Gobierno de Gali oculta bitácoras de vuelo de Marín

Gobierno de Gali oculta bitácoras de vuelo de Marín

Hacerlas públicas podría poner en riesgo al priísta y a sus ex funcionarios, respondió Finanzas a una solicitud de información

Tomada de expansion.com
Ernesto Aroche Aguilar

@earoche

El gobierno que encabeza Antonio Gali Fayad decidió mantener oculto el uso de las aeronaves estatales durante el sexenio de Mario Marín Torres, pues considera que hacerlas públicas podría poner en riesgo la seguridad de ex funcionarios.

En respuesta a una solicitud, la Secretaría de Finanzas y Administración (SFA) dijo que: “De divulgarse la información que se solicita pondría en riesgo la investidura, así como la seguridad de los entonces titulares del poder ejecutivo del estado y en su caso, la integridad de las personas que viajaron con él; siendo estos funcionarios públicos que se desplazaban en las aeronaves a cumplir con alguna tarea encomendada en beneficio de la sociedad”.

El documento agrega: “Publicar la misma podría provocar que se atente contra las personas así como las aeronaves en perjuicio del estado y quedaría vulnerables los sistemas de comunicación y coordinación con otros cuerpos encargados de la prevención de los delitos.

En la referida solicitud de información se pedían copias de las bitácoras de vuelo del sexenio 2005-2010.

La respuesta fue ratificada por el Comité de Transparencia de la SFA señalando además que: “Si bien se trata de bitácoras de vuelo de otro periodo, con dicha publicidad se podrían generar patrones de vuelo aplicables a la actualidad (…) con lo que se podría inferir en los destinos más frecuentes, las horas a la que se acostumbra salir o llegar a los destinos, de tal forma que sería más fácil atentar contra la seguridad de los pasajeros”.

Reservada por cinco años, desde 2011

De acuerdo con el Comité de Transparencia, existe como antecedente a la petición de apertura de la información un acuerdo de reserva emitido el 15 de junio de 2011, mediante el cual se clasificó como reservada la información sobre “las aeronaves que se utilizan en los traslados del C. Gobernador Constitucional del Estado de Puebla y de los funcionarios públicos”.

Pero, como se reconoce en el mismo documento, la reserva acordada fue por cinco años, es decir, venció el 15 de junio de 2016, y aunque se decidió mantener la reserva sobre las bitácoras de vuelo no aclaran el periodo de la misma.

Al respecto, el artículo 124 de la Ley de Transparencia plantea que: “Excepcionalmente, los sujetos obligados, con la aprobación de su Comité de Transparencia, podrán ampliar el periodo de reserva hasta por un plazo de cinco años adicionales, siempre y cuando justifiquen que subsisten las causas que dieron origen a su clasificación, mediante la aplicación de una prueba de daño”.

Es decir, se puede ampliar por un periodo máximo de cinco años, pero no es en automático y se debe especificar el plazo de reserva.

Además, el sujeto obligado está reservando información que se generó hace 12 años, cuando Mario Marín tomó posesión como gobernador, por lo que ya se agotaron los 5 años de reserva inicial, más los 5 años adicionales que tendría de prórroga, por lo que ya no hay posibilidad legal de mantener la información lejos del acceso público.

Más allá: el Comité de Transparencia de la SFA debió solicitar al Instituto de Transparencia y Acceso a la Información (ITAIP) la autorización de la prórroga de la reserva “debidamente fundada y motivada, aplicando la prueba de daño y señalando el plazo de reserva, por lo menos con tres meses de anticipación al vencimiento del período”, según se establece en la Ley de Transparencia del estado (artículo 131), procedimiento que no hizo.

Marín, igual que Moreno Valle, igual que Gali

En 2007, y tras una solicitud de información que llegó al gobierno del estado, entonces encabezado por Mario Marín Torres, comenzó la opacidad en torno al costo, gastos y uso de las aeronaves estatales. En la respuesta de la administración priísta se argumentó que la información no podría hacerse pública porque ponía en riesgo la seguridad del estado, “concretamente, preservación de la gobernabilidad, de la seguridad nacional y de la estabilidad de las instituciones públicas”.

El caso llegó a la Comisión de Acceso a la Información Pública (CAIP) y en una decisión dividida de los comisionados se aprobó que la información fuera reservada.

Así lo consignó en un artículo titulado “¿Son o no, públicas las bitácoras del helicóptero?” la entonces comisionada de transparencia Josefina Buxadé, quien actualmente es coordinadora de Transparencia en el gobierno que encabeza Antonio Gali Fayad.

En el artículo la funcionaria estatal señaló:

“comenté que no me parecía una buena razón la dada por la SSP en el sentido de que dar a conocer las bitácoras pondría en riesgo la seguridad tanto de los tripulantes como de los aparatos porque se podrían establecer patrones de comportamiento. Este argumento fue retomado de una resolución del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI), en la que se trataba efectivamente, de aeronaves encargadas de vigilar la seguridad pública. En ese caso sí me parece que se pueden deducir cuáles son las rutas seguidas o los itinerarios, y eso podría poner en riesgo los operativos o a los mismos helicópteros y sus pasajeros”.

Y agregó: “el hecho de reservar las bitácoras de los vuelos genera más suspicacias que las que provocaría el hecho de permitir su acceso público, de conocer la información completa de los vuelos y de saber cómo se están gastando los recursos del erario”.

En junio de 2011, tras la llegada al poder de Rafael Moreno Valle, el tema volvió a los medios cuando la reportera Selene Ríos Andraca (qepd) solicitó la información sobre las aeronaves de la nueva administración:

“El desglose de gastos realizados por la administración en lo que va del sexenio en aeronaves, combustibles, aditamentos, operación, mantenimiento, así como las millas recorridas por cada una de las aeronaves propiedad del gobierno”.

A diferencia de la primera solicitud en esta ocasión no se solicitaron las bitácoras, aunque de poco sirvió para tratar de librar el muro de la opacidad gubernamental, la información nuevamente fue negada argumentando que podría ponerse en riesgo la seguridad del estado y de los funcionarios que usan las aeronaves.

Seis años después la respuesta, ahora del gobierno encabezado por Antonio Gali Fayad, volvió a ser la misma.

  ACTA de la sesión de la Comisión de Transparencia de la SFA mediante la cual se reserva las bitácoras de la… by ernesto_aroche on Scribd

NO COMMENTS

Leave a Reply