Esto es Sr. Mandril: “una fusión locochona entre lounge, electrónica y jazz”

Esto es Sr. Mandril: “una fusión locochona entre lounge, electrónica y jazz”

La banda fundada por Germán González y Ramsés Ramírez tiene ya 12 años de vida, 5 albums y un camino recorrido en escenarios nacionales e internacionales

Foto: facebook.com/SrMandrilOficial
Ámbar Barrera

@Dra_caos

–Viviendo en la Ciudad de México nos dimos cuenta que aunque todos somos personas, a cualquier provocación nos sale ese instinto primitivo, animal, que nos convierte en mandriles, en personas agresivas. Es la dualidad del ser humano. Y el Sr. Mandril muestra esa dualidad del citadino y cómo, a pesar de todo, la música que hace es todo lo contrario a esa agresividad.

Era 2005 y Germán González acababa de regresar de Canadá donde estudió música en el conservatorio de Toronto y quería iniciar un proyecto musical en México. Tenía entre 23 y 24 años y no lo sabía aún, pero estaba a punto de crear, junto a Ramsés Ramírez, al Sr. Mandril.

Ramsés y Germán se conocieron años atrás porque Ramsés era bajista en una banda donde participaba el hermano de Germán. Y así como Germán estudió en Canadá, Ramsés también se había formado en el extranjero, en el conservatorio de música de Los Ángeles, en Estados Unidos. Ambos se apasionaron por la música desde adolescentes y después de sus estudios deseaban hacer música para soundtracks.

Mientras grababan pistas de música de hasta 15 minutos cada una, decidieron entrar a un concurso lanzado por la estación Radioactivo y quedaron en segundo lugar. En ese momento ni siquiera le habían puesto un nombre a su proyecto, pero Germán y Ramsés se dieron cuenta que a la gente les gustó su música, algo que Germán describe como “una fusión locochona entre lounge, electrónica y jazz”.

Ambos empezaron un nuevo proyecto, dejando atrás los soundtracks y experimentando con secuencias, bajo y guitarra. Sólo ellos dos haciendo todos los instrumentos y con algunos músicos invitados. Entonces bautizaron el proyecto y surgió el álbum debut de Sr. Mandril.

Las reseñas a su disco fueron muy positivas y los pusieron en el mapa, lo que les abrió la puerta para presentarse en 2006 en el festival de Jazz de Montreal por primera vez.

El Sr. Mandril continuó creciendo y se fueron integrando otros músicos. La alineación actual tiene ya unos cuatro años: Pablo Delgado en el sax tenor, Laura Marco en el sax alto, Chepo Valdez en la batería, Roberto Flores en el teclado y claro, los fundadores, Ramsés Ramírez en el bajo y Germán González en la guitarra.

–Esta alineación es en la que ya realmente el Mandril está armando estos nuevos shows que son más trabajados. Viajamos con una visualista llamada DJ Chana para hacer imagen en vivo durante nuestras presentaciones.

Sr. Mandril tiene ya 12 años de vida, 5 albums y un camino recorrido en escenarios nacionales e internacionales, y Germán afirma que aún les falta mucho terreno por conquistar, empezando por Europa.

LADO B (LB): ¿Cómo definen su música?

Germán (G): Esa es una de las preguntas más difíciles de contestar. Yo te puedo decir que tenemos rolas tipo bossanova, tipo rock, y las mandrilizamos. Le damos ese toque de fusión que le dé un sello original que no lo deja entrar en un solo género. No nos gusta casarnos con ningún género, nos gusta jugar con todos los géneros y hacer nuestro propio sonido. Eso es mandrilizar.

LB: ¿Qué significa la música para ustedes?

G: Es nuestra vida. Todos sufrimos, amamos y deliramos por la música. Sabemos el sufrir del artista en este país y también en el mundo, pero ese sufrir es irónico, porque en realidad, no nos pagan por tocar. Tocar es un placer. Te pagan porque te tienes que transportar, dormir en diferentes lugares, comer… porque el escenario no se paga. No, tocar es el placer. La música es nuestra vida completa.

Foto: facebook.com/SrMandrilOficial

LB: ¿Qué es lo mejor que les ha dejado este proyecto?

G: Son muchísimas, pero sobre todo, el hecho de poder llegar a la gente a la cual antes era imposible llegar. Con el internet, por ejemplo, mucha gente tiene ahora acceso a nuestra música que de otro modo no podrían ver en otro lado. En ese sentido, lo que más nos causa satisfacción es poder llegarle a tanta gente y que puedan disfrutar de la música incluso de forma gratuita.

LB:¿Cuáles son las transformaciones más importantes que ha tenido la banda?

G: La rotación de músicos siempre es algo importante porque cada quien aporta cosas nuevas. Otra cosa es la madurez. Conforme crece el proyecto, te vuelves más ambicioso en el aspecto de composición, ejecución, sobre el show… en todos esos sentidos mostramos evolución. La gente que nos escucha año tras año, nota la chamba para cambiar y mostrar cosas nuevas cada vez.

Su último disco La especie del ojo funky se lanzó en 2016 con el apoyo de Conaculta y el Fonca, fue nominado a mejor disco de Funk/Jazz/Fusión en los premios a la música independiente IMAS y su próxima presentación en el Festival Jazzatlán Cholula 2017 es parte de la gira del disco.

–¿Cuándo estaríamos satisfechos? Yo creo que nunca. Uno puede tocar hasta que tengas 100 años y siempre y cuando haya escenario, tú vas a seguir ahí –concluye Germán.

NO COMMENTS

Leave a Reply