Combatir la crisis climática, el mayor desafío de la humanidad

Combatir la crisis climática, el mayor desafío de la humanidad

summit

  • Se realiza en CDMX la sexta Cumbre Bienal de Alcaldes (C40 Mayors Summit 2016)
Domingo Fernández

Combatir la crisis climática es combatir la crisis más importante a la que nos hemos enfrentado como especie. Las oportunidades que se presentan ante esta responsabilidad climática nos permitirán reorganizar muchas problemáticas humanas urbanas, y atender la prosperidad no sólo de las actuales generaciones, sino de las futuras generaciones.

La ciudad es una forma de vida que en las últimas décadas ha trasformado al planeta, atender el cambio climático debe ser a nivel urbano, y el tiempo de reacción para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero es muy importante.

Para evitar un cambio climático peligroso, el Acuerdo de París establece un plan de acción mundial que pone el límite del calentamiento global muy por debajo de 2°C, tiende un puente entre las políticas actuales y plantea la neutralidad climática que debe de existir a finales del siglo.

El desafío

“Frente al escepticismo de ciertos jefes de estado y la cobardía paralizando a los demás, nosotros (los alcaldes) respondemos guiados por un solo principio: la acción”, dijo Anne Hidalgo, la alcaldesa de París y nueva presidenta del C40, grupo de liderazgo climático constituido por las 86 ciudades más influyentes del mundo, durante la sexta Cumbre Bienal de Alcaldes (C40 Mayors Summit 2016) realizada en la CDMX, que ahora pertenece al comité directivo.

En el evento el C40 premió el  trabajo de los alcaldes de las ciudades más combativas contra el cambio climático y la protección de sus ciudadanos de estos riesgos, en 10 categorías.

Las ciudades ganadoras ejemplifican la excelencia urbana sustentable, debido a que sus proyectos dedican y procuran una planeación urbana atenta a reducir las emisiones de los gases de efecto invernadero y mejorar la resiliencia. Este año por primera vez se incluyó una categoría que reconoce la equidad social y cuyo ganador fue Seúl, que financió modificaciones energéticas para mil 295 viviendas de familias de bajos ingresos en el 2015.

Esta cumbre de expertos de todo el mundo estableció una agenda compartida a través del intercambio de conocimientos y experiencias, abordó temas como la eficiencia energética, la inversión ecológica, el diseño urbano y el desarrollo económico municipal, sin duda un capítulo importante para la sustentabilidad urbana.

Hacer frente al cambio climático requiere por parte del C40 una inversión de 375 millones de dólares, y significa “el desafío más importante de la humanidad hoy y para las sociedades de mañana, y tenemos que trabajar en alianza con el sector privado, con los ciudadanos y con los gobiernos nacionales”, expresó Anne Hidalgo, quien destacó la ambición de los alcaldes por recuperar autonomía para innovar, capacidad de financiamiento y motivar la participación fundaciones que intervengan y mitiguen el cambio climático.

Adiós diésel

Las acciones en los próximos cuatro años determinará si las ciudades se colocarán en la trayectoria requerida para limitar los aumentos de temperatura por debajo de 1,5 grados. Acciones como la realizada por el ayuntamiento de Tokio, que ha ayudado a reducir las medidas de contaminación del aire mediante la introducción de reglamentos ambiciosos de vehículos diésel, incluso para los vehículos existentes.

O como en Curitiba donde se están transformando lotes baldíos en parcelas, creando comunidades sostenibles.

El C40 en alianza con Arup (consultora internacional de diseñadores, ingenieros y técnicos especialistas) presentaron un gran reporte que detalla la línea de acción para las ciudades americanas en vías al Acuerdo de París, dado que ellas representan el 15% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

Estos son claros ejemplos del compromiso y colaboración del C40, necesarios para transformar nuestras sociedades urbanas, pues es aquí donde se generan las emisiones, donde se consume la energía y donde se desarrollan las economías.

Otro importante anuncio fue que París, Madrid, Atenas y México prohibirán los motores diésel para el 2025.

CDMX en C40

La sexta Cumbre Bienal de Alcaldes se llevó a cabo en la ciudad que pierde 219 horas al año en el tráfico por habitante, como lo indica el Índice de Tráfico 2016 de TomTom, que mide 174 ciudades en 38 países en el mundo, donde CDMX logra el primer lugar en un ranking mundial con un nivel de congestión del 59%, seguida de Bangkok y Estambúl.

La ciudad de México es la ciudad piloto para la medición de los beneficios de la transitabilidad en bicicleta y a pie, como lo perfila el reporte generado por Novo Nordisk, compañía global que inició el programa Ciudades Cambiando la Diabetes, un estudio-respuesta hacia el urgente reto causado por el incremento de dicha enfermedad en nuestro país.

EcoBici es el programa que recopiló la información para el estudio y el cual convertirá a la CDMX en el cuarto lugar mundial en el uso de bicicleta pública, avanzando cuatro lugares y quedando ahora sólo por debajo de ciudades como Barcelona, Montreal, Nueva York y Lyon. Y a finales del año próximo sólo por debajo de China, Francia y Reino Unido, cuyo alcalde Sadiq Khan prometió gastar 77 millones de libras en iniciativas ciclistas, 5.5% del presupuesto para el transporte de Londres.

NO COMMENTS

Leave a Reply