Marcos Levi, el joven pianista que quiere representar a México en Francia

Marcos Levi, el joven pianista que quiere representar a México en Francia

Ámbar Barrera

@Dra_caos  

Marcos Levi tenía 6 o 7 años cuando, mirando la película de El extraño mundo de Jack, de Tim Burton, quedó cautivado por la música y sintió por primera vez lo que él expresa como “el llamado” hacia la música, posteriormente, al ver El cadáver de la novia del mismo director (donde el piano tiene un papel protagónico), ese llamado se volvió mucho más claro: Marcos quería tocar el piano.

A los 8 años de edad comenzó sus estudios musicales en la Casa de Cultura Venustiano Carranza en la Ciudad de México, a los 11 años entró al Conservatorio Nacional de Música y a los 18 llegó a la Escuela Carlos Chávez.

En 2015 un amigo lo animó a participar por primera vez en la Bienal Internacional de Piano de Baja California, en la categoría profesional, donde ganó el primer premio por su interpretación de música mexicana. A eso le siguieron más concursos y dio paso para figurar en competencias extranjeras como el NTD International Piano Competition en Nueva York en 2016, donde fue el único seleccionado de América Latina.

Este año y ya con 20 de edad, Marco fue uno de los 15 seleccionados para competir en la categoría joven del Lagny-sur-Marne International Piano Competition en Francia, que se llevará a cabo del 15 al 20 de marzo de este año y para el cual, por falta de apoyo institucional económico, abrió una campaña de fondeo en Kickstarter que le permita comprar su boleto de avión.

Tomada de visiontimes.com

Marco pidió apoyo al Gobierno de la Ciudad de México, la Secretaría de Relaciones Exteriores y a la Embajada de México en Francia, sin embargo, sus solicitudes fueron rechazadas con el argumento de que no hay recursos para esos fines.

–La música para mí, más que un arte es un estilo de vida. Es como un método para conocerte a ti mismo, entiendes tus dificultades frente a un público y, tiene algo de deporte extremo, puesto que tienes sólo una oportunidad de hacerlo bien –dice Marco en entrevista para LADO B.

El joven pianista aclara que aunque no ha estudiado formalmente para ser compositor, sí se considera un creador de “distintas perspectivas a través de la música”. Además, como pianista dice divertirse mucho, pues aunque practica de 6 a 8 horas diarias, también encuentra tiempo para jugar videojuegos, hacer ejercicio, correr, estudiar y salir con su novia.

–Mientras más equilibrado es, más provecho le he sacado. Cuando me excedo con alguna de esas cosas, me ha hecho bastante mal: me lesiono, no puedo tocar o no avanzo lo suficiente. Así para mí, ser pianista es ser yo mismo.

Algunas de las recompensas de su fondeo son arreglos originales de Marco. En ese sentido, él suele hacer arreglos de manera libre, inspirado en soundtracks de películas (como el soundtrack de Hachiko) y la música de Danny Elfman, el compositor de muchas de las películas de Tim Burton.

–Lo que busco es principalmente crear una historia por medio de la tonalidad, de las emociones y de las atmósferas.

Su compositor favorito es Aleksandr Skriabin, pianista Ruso que vivió a finales del siglo XIX y principios del XX, considerado uno de los principales exponentes de la música del postromanticismo y uno de los compositores más innovadores en la historia de la música.

Actualmente, Marco estudia la preparatoria abierta pues ha dedicado su vida a la música y espera llegar a la meta del fondeo para poder ponerse a prueba en Francia como representante de México. En un futuro cercano, cuando cumpla 21, su meta es hacer el examen Ceneval y estudiar en el Conservatorio Superior de París o el Mozarteum en Austria.

Puedes apoyar la carrera de este joven pianista mexicano desde 100 pesos en el siguiente link.

Periodista, comunicóloga, fotógrafa y amante del arte. Bruja cósmica de aspiraciones transfeministas.

NO COMMENTS

Leave a Reply