Qué le espera a México después de Trump

Qué le espera a México después de Trump

Imagen: deathandtaxesmag.com
Imagen: deathandtaxesmag.com
Aranzazú Ayala Martínez

@aranhera

Donald Trump es presidente de Estados Unidos. ¿Y ahora qué? Ganó el voto de la “América profunda”, de la gente blanca más tradicional. Ni las grandes ciudades, ni las minorías definieron el rumbo de Estados Unidos.

En la Universidad Iberoamericana de Puebla durante la mesa de análisis “Election night” este miércoles, tres académicos discutieron sobre los resultados y lo que puede esperar México en temas como economía y migración. Durante el foro, la maestra Elena Ayala Gali dijo que el resultado no fue el deseado por muchos, pero no fue tan sorpresivo: 70% del voto inesperado fue para el candidato republicano.

La académica dijo que Trump caló en la clase media que está en descontento con el actual presidente Barack Obama, en la clase media cuyo poder adquisitivo no se ha recuperado desde la crisis financiera de 2008.

Uno de los temas que más le preocupaban a los asistentes fue la migración. ¿Habrá deportaciones masivas, se construirá el muro, se negarán las visas?

El doctor Miguel Calderón Chelius dijo que Obama ha sido uno de los presidentes más agresivos con los migrantes mexicanos: casi millón y medio de connacionales fueron deportados. Y si él, que no se decía enemigo de los migrantes, tuvo esa política, “¿qué podemos esperar de un gobierno encabezado por alguien que sí se dice en contra de los migrantes?”. El Coordinador de Ciencia Política y Administración Pública de la Ibero mencionó también que Donald Trump dijo que hará recorte de fondos federales a quien no penalice a los migrantes.

Sin embargo, no ve tan factible que se materialice el fenómeno de las deportaciones masivas. “La relación entre México y EU es muy intensa, la frontera es la más cruzada del mundo. Es muy difícil pretender cortar de tajo eso, pero hay que prever que se va a volver mucho más difícil esa relación”.

En cuanto a las remesas que recibe México y principalmente el estado de Puebla, José Luis García Aguilar, coordinador de la licenciatura en Relaciones Internacionales, dijo que quizás aumenten a corto plazo, pero a largo plazo habría que esperar y ver qué ocurre con la política migratoria concretamente. Pues tampoco el Estado Mexicano ha logrado mejorar las condiciones económicas para dejar de expulsar migrantes, ni para ofrecer alternativas a millones de ciudadanos. Si el escenario nacional ya es complicado, con el triunfo del candidato republicano empeoró. El tipo de cambió aumentó, la inflación se incrementará y tampoco hay una recuperación real del salario.

El triunfo de Trump convertirá el tema de la relación México–Estados Unidos en un asunto central en las próximas elecciones mexicanas.

Otro de los grandes temas fue el impacto económico. Tan sólo durante la noche de las elecciones y hasta el miércoles por la mañana el dólar subió poco más de un peso. Calderón Chelius explicó que un panorama es que se detengan las inversiones en México, porque justamente uno de los motores de éstas es el Tratado de Libre Comercio (TLC). El país tiene un modelo económico que ha estado orientado hacia el exterior, lo que es una ventaja para las empresas extranjeras porque pueden pagar muy poco a los obreros mexicanos.

“Muchas empresas están esperando a ver en qué estatus quedan porque seguramente se va a renegociar”, dijo. El TLC beneficia también a muchos mexicanos en lo individual, y también hay claroscuros de parte de México. Esta negociación, dijo el académico, será particularmente difícil porque está planteada en términos ideológicos. Todo se detendrá temporalmente porque también hay aliados del propio tratado que son las corporaciones, que no están interesadas en que el TLC desaparezca porque les conviene mucho.

De aquí a enero, a México le espera una segura inestabilidad. “El signo de Trump es la incertidumbre. Con Hillary (Clinton), más o menos teníamos claridad en la política interior y exterior”, dijo Calderón Chelius.

¿Y qué puede hacer México?

José Luis García Aguilar dijo que mucho del problema del antimexicanismo que capitalizó Trump es la imagen que México tiene en el exterior por muchos problemas internos. La corrupción y la inseguridad han empeorado, y este momento es una oportunidad para que los mexicanos hagamos una reflexión, un frente común y “tratar de limpiar nuestra casa también”.

“Deberíamos de esperar una acción mucho más ágil de parte del Estado mexicano y sobre todo una claridad en cuanto a aprovechar si se van a abrir estos temas a discusión, también tratar de aprovechar que se discutan cosas como los bajos salarios en México y el deterioro del medio ambiente”.

Periodista en constante formación, interesada en cobertura de Derechos Humanos y movimientos sociales. Reportera de día, raver de noche. Segundo lugar en categoría Crónica. Premio Cuauhtémoc Moctezuma al Periodismo Puebla 2014. Tercer lugar en el concurso “Género y Justicia” de SCJN, ONU Mujeres y Periodistas de a Pie. Octubre 2014

1 COMMENT

  1. excelente análisis, me gusto mucho la primera declaración de un político mexicano AMLO, casi 24 hrs antes de la declaración de EPN
    no somos un protectorado, somos vecinos

Leave a Reply