Baby Driver: Después de Ant-Man, el regreso de Wright

Baby Driver: Después de Ant-Man, el regreso de Wright

Héctor Jesús Cristino Lucas

Se le conoce por ser el autor intelectual de la famosa y divertidísima Trilogía del CornettoShaun Of the Dead, Hot Fuzz y The World’s End– y por ser el responsable de la mítica adaptación cinematográfica del cómic Scott Pilgrim vs The World junto a Mary Elizabeth Winstead como protagonista, nuestra querida Ramona. Conocido por muchos como uno de los mejores cineastas cómicos del siglo XXI también creador de la mítica serie de televisión junto a Simon Pegg, Spaced, Edgar Wright, es ya una referencia inmediata para el cine fantástico y ¿por qué no? Para el séptimo arte en general. Sus primeros productos, de hecho, ya pueden considerárseles grandes clásicos.

Sin embargo, desde que abandonó el rodaje de Ant-Man en el 2014 debido a problemas creativos con los directivos de Marvel y Disney, el cineasta prometió jamás involucrarse en proyectos que limitaran cada una de sus ideas sólo por el respeto de sí mismo. Desde entonces, no habíamos visto absolutamente nada de él y cuando el mundo se preguntaba dónde estaba el mítico director de la famosa Shaun of the Dead, en 2016 se anunció una nueva película, escrita y dirigida completamente por Edgar Wright. Y aunque los fanáticos esperaban esta noticia, la temática del film no convencía a nadie en realidad. Una especie de road movie o algo así.

Sin embargo, poco se sabía de la trama y no fue hasta que vimos su tráiler por primera vez en que todos quedamos convencidos de lo que Wright nos estaba guardando. Baby Driver no sólo es el regreso del autor de la Trilogía del Cornetto, es prácticamente un nuevo referente en el género de Acción; un nuevo clásico contemporáneo -sin exagerar- al lado del Taken de  Pierre Morel, el John Wick de Chad Stahelski y como ya se viene confirmando por la crítica la Atómica de David Leitch. Por lo que debemos estar de acuerdo al decir, sin ningún titubeo, que Edgar Wright no necesitaba usar ninguna película de superhéroes para destacar en el séptimo arte.

Probablemente los poco entendidos de este cineasta sabrán lo que esconde cada uno de sus trabajos, y es que no por nada fue escogido para dirigir Ant-Man en su momento. Wright resulta, al igual que el fantástico y regordete Kevin Smith, un auténtica mina de oro para la cultura Geek. Una eminencia llena de conocimiento y referencias de todo tipo. Desde videojuegos hasta cómics, desde series de televisión hasta cine. Y eso es fácil notarlo cuando nos disponemos a analizar sus películas una a una. Shaun of the Dead es el claro ejemplo de su amor por el cine gore y de zombies. Hot Fuzz por el cine de acción y The World’s End el de ciencia ficción.

¿Y Baby Driver? ¿Qué es Baby Driver entonces? Al parecer, esta nueva película es un retrato bastante detallado de prácticamente todo lo que ha hecho. Así es. Todo lo que hemos visto del director yace en esta película, y lejos de parecer un rotundo pastiche desgastado, su fórmula figura con maestría a la de Quentin Tarantino con su reciente The Hateful Eight. Es decir, sabe contarnos una historia ya vista como si fuese algo completamente nuevo. Baby Driver posee la violencia y el gore de su Shaun of the Dead, la acción desmedida de su Hot Fuzz y por supuesto, ese curioso pero divertido romance de Cine Teen como en su Scott Pilgrim vs The World.

¿Y Baby Driver? ¿Qué es Baby Driver entonces? Esta nueva película es un retrato bastante detallado de prácticamente todo lo que ha hecho Edgar Wright

Pero las referencias van más allá de lo que parecen. Baby Driver es como uno de esos últimos eslabones del cine de acción que se auto-parodia, se auto-homenajea y pese a todo, se auto-respeta a un nivel bastan interesante, siendo capaz incluso de innovar hasta en el más mínimo detalle. Es decir, Wright toma rienda suelta de su cine, claro está, pero toma prestado de muchos otros cineastas para manufacturar esta joya contemporánea de acción: un poco del cine de gánsters que nos trajo Martin Scorsese en sus comienzos como Goodfellas o Taxi Driver o bien, referencias más actuales como la fantástica Drive de Nicolas Winding Refn ya que parece el máximo homenaje.

Bastante curioso, ya que nadie esperaba que la nueva película de Wright fuera bastante buena, mucho menos cuando se parecía a otras tantas películas de acción… y se los juro, esto no parece ser un refrito más del montón.

Uno de los elementos que elevan a esta película como un éxito bastante rotundo es la música. Cada una de sus pistas o soundtracks son específicamente seleccionadas para manufacturar a Baby Driver en una especie de retro-film contemporáneo. Algo así como lo ocurrido con el It Follows de David Robert Mitchell, que combina con maestría elementos clásicos al mismo tiempo que los actuales, creando una extraña combinación atemporal dentro de ese universo. Y es curioso, porque la música no sólo es el elemento que vuelve a Baby Driver en un icono nostálgico y retro-actual, sino que es el es el eje central de todo el film; es casi un personaje más.

