto a ser cuestionadas, dados los recientes cuestionamientos del presidente estadounidense Donald Trump negando que sea una realidad.

Sin embargo, las modificaciones al clima, producto de la actividad humana, existen al menos desde 1930, según explica la doctora en estadística Gladys Linares, investigadora de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

¿Y qué tiene que ver la estadística con el cambio climático?

La doctora Linares explica que desde hace más de quince años en la BUAP se ha trabajado el tema de análisis de captación de carbono en algunas regiones del estado de Puebla, con un enfoque integral vinculando varias ramas de la ciencia.

El dióxido de carbono es uno de los gases de efecto invernadero que más afectan al calentamiento global. Este no sólo está en la atmósfera de manera natural sino que lo produce la quema de combustible, quema de bosques y procesos industriales. Pero las plantas, durante el proceso de captación y almacenamiento de carbono, ayudan a reducir las emisiones de dióxido de carbono.

Dentro del Departamento de Investigación en Ciencias Agrícolas (DICA) de la BUAP se han dirigido siete tesis de maestría y doctorado en el marco de los estudios del cambio climático.

Donde más ha avanzado el equipo de siete investigadoras e investigadores del DICA es en el área de Teziutlán; desde la década de los 90 se empezó a trabajar en la zona con el tema de captación de carbono a nivel de suelo y también de hojarasca. Además se han hecho varios estudios y recolección de datos en la zona de la Malinche.

Casi 20 años después los especialistas de la BUAP volvieron a tomar muestras y actualmente trabajan en un modelo estadístico para poder comparar y saber si se ha modificado la captación de carbono y en qué medida.

Foto: Marlene Martínez

La doctora Gladys dice que eso no es fácil. Para hacer los cálculos no se trata simplemente de restar la cantidad inicial a la encontrada 20 años después y listo. Lo que se hace es análisis estadístico con modelos que toman en cuenta predicciones, hipótesis y múltiples variables.

Actualmente la BUAP también está trabajando con imágenes satelitales, mediante las cuales hacen los cálculos de captación y mitigación no sólo directamente en el suelo sino en las copas de los árboles y arbustos. El follaje es uno de los reservóreos de captación de carbono dentro de la naturaleza.

Lo que se está haciendo desde la parte estadística es calcular con ecuaciones de regresión y factores climáticos los cambios en la captación de carbono.

El cambio climático, un fenómeno multidisciplinario

Aunque el trabajo de una parte de los científicos del DICA empezó enfocado en los suelos, terminó por entrar de lleno al tema del cambio climático. Poco a poco se fueron integrando más especialistas, porque el cambio climático es un fenómeno complejo que no puede ser analizado ni resuelto desde una sola disciplina.

En el equipo del DICA que trabaja el tema hay Maestros en Ciencias y estadistas. A la par actualmente existe una vinculación con el departamento de matemáticas y el de computación.

La premisa para trabajar en el cambio climático es la sustentabilidad. La doctora en estadística dice que se tiene que trabajar con una visión integral no sólo para garantizar que se preserve el medio ambiente sino también para que las personas tengan buenas condiciones de vida. Esto, por ejemplo cuando se habla de lugares cuya captación de carbono ha sido modificada por el cambio de uso de suelo para cultivos agrícolas.

“Se tiene que lograr un mejor manejo agrícola y garantizar la biodiversidad y la alimentación de quienes viven ahí”, explica Linares.

La doctora dice que aunque tienen muchos trabajos enfocados en zonas y temas específicos, todos están encaminados al tema del cambio climático y la mitigación. Pese a que los científicos del DICA han estado más de una década en el tema, Gladys asegura que todavía hay mucho por hacer y no hay soluciones que puedan ser aplicadas a todos los lugares y todos los ambientes.

La importancia de estos trabajos, dice la doctora en estadística, es que la ciencia debe estar al servicio de la sociedad y del planeta.

Periodista en constante formación, interesada en cobertura de Derechos Humanos y movimientos sociales. Reportera de día, raver de noche. Segundo lugar en categoría Crónica. Premio Cuauhtémoc Moctezuma al Periodismo Puebla 2014. Tercer lugar en el concurso “Género y Justicia” de SCJN, ONU Mujeres y Periodistas de a Pie. Octubre 2014

NO COMMENTS

Leave a Reply