Moreno Valle inauguró nueva sede de Fototeca Juan C. Méndez sin acervo
El acervo de la Fototeca continúa en la bodega de su sede previa (7 Oriente 15) sin que haya certeza sobre la fecha de mudanza
Por Ámbar Barrera @astrobruja_
09 de febrero, 2017
Comparte
Fotos: Marlene Martínez.

Fotos: Marlene Martínez.

Ámbar Barrera

@Dra_Caos

La Fototeca Juan Crisóstomo Méndez fue inaugurada el pasado 16 de enero aunque a la fecha su acervo (que consta de más de 230 mil imágenes, según la página web del gobierno del estado) no ha sido trasladado, y el edificio aún no funciona óptimamente.  

Desde 2014 corría el rumor de que la Fototeca desaparecería o al menos cambiaría de recinto, incluso en septiembre de 2015 el experto de la imagen y conservador del patrimonio Fernando Osorio Alarcón advirtió, en una entrevista publicada por La Jornada de Oriente, que mover la Fototeca pondría en riesgo su acervo. Ahora es un hecho.

[quote_right]Verónica Rojano, encargada del área de archivo y catalogación de la Fototeca, confirma que el acervo de la Fototeca continúa en la bodega de su sede previa (7 Oriente 15) sin que haya certeza sobre la fecha de mudanza[/quote_right]

La inauguración fue realizada por Rafael Moreno Valle en sus últimos días de gobierno, a la par de la Ciclopista Hermanos Serdán y el Paseo de Gigantes, a un costado del Parque La Constancia.  

Sin embargo, ni la Fonoteca, que alberga a la Fototeca, ni esta misma están funcionando a plenitud, como esta reportera pudo constatar en una visita. El acervo de la Fototeca continúa en la bodega de su sede previa (7 Oriente 15) sin que haya certeza sobre la fecha de mudanza.  

Verónica Rojano, encargada del área de archivo y catalogación de la Fototeca, confirmó lo anterior a LADO B, y sugirió preguntar sobre el tema al área de comunicación social, y así se procedió, aunque al cierre de esta edición aún no había respuesta respecto de la situación del acervo.

De acuerdo con una entrevista realizada por Radio Buap en 2014 a Myriam Ramírez Alonso, entonces encargada de la Fototeca, el archivo es de aproximadamente 230 mil fotografías organizadas en distintos fondos como: fotografías por autor (donde se encuentran las del mismo Juan C. Méndez), donativos, fotografías del periódico Novedades de Puebla, o fotografías sobre el sismo de 1999.

El recorrido

Un edificio de tres plantas alberga la Fonoteca Vicente Teódulo Mendoza (que anteriormente se encontraba en la Casa de Cultura) y la Fototeca Juan Crisóstomo Méndez. Y aunque ya ha pasado cerca de un mes desde su inauguración, un curioso no encontrará mucho si lo visita.

[quote_left]La falta de contexto e información prevalece en todas las salas[/quote_left]

El edificio parece sólo vigilar las miniaturas que se encuentran en Paseo de Gigantes: una réplica de la Basílica de Guadalupe, del Palacio de Bellas Artes, la Catedral de Puebla, la zona arqueológica de Cholula, y -por qué no- réplicas de las obras que son orgullo del gobierno morenovallista: el teleférico, el CIS, el auditorio metropolitano, la estrella de Puebla, el Museo Barroco.

Como si no fuera suficiente autoelogio equiparar el CIS con, por ejemplo, la Puerta de Brandenburgo, en el lobby y el área de consulta física de la Fonoteca, al fondo de la planta baja, se exhiben fotografías de las mismas obras morenovallistas, enmarcadas en un diseño azul y blanco con una ficha técnica sobre su importancia.

En la planta baja también está el área de consulta digital de la Fonoteca y la Fototeca, que cuenta con pantallas táctiles para consultar parte del acervo de la Fonoteca de Puebla, la Fonoteca Nacional y de la Fototeca Juan C. Méndez. Ahí encontramos que algunas fotografías no coinciden con la categoría en las que se les enmarca. Ejemplo de ello son las fotografías con el nombre “Archivo del sismo de 1999”, cuyo contenido no tiene relación con el tema.

La falta de contexto e información prevalece en todas las salas.

En la sala de consulta física de la Fonoteca, al igual que en la sala digital, aún no hay personal, por lo que no es posible acceder a los materiales del acervo para consulta, a pesar de que la tecnología para hacerlo está lista.

También en planta baja se encuentra una pequeña exposición temporal de Jaime Sabines sin texto curatorial. Se trata de fotografías que no pertenecen al acervo de la Fototeca Juan C. Méndez.

En el primer nivel únicamente hay acceso a la sala inmediata a las escaleras donde presentan una exposición titulada “La evolución de la cámara fotográfica y el arte de la aprehensión de las imágenes”, que tampoco tiene texto curatorial, sólo hay una especie de cronología en la pared sobre los años en los que surgieron los distintos modelos de cámaras fotográficas.

Fototeca_opt

Al centro de la sala se encuentran cuatro plataformas con distintas cámaras antiguas y accesorios, en las esquinas una ficha enumera los modelos y las medidas de las cámaras en exhibición, sin más información como el año de lanzamiento o modo de funcionamiento. Se trata, explicó Verónica Rojano a pregunta expresa, de una importante donación del fotógrafo Eladio Alvarado y forman parte del acervo de la Fototeca Juan C. Méndez.

Finalmente en la pared hay dos reproducciones de fotografías del mismo Juan C. Mendez, acompañadas de una “fotoescultura en madera”, una especie de alto relieve en madera de la misma imagen observada en la fotografía a su lado. En ningún lado explica que esas piezas están hechas para las personas con debilidad visual o ceguera, ya que pueden tocarlas para apreciar la imagen.

Al fondo de ese nivel el paso está prohibido y, al menos por el momento, en esa sección se encuentran las oficinas administrativas de la Fonoteca y la Fototeca. Según los letreros colocados sobre las escaleras, en el primer nivel habrá un salón de usos múltiples, un área de catalogación y digitalización, un estudio de grabación y un cuarto de seguridad. En el tercer nivel, que aún no cuenta con acceso al público, habrá una tercera sala de exposiciones, otro salón de usos múltiples y un área de catalogación, así como un comedor y más oficinas administrativas.

Comparte
Ámbar Barrera
Periodista, comunicóloga, fotógrafa, feminista y amante del arte.