“Polleros”, principales beneficiados con el triunfo de Trump

“Polleros”, principales beneficiados con el triunfo de Trump

Foto: Cuartoscuro. Tomada de animalpolitico.com/
Foto: Cuartoscuro. Tomada de animalpolitico.com
Conrad Fox | Mely Arellano

@willybones | @melyarel

El triunfo de Donald Trump y el eventual cumplimiento de su promesa de campaña de endurecer las políticas migratorias no sólo son buenas noticias para quienes votaron por él, sino también para los “coyotes” o “polleros” que, en opinión de Rodolfo Casillas Ramírez, profesor e investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), saldrán muy beneficiados, tanto que “si pudieron votar en Estados Unidos, votaron por Trump”.

El tráfico ilegal de personas migrantes en el mundo genera ganancias anuales por 6 mil 750 millones de dólares, según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por sus siglas en inglés), de modo que el efecto Trump en realidad garantiza a los traficantes de personas “un negocio más próspero. Cada vez que las leyes son más inflexibles, que las políticas migratorias son mas estrictas, los traficantes son los que más ganan, son empresarios que van a ser beneficiados por las medidas de mano dura de Trump”, considera Casillas.

El reporte “La globalización del crimen: una evaluación transnacional sobre la amenaza de la delincuencia organizada” (2010), de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, establece que tan sólo en la frontera entre México y Estados Unidos los migrantes pagan de 2 mil a 10 mil dólares, dependiendo del país de procedencia, para cruzar al otro lado.

“A final de cuentas el que paga los costos es el migrante y la familia -apunta Casillas-. Las rutas, no van a cambiar mucho porque las carreteras y las vías del tren siguen siendo las principales vías para llegar a la frontera y EU sigue teniendo una frontera muy porosa. Acuérdate que diario hay un millón de cruces fronterizos entre México y EU, hay que tener presente que la capacidad técnica de Estados Unidos para escanear los vehículos que cruzan la frontera es como de un 6% o 7%. Estados Unidos no puede escanear el 100% de los vehículos que pasan. Entonces lo que va a alimentar las medidas  de Trump es la creatividad. Nuevamente la creatividad supera la tecnología”.

Por supuesto, una creatividad impulsada por ganancias millonarias, pues de acuerdo con la UNODC las entradas ilegales en los Estados Unidos significan ingresos anuales de alrededor de 6 mil 600 millones de dólares para los delincuentes, un negocio que difícilmente podrá ser detenido por un muro.

“Para empezar no hay un muro que sea sólido a lo largo de toda la frontera, no lo hay ahora ni lo va a haber en dos años, ni en tres. (Pero) Suponiendo que hubiera un muro (…) tienes 4 lugares para darle la vuelta. Puedes pasar por arriba del muro, puedes pasar por abajo, puedes pasar por el costado derecho o por el costado izquierdo, los muros son obstáculos, no son impedimentos absolutos. Y pregúntales a los señores que pasan la droga y que pasan muchas cosas, han tenido cuerpos muy especializados de ingenieros que les hacen excavaciones bajo el muro, y han sido muy eficientes, es decir, no digo que no vaya a haber costos, va a haber costos, pero no un cierre al 100%. Es una utopía”.

El gobierno mexicano no está preparado para los retornos
Foto: Eileen Truax
Foto: Eileen Truax

Otra de las promesas de campaña de Trump fue la deportación de migrantes: primero dijo 11 millones aunque luego de su triunfo disminuyó a 3 millones con antecedentes criminales que es, más o menos, la misma cantidad de migrantes deportados durante la administración de Obama, de los cuales la mayoría es de origen mexicano.

En respuesta el gobierno mexicano anunció el diseño de un programa de empleo que en opinión de Casillas Ramírez es inviable: “Si uno analiza la incapacidad que ha tenido el gobierno para generar empleos para la mano de obra que existe en México, ¿de dónde va a sacar recursos para generar un programa extraordinario para darle empleo a los mexicanos que expulsa Estados Unidos? Si no tiene capacidad para atender la demanda ordinaria, menos capacidad tiene para atender una demanda extraordinaria de empleo”.

De hecho, desde el año 2015 diferentes investigadores, como Rodolfo García Zamora de la Universidad de Zacatecas, han advertido un regreso masivo de más de 6 millones de migrantes en el transcurso de los próximos 10 años, una situación para la que el gobierno mexicano no está preparado.

Ahora, al panorama se suma la amenaza de Trump y la falta de coordinación del gobierno mexicano.

“Hay una serie de contradicciones entre los funcionarios de gobierno. Por ejemplo, hace unos días el área de estadística de Gobernación decía que ya habían hecho un ejercicio estadístico en donde decían que si Trump iba a expulsar a gente con antecedente delictivos sólo iba a expulsar a 60 mil. Entonces si tú dices que esa cifra es la real, está toda la discusión de la Cancillería que tenía una sobredimensión hablando de millones. Por un lado te dicen que ya están preparados, por otro lado empiezan a tener declaraciones sectoriales que son contradictorias, que muestran que Cancillería trabaja por su lado, Gobernación por otro lado, luego una instancia subordinada de Gobernación te da una cifra muy baja, bueno pues entonces ya no entiende uno en donde está su plan perfecto que nadie conoce, simplemente te dicen ya estamos preparados”, critica Rodolfo Casillas.

De hecho una semana después de las elecciones estadunidenses el gobierno mexicano lanzó un plan de 11 puntos para apoyar a los migrantes mexicanos, y ha manifestado su intención de estrechar relaciones con Latinoamérica, anuncios que desde la perspectiva de Casillas sólo buscan tranquilizar.

“Hay que ubicar (…) que es un mensaje que trata de ser tranquilizador, pero las medidas que están anunciando son muy pobres en cuanto contenido y te lo voy a decir con ejemplos. Cuando se habla de fortalecer la relación con América Latina yo te puedo decir que los últimos 30 años la relación económica de México con Centroamérica es del 1.3% del total de su comercio, es decir, es prácticamente nada. Un proceso de comercio internacional no lo puedes modificar de un año para otro, es un proceso que lo vas construyendo con tiempo y yo dudo que Centroamérica tenga la capacidad de comprar las cosas que Estados Unidos le compra; yo dudo que Centroamérica tenga la posibilidad de vender las cosas que México le compra a Estados Unidos. Entonces no veo ningún fundamento sólido para decir que la relación comercial se va a cambiar con Centroamérica y se va a cambiar con Estados Unidos”.

Además de la pobre relación comercial, México ha endurecido sus políticas migratorias en la frontera sur convirtiéndose en un territorio de extorsión y muerte, sin el menor respeto hacia los derechos humanos de los migrantes centroamericanos.

(Con información de Aranzazú Ayala)

NO COMMENTS

Leave a Reply