Trazo Lab, un espacio poblano que impulsa artistas y diseñadores

Trazo Lab, un espacio poblano que impulsa artistas y diseñadores

Desde 2015, cuando nació, Trazo Lab ha organizado más de 30  talleres, conferencias y exposiciones que responden a las necesidades de alumnos de arte, comunicación, diseño, arquitectura, fotografía y otros creadores

Foto: Cortesía: Trazo Lab.
Ámbar Barrera

@Dra_caos

Trazo, Laboratorio de Arte y Diseño (Trazo Lab) nace de la inquietud del diseñador gráfico Jordán Lucero por ofrecer talleres y vinculación para artistas multidisciplinarios. Con el apoyo de Carolina Picazo (licenciada en comunicación), Trazo Lab encontró su espacio en la 19 poniente 1303-B en la Colonia Santiago de la ciudad de Puebla.

Su meta, ofrecer una amplia gama de oportunidades de aprendizaje y colaboración con los estudiantes, a quienes a veces ofrecen becas desde el veinte al cien por ciento

Desde 2015, cuando nació, Trazo Lab ha organizado más de 30  talleres, conferencias y exposiciones que responden a las necesidades de alumnos de arte, comunicación, diseño, arquitectura, fotografía y otros creadores.

Foto: Cortesía Trazo Lab.

Trazo Lab también apuesta por la gestión, así que a menudo invitan a talleristas-artistas de la Ciudad de México como Javier Medellín Poyou, Raúl Urias o Arturo Negrete, y organizan exposiciones con artistas locales y de otros estados, como Elmer Sosa o Carlos Angoa.

Su cuarta y más reciente exposición, 75 Grados Color, El arte de la estampa & Desert Triangle Print Carpeta, fue la primera en ser organizada en una sede alterna –Galería Integrarte–, pues al cambiar de sede, explican, llegan al público que no suele desplazarse hasta la zona centro de Puebla.

Para Trazo Lab es muy importante la vinculación con universidades como la Anáhuac, la Ibero, la UMAD, Unarte, la BUAP y la UDLAP, donde tienen lugar conferencias y pláticas con los artistas. La meta es ofrecer una amplia gama de oportunidades de aprendizaje y colaboración con los estudiantes, a quienes en muchos talleres han ofrecido becas que van desde el veinte al cien por ciento.

–Los alumnos que hemos tenido regresan a tomar otros talleres. Se van contentos por la calidad del contenido en los talleres, porque aprenden mucho en poco tiempo y reciben material adicional de los artistas como son: libros digitales, pinceles digitales que han desarrollado a lo largo de su experiencia, así como piezas de su trabajo como artistas, etcétera– dijo Jordán Lucero en entrevista con Lado B.

De acuerdo con Jordán Trazo Lab también funciona como “incubadora de talentos”. Por ejemplo, cuenta que tiempo atrás en un bazar de arte y diseño conoció el

Foto: Cortesía Trazo Lab.

trabajo de Christian Cázares a.k.a. Dokasso, a quien pudo vincular con Arturo Negrete y su taller de impresión en la Ciudad de México.

Por todo lo anterior, Jordán considera que han ido rebasando poco a poco las metas que se plantearon al inicio del proyecto. Entre sus planes está lanzar convocatorias para ilustradores y expandir su labor de talleres, conferencias y exposiciones a los estados del sureste del país como Yucatán o Quintana Roo.

–Ya que creamos confianza con los artistas con los que trabajamos, estamos ya en pláticas para llevar por ejemplo un taller de serigrafía o un taller de ilustración con artistas poblanos a los estudiantes de Mérida.  

Puedes seguir la actividad de Trazo Lab en su perfil de Facebook.