Desde Tijuana llega el krautrock de Vaya Futuro

Desde Tijuana llega el krautrock de Vaya Futuro

Josué Cantorán

@josuedcv

Un set que abarcará tanto todos sus sencillos con bastante espacio para la improvisación, el ruido y los elementos jazzeros, es lo que podrá verse este jueves 22 de junio a las 20 horas en Beat 803 (24 Norte 803, Humboldt) con la presentación en vivo de la banda Vaya Futuro, que se da como parte del segundo ciclo de la gira de conciertos Circuito Indio.

La banda originaria de Tijuana apareció en la escena en 2014 con su debut Ideas a medias, disco que les ganó el mote de la banda mexicana de shoegaze gracias a las claras reminiscencias del sonido de My Bloody Valentine y otros clásicos de principios de los noventa. Sin embargo, para Vaya Futuro el camino ha sido cambiar con cada entrega discográfica, y desde entonces han explorado influencias que van desde el krautrock hasta el pop sicodélico.

Su segunda producción, Perro verde y triste (2015) fue más por el camino del krautrock mientras una siguiente entrega, a estrenarse en septiembre de este año, tendrá como mayores influencias a The Flaming Lips y los discos de Café Tacvba Re y Revés/Yosoy. Para este nuevo álbum, Vaya Futuro firmó con el sello chileno de avanzada Quemasucabeza. Entre cada álbum, los tijuanenses se han dado tiempo para publicar varios sencillos y un EP llamado El hombre sin cabeza y la danza de los resignados (2016), que incluye solo un track de once minutos.

–En el primer disco –explica Miguel Ahuage, baterista de Vaya Futuro– sí es súper obvia la influencia de My Bloody, Dinosaur Jr., Sonic Youth. Para el segundo disco nos fuimos a otro lado que era más kraut, más dream pop. Incluso si escuchas El hombre sin cabeza, la primera mitad de la canción es como doom metal y la otra es algo más afrobeat. Lo que hicimos para el siguiente disco es más pop sicodélico, como The Flaming Lips, Super Furry Animals, Beach Boys. Somos una banda que no quiere hacer el mismo disco diez veces y siempre lo hemos dicho. Para nosotros no nos funciona, es algo aburrido, hay a quienes sí les funciona mantener el mismo sonido en todos sus discos pero nosotros mismos nos aburrimos de incluso tocar canciones viejas, si ya pasamos esa etapa o ese sonido.

Ahora, si bien Vaya Futuro acepta tener un gran abanico de influencias que alimentan la identidad de su sonido, no les molesta decirlas abiertamente o dejar que sus fans las averigüen al escucharlos, esto a pesar de que su primera entrega les dejó una etiqueta que muy pronto dejó de calificar su sonido.

–Cuando recién nos dimos a conocer –cuenta Miguel en entrevista para LADO B–, tenían esta impresión la gente y los medios de que éramos una banda de shoegaze, pero a lo largo de los distintos materiales que hemos puesto afuera ya se ha hecho una banda más ecléctica, incluso este nuevo disco es el que más representa esa característica de nosotros: es un disco súper ecléctico de canciones súper poperas, sicodélicas. Hay una canción de once minutos que parece de Pink Floyd e incluso pasamos por el folklor mexicano. Aunque no suene mucho a esa influencia, pero Re y Revés/Yosoy de Café Tacvba tuvieron mucho que ver con cómo quisimos hacer este disco (…) Unas bandas lo ven mal, “ay, nos compararon con Flaming Lips”, pero prácticamente fue gracias a ellos que nos volvimos locos viviendo en el hotel y descubrimos muchas bandas que teníamos olvidadas como Super Furry Animals, Beach Boys, lo único que escuchamos cuando vivíamos ahí. Si tuvieron mucho que ver esas bandas para lo que hicimos.

Así que, en sus presentaciones en vivo, los tijuanenses prometen hacer gala de cada una de sus influencias a través de un set que se divide en dos: en la primera parte, tocarán sus sencillos y algunos de sus primeros temas como complacencia a sus más fieles seguidores, mientras en la segunda se dará paso a la improvisación, el noise, la psicodelia y el krautrock.

Tomada de sicario.tv/

–Nos gusta mucho hacer eso en vivo –cuenta el músico–, improvisar, alargar canciones por más de diez minutos, hacer mucho ruido. Ningún show ha sido igual desde que estamos juntos, podemos tener las mismas canciones en el set pero siempre hay un punto donde todo se desmorona, empieza a irse otro lado dependiendo de cómo nos sintamos, más que nada en la segunda mitad del set, que es la parte más kraut del set.

Para Miguel, la experiencia de rodar por varias ciudades del país como parte de la gira Circuito Indio implica un aprendizaje sobre el estado de la escena rockera en varias ciudades mexicanas, lo que obliga a buscar los puntos a mejorar, así como la oportunidad de tocar por primera vez en ciudades donde no habían podido agendar todavía.

Después de Puebla (jueves), Vaya Futuro se presentará en Oaxaca (23 de junio), Cuernavaca (24 de junio), Ciudad de México (29 de junio) Texcoco (30 de junio) y Pachuca (1 de julio). Vaya Futuro son Luis Aguilar (guitarra) L.E. Ros (bajo), Armando Aguilar (teclado), Andrea Martínez (guitarra y teclados) y Miguel Ahuage (batería).

NO COMMENTS

Leave a Reply