Dizzy Ventilators: mezcal hecho música

Dizzy Ventilators: mezcal hecho música

Foto: cargocollective.com
Adrianisima

@theadrianisima

“El jazz puede ser tantas cosas. Ni siquiera yo sé qué es el jazz. Tiene muchas caras…”, me dice con una risilla tímida Daniel Jodocy, baterista en Dizzy Ventilators, posiblemente el proyecto más experimental del Festival Internacional Jazzatlán (FIJ) 2017.

En su perfil de Facebook se describen como “Abstract – Dub – Punk – Free Dance music!”. Pero Daniel me tropicaliza la definición, ahora con una risa pilla: si el dúo fuera un trago, ¡sería mezcal!

No hay que irse con la finta: aunque al menos Daniel se presenta a menudo en México y colabora con jazzistas mexicanos, el de Dizzy Ventilators no es un sonido precisamente “latino”, ni ellos tienen ese origen. Yusuke Yamamoto, quien se encarga de los sintetizadores y órganos, es japonés; Jodocy, belga.

—Conocí a Yusuke —se dice “Yússke”, me explica— por amigos en común, y después decidimos comenzar a tocar juntos en New York. Todo comenzó en Nublu—. Se refiere al icónico club de jazz de New York, donde tocan al menos una vez cada año.

Hace unos días terminaron su gira por Japón donde, me cuenta Daniel, cumplieron el sueño nipón de toda banda.

—Con este acontecimiento como antecedente, ¿qué esperas del show del 30 de abril en FIJ2017?

—Siempre me divierto mucho cuando voy a tocar a Cholula, a Jazzatlán— donde tocó hace unas semanas con Iraida Noriega—. Todas las veces que he tocado ahí ha sido un buen público, casa llena. Pero en realidad ¡prefiero no tener expectativas!

Uno diría que esta actitud desenfadada con respecto de lo que se espera de un show es análogo a lo que sucede en sus composiciones. Y sí. Producto de la improvisación, sus canciones se parecen a una fiesta con mezcal: todo puede escalar hasta llegar a un final insospechado.

Desde los hipnóticos e intrincados ritmos de Jodocy, poblados por los órganos espirales de Yamamoto, hasta la irrupción de algún rap impaciente o la voz sedosa de una mujer cantando en spanglish, las posibilidades de Dizzy Ventilators son, diríamos, inflamables.

En vivo su escenario se convierte en un laboratorio envuelto por remolinos de cables, por donde el ‘dizzy jazz’ serpentea con todas las caras que dice Daniel: él es DJ, así que en la música del dúo no son ajenos los beats que saben a lounge, o a noche calurosa en el Soho House de New York, donde se presentó cada semana durante tres años.

Foto: Perfil de Facebook de Daniel Jodocy.

También es posible hallar la escuela de John Zorn en muchas de las piruetas melódicas del grupo. De hecho, dice Daniel, haber trabajado con el genio de la música avante-garde (!) con su Pocket Concerto Project en el Teatro Miller de New York fue algo que definió su rumbo como músico, así como su interés por explorar diferentes medios y materiales como instrumentos musicales: Jodocy los inventa.

Zapatillas colgantes, una bicicleta, una maleta: cualquier artefacto con cavidad o carácter percutivo puede tornarse jazzy en sus manos.

“Mi papá era mecánico de autos, entonces desde pequeño lo ayudaba a arreglarlos y a hacer su trabajo. Cuando empecé a tocar ya me gustaba construir cosas. Luego me mudé a New York, conocí a Kenny Wollesen y comenzamos a construir instrumentos”.

No los vende y no los hace por encargo: sólo los construye para tocarlos y enseñar a tocar con técnicas inusuales, como en la Fonoteca Nacional, donde hace unos días impartió un taller de improvisación basado en lenguaje de señas; sin recurrir a partituras.

Foto: perfil de Facebook de Daniel Jodocy.

No es extraño que haya hecho clic instantáneo con otro multiinstrumentista imparable: Yusuke no solo toca órgano desde los cinco años; aprendió percusiones a los once, se unió a la orquesta local a la misma edad y hoy toca, además, flauta, sintetizadores, bajo eléctrico, maracas. También es capaz de tocar el vibráfono ¡hasta con piernas de pollo!

“Cuando lo ponemos a tocar con ‘Chin Chin’ en el Montreal Jazz Fest, el Jazz à Vienne, el Eurockeennes o el Blue Note Fest en París ¡realmente lo ponemos a trabajar! Toca congas, bajo sintetizado, flautas…”, dice el también multiinstrumentista y propietario de boutiquepedalnyc.us Tadayuki Hirano. “Every band needs Yusuke!..”: por él se “pelean” artistas como Monica Lionheart, Vandana Jain, Chiara Civello, Elysian Field.

Pero Daniel no se queda atrás: mañana toca en CDMX con su nuevo grupo, Pelirroja, y la mera mera Iraida Noriega, one more time.

Así las cosas, parece que dentro de esta botella de mezcal no hay gusano, sino más bien dos genios. Te toca comprobarlo el último día del Festival Jazzatlán, este domingo.

Chin Chin! ;)

P.S. Le pedí a Daniel que me dijera cuáles serían las cuatro canciones que iba a dijerear en la fiesta más acá del fin del mundo. Asimismo, le pedí que recomendara una canción como introducción a Dizzy Ventilators, y recomendó todo el EP “Coney Island”. A la lista se suma lo nuevo de Pelirroja.

NO COMMENTS

Leave a Reply