De hecho, he aquí un dato interesante que debemos tomar en cuenta a la hora de ver esta película: en el 2003 Edgar Wright fue el encargado de dirigir el videoclip Blue Song del grupo inglés Mint Royale, que narraba cómo tres ladrones ejecutaban un robo mientras el conductor los espera en el coche escuchando una canción. Este videoclip no es más que el núcleo de toda la película, resaltando el estilo y el personaje de la música como un elemento no sólo indispensable sino también protagónico. Algo similar a lo que realiza James Gunn con cada uno de sus trabajos –Super, Slither o Guardians of the Galaxy– dotándole de personalidad a sus films gracias a la música.

Baby Driver es para el aficionado del cine meramente hollywoodense y de los chicos malos del thriller y del cine de gánsters. De Tarantino, de Brian De Palma y de Martin Scorsese. Un film que podría considerársele un tanto explotation por la cantidad de géneros que maneja mientras estos son elevados a su máxima potencia. La violencia, la acción y el romance crean una mezcla bastante alucinante que aunque difícil de pasar, logra hacerlo cuando menos te des cuenta. Wright ya es como esos directores multifacéticos que nos demuestra que es capaz de dominar cualquier género que se proponga. Desde el horror, la ciencia ficción, el gore, el suspenso, la comedia y la acción.

Realmente estamos viendo otro nivel del director, algo nunca antes visto por la cantidad de dosis que le inyecta a su película. Algo que los amantes de los thrillers que involucran robos, autos y mucha violencia adorarán.

Y en cuanto a calidad de actuaciones realmente hay poco que añadir. Ansel Elgort y Lily James, quienes dotan a la cinta con ese interesante halo de romance juvenil lo hacen bastante bien, logrando una conexión que si bien es bastante cliché y nos recordará un poco al Drive de Refn, convence con excelentes resultados, o mejor aún, no hacen del elemento “romántico” algo innecesario o sinsentido. A destacar, diría yo, es Jamie Foxx, que le sienta de maravilla ese personaje un tanto antagónico pese a que todos en realidad lo sean, ya que en el fondo, él parece ser el único villano con grandes motivaciones y con mejor historia.

Kevin Spacey, quien dota al film con maestría y elegancia, haciendo del cerebro o la cabeza del crimen, es prácticamente lo mejor. Mucho hay que agradecerle por convertir a Baby Driver, junto a Jamie Foxx, en una película seria pese a su enorme carga exageración o romance implícita. Lo que quizás resulta chocante es la participación de Eiza González, ya que pese a que no lo hace nada mal, sí es posible notar la calidad actoral que posee junto con el resto del reparto. Es decir, resulta obvio. Es una actriz que salió de la telenovela mexicana Lola para incorporarse a productos hollywoodenses de gran presupuesto: en la serie From Dusk Till Dawn que no estuvo mal y ahora con esta película del calibre de Edgar Wright que pues… tampoco lo hizo mal.

Sin embargo es lo de menos. En conjunto Baby Driver funciona. Es ahora un referente del cine de acción juvenil, inscrito en el género Teen y probablemente uno de los mejores trabajos del británico autor de La Trilogía del Cornetto. Explosiva, violenta y realmente desinhibida. Una probada de todo el cine de acción clásico de gánsters en una sola. Después de Ant-Man -ése lamentable proyecto frustrado que a muchos nos hubiese gustado ver con su estilo- Edgar Wright regresa, y lo hace con un gran estruendo; con un poderosos e insoportable grito de acción, autos y balas a todo el Hollywood que cuestionó su creatividad en algún momento. Excelente.

Héctor Jesús Cristino Lucas

Sinopsis:

“Baby, un joven y talentoso conductor especializado en fugas, depende del ritmo de su banda sonora personal para ser el mejor en lo suyo. Cuando conoce a la chica de sus sueños, Baby ve una oportunidad de abandonar su vida criminal y realizar una huida limpia. Pero después de ser forzado a trabajar para un jefe de una banda criminal, deberá dar la cara cuando un golpe malogrado amenaza su vida, su amor y su libertad.”

Héctor Jesús Cristino Lucas resulta un individuo poco sofisticado que atreve a llamarse “escritor” de cuentos torcidos y poemas absurdos. Amante de la literatura fantástica y de horror, cuyos maestros imprescindibles siempre han sido para él: Stephen King, Allan Poe, Clive Barker y Lovecraft.
Desequilibrado en sus haberes existenciales quien no puede dejar (tras constantes rehabilitaciones) el amor casi parafílico que le tiene al séptimo arte. Alabando principalmente el rocambolesco género del terror en toda su enferma diversidad: gore, zombies, caníbales, vampiros, snuff, slashers y todo lo que falte.
A su corta edad ha ido acumulando logros insignificantes como: Primer lugar en el noveno concurso de expresión literaria El joven y la mar, auspiciado por la Secretaría De Marina en el 2009, con su cuento: “Ojos ahogados, las estrellas brillan sobre el mar”. Y autor de los libros: Antología de un loco, tomo I y II publicados el 1° de Julio del 2011 en Acapulco Guerrero. Aún en venta en dicho Estado.
Todas sus insanias pueden ser vistas en su sitio web oficial. http://www.lecturaoscura.jimdo.com

NO COMMENTS

Leave a Reply