Miss Tape: This Is Not America, por Adrianisima

Miss Tape: This Is Not America, por Adrianisima

cabezal-misstape

Adrianisima

@theadrianisima

Mi abuelo materno vivió dos tercios de su vida en New York. Por esa razón lo veíamos poco; cada lustro.

En Navidad enviaba a los nietos tarjetas musicales con dólares; fotos de él bajo la nieve de Manhattan. Daba la impresión de ser feliz, y “América” lucía en verdad como esa tierra a la que muchos aún aspiran hoy: lujosa, iluminada, ordenada.

Cada visita el abuelo Pancho traía maletas con regalos: muñecas de porcelana, maquillaje, pequeñas grabadoras Made in China, ropa Made in USA. Hacía mejoras a la casa de la abuela, invitaba paseos, y por cómo abrazaba a sus hijos, uno podía pensar que no se arrepentía de haberlos dejado para ir tras el sueño americano.

Para mí siempre fue un desconocido a quien no podía extrañar, pero su existencia hizo que me cuestionara desde niña: “¿por qué se fue? ¿lo que hay allá es mejor?”. Nunca volvió.

Quise armar esta MissTape con base en la dualidad que representa Estados Unidos para mucha gente en el mundo, en especial para muchos mexicanos. Es justo decirlo: pese a que hoy, en gran parte gracias a su nuevo gobierno, ese país anuncia tonos y formas predatorios, todo lo que podemos admirar de la cultura estadounidense no desaparece.

La eficacia y disciplina inigualable de sus fuerzas policiales y militares, su aporte irremplazable a las ciencias y la academia en general, la invención del rock and roll, su periodismo implacable à la Spotlight; SNL, Star Wars, Netflix y mucha de la tecnología que hoy nos hace felices: todo eso y más es motivo de orgullo “americano” y estándar a seguir o superar para no-“americanos”.

¿Hay algo más gringo que Billy Joel bautizando un estado de ánimo como “New York”? ¿que Tom Petty haciendo un himno del American Dream como segunda oportunidad? ¿que Courtney Love cantando a las estrellas de Malibu o Sheryl Crow mostrando la mano perdedora de Las Vegas? ¿que Bruce Springsteen haciendo homenaje al origen inmigrante de USA?

Por supuesto, no todo es american pride. Ese mismo orgullo ha dado origen a grandes himnos como “America” (Neil Diamond) o “Back In The USA” (Chuck Berry), pero también a piezas críticas basadas en el amor patriótico, como “For America” de Jackson Browne, quien cuestiona los ideales de libertad y verdad a través de los ojos de un soñador, desencantado de su país –que “envía a sus hijos a la guerra”, donde “todos tratan de ocultar la verdad, empezando por el presidente”–, pero al que no por eso deja de pertenecer: “Rezo por América, nací para América, no puedo detenerme hasta que la tierra de los libres despierte, abra los ojos y encuentre su conciencia”.

La “America” de Prince –escrita cuatro años antes de la caída del Muro de Berlín– no se queda atrás: “Aristócratas escalando montañas, haciendo dinero, perdiendo el tiempo. Comunismo es sólo una palabra, pero si el gobierno se deja, será la única que se escuche. América, dios derrame su gracia sobre ti. América, mantén libres a los niños”.

Los británicos David Bowie y Supertramp cantan desde su perspectiva: el primero compuso “I’m afraid of americans” para criticar la homogeneización cultural que imponen los McDonald’s en el mundo; los segundos escribieron “Breakfast in America” desde la perspectiva de quien nunca ha viajado a ese país y fantasea con él basado en ciertos estereotipos: “Soy un ganador, soy un pecador, ¿quieres mi autógrafo?”.

Justo porque estereotipos y mitos son inconvenientes en la relación bilateral, un análisis publicado en Lado B sobre lo que se avecina advierte lo siguiente: “Lo peor que puede pasar es que regresemos al ‘victimismo’ de la política exterior de los ochenta, donde se engañe a la gente diciendo que nuestros males son consecuencia de EU y de Trump”. Y efectivamente, tener –y promover– la idea de que los Estados Unidos es “el enemigo” implica varias falacias (generalización apresurada, causa falsa, ad populum), además de ser harina de un costal más complicado.

Por el momento —las cifras finales de la elección lo demuestran— cabe decir que esa que nos quiere vender Trump, no es “América” en su totalidad. La garra con que sus artistas e intelectuales expresen su espíritu crítico y, de algún modo, laman sus heridas, será algo muy interesante para ver y escuchar en los próximos años.

TRACKLIST

  1. Tom Petty And The Heartbreakers – American Dream Plan B
  2. Tom Petty And The HeartbreakersAmerican Girl
  3. Prince America
  4. Jackson BrowneFor America
  5. John MellencampPink Houses
  6. David BowieI’m afraid of americans
  7. David BowieThis is not America
  8. Billy JoelAllentown
  9. Billy JoelNew York State of Mind
  10. R.E.M.Leaving New York
  11. Sheryl CrowLeaving Las Vegas
  12. Hole Malibu
  13. Supertramp Breakfast in America
  14. Grand Funk Railroad – We Are An American Band
  15. Linda RonstadtBack In The USA
  16. Neil DiamondAmerica
  17. Bruce SpringsteenAmerican Land

 

1 COMMENT

Leave a Reply