“Hay mucho talento en México pero siempre suena lo mismo en la...

“Hay mucho talento en México pero siempre suena lo mismo en la radio”

Tomada de gritaradio.com/
Josué Cantorán

@josuedcv

A la cantante Carla Morrison le irrita que siempre suene lo mismo en la radio y que no se dé oportunidad a propuestas nuevas o músicos que recién inician sus carreras, debido a que son las consolidadas figuras de la farándula nacional quienes monopolizan los espacios de difusión de la música.

–Todos sabemos que siempre suena lo mismo en la radio siempre –dijo la originaria de Tecate en una rueda de prensa el pasado viernes– y no está mal, todos los que están en la radio lo merecen, tienen mucho talento, pero también es bueno refrescar el contenido, que la gente de la radio y las disqueras sepan que la gente no es tonta, que quieren artistas nuevos, nuevas razones para prender la radio y escuchar. Siento que en México hay muy pocos expuestos. Es difícil porque siempre suena lo mismo y es difícil buscar inspiración en la radio, son los mismos artistas. Entiendo que todo eso es normal. Hay un montón de artistas pero no todos están proponiendo algo diferente, y hay mucho talento en México.

Aunque la cantautora ha ganado tres veces el premio Grammy Latino, cuenta con tres exitosos álbumes de estudio, Mientras tú dormías… (2010), Déjenme llorar (2012) y Amor supremo (2015) y sus temas han musicalizado algunas series de televisión y películas, recordó en su acercamiento con los medios en las instalaciones de Zónica que desde sus inicios se dio cuenta que debía trabajar arduamente si quería realmente alcanzar el éxito.

–Hay que trabajar muy duro –explicó–, hay veces que dependemos de los medios o de que nos pongan en la radio. Si nadie cree en ti, tú tienes que creer en ti, a veces las barreras sólo son mentales. No quiero sonar arrogante pero como ejemplo estoy yo como independiente. Nadie creía en mí cuando empezaba y tuve que hacerme mis propios changarritos. Mandé a maquilar mi disco, lo fui a grabar, vendí mi carro para grabarlo, vendí otra cosa para comprar un vuelo para el DF. Hay que seguir echándole ganas, si una revista, un medio de comunicación o un bar te cierran las puertas, tú tienes que crear puertas, abrirlas y crear tus oportunidades. Tenemos este sueño rockstar donde alguien viene, te salva y te hace una estrella. Eso estaba muy padre, sí existió en su momento pero ya no, entonces hay que abrirnos posibilidades y ser real con uno mismo.

Es por eso que Carla Morrison ha apoyado la iniciativa de Circuito Indio, proyecto que ha permitido a varias decenas de bandas mexicanas y extranjeras, consolidadas y emergentes, girar por doce ciudades mexicanas a lo largo de cuatro fines de semana, entre las cuales se incluye Puebla. La autora de “Esta soledad” visitó Puebla este viernes, donde dio un concierto promocional de su más reciente disco Amor supremo desnudo (2017), que no es más que una versión acústica de su álbum Amor supremo.

–Circuito Indio es una iniciativa –dijo– para sacar adelante a las bandas independientes de este país, para ayudar a impulsar que haya mucho más mercado para otras ciudades. Me invitaron a este segundo ciclo para promocionar mi música y mi disco acústico, y estoy muy feliz de ser parte porque hace mucho que no tocaba en escenarios tan pequeños y cuando fui empezando mi carrera podía, pero no tenía tanta lana para ir a tantas ciudades, así que esto es como volver al origen de una manera más organizada.

La gira de Circuito Indio le dio la oportunidad a Carla Morrison de realizar una gira más austera que significó no sólo un respiro a sus shows de producción más espectacular sino el poder reencontrarse con foros pequeños y un formato de concierto más íntimo que, según sus propias palabras, “cada noche es una peda con compas”. Su disco acústico se ajustó perfectamente a este formato y le ayudó, según dijo, a entender que son las canciones las que deben prevalecer sobre la producción de los shows.

–Ha sido una experiencia muy bonita –explicó– porque el circuito me ha ayudado a regresar a esos lugares a donde no pude ir con una producción más pequeña. Ir en formato acústico ha sido muy bonito para mí. No sólo ha sido un golpe de humildad sino una manera de volver a mis inicios y entender por qué a la gente le gusta mi música. Hay veces que te pones en escenarios tan grandes, gracias a dios y al trabajo, que tú mismo dices: “¿cómo supero lo último?”. Pero llega un punto en que te das cuenta que la gente te quiere por quien eres y por lo que le has ofrecido desde el día uno. Eso ha sido muy emocionante y bonito.

Aunque la compositora tiene material nuevo escrito, explicó que después de terminar los shows de promoción de Amor supremo se tomará un descanso para pensar en el concepto de su próxima producción, pues prefiere que cada lanzamiento, lejos de ser sólo una colección de canciones, tenga un concepto y una propuesta definida.

–El show normal de Amor supremo es un show grande con mucha producción y visuales –dijo–. Ahora se acaba el circuito y el miércoles salimos a España para hacer una gira de seis o siete ciudades y después vamos a Estados Unidos y tal vez a Argentina. Sí tengo canciones nuevas pero ahorita lo que necesito es un descanso para saber qué voy a componer de nuevo, cuál va a ser mi concepto, qué voy a hacer. Aunque tengo canciones, quiero tomarme el tiempo. Me gusta que mis discos tengan un concepto y un mensaje sólido, no que sólo sean rolas por sacar, hay que realmente proponer algo, así que primeramente tendré un descanso.

A pregunta expresa, Carla Morrison reveló que ha sufrido machismo en la escena musical, pero no en México sino especialmente en Sudamérica, donde las mujeres cantantes e instrumentistas sobreviven sólo en el underground, y resulta atípico que sean ellas quienes encabecen los carteles de los festivales o se les incluya en proyectos de largo alcance.

–Es cierto que a veces no nos dan nuestro lugar –lamentó–. En México no lo vivo tanto porque aunque somos un país muy machista, es muy abierto todavía. Cuando vamos a Sudamérica, la verdad es que sí está cabrón el machismo. Estuve en un tributo a Soda Stereo y era la única chica en un cartel enorme. La única otra mujer era la que es parte de Miranda! Éramos las únicas, y dije “mierda, no mames, esto está muy macho”. A mí me decían “qué bueno que estás aquí”. En su momento Julieta (Venegas) fue esa chica que impulsó a las chicas, pero las chicas en la escena argentina están en el underground, o sea que no están en los festivales chidos, están abajo, en los bares, sí se siente el machismo más abajo en Sudamérica.

NO COMMENTS

Leave a Reply