Crece 139% el paso de migrantes por Puebla y autoridades violan sus...

Crece 139% el paso de migrantes por Puebla y autoridades violan sus derechos

Foto: Leonardo Herrera
Foto: Leonardo Herrera
Eric David Montero | Mely Arellano

@ericdmontero | @melyarel

Me dicen el clandestino por no llevar papel. Pa’ una ciudad del norte yo me fui a trabajar, mi vida la dejé entre Ceuta y Gibraltar; soy una raya en el mar fantasma en la ciudad, mi vida va prohibida dice la autoridad.

Manu Chau.

El pasado 21 de agosto los medios en Puebla reportaron el “rescate” de 153 personas centroamericanas de una casa de seguridad en el municipio de Amozoc, a 20 kilómetros de la capital. A las pocas horas el Instituto Nacional de Migración (INM) confirmó que eran 90 -“más de 90” consignaron algunos- y no 153, entre los que se encontraban 17 menores de edad y dos mujeres embarazadas.

Aun con la disminución -de 153 a 90-, se trata del mayor secuestro de migrantes del que se tenga infomación en el estado. Pero este caso si bien es el más grave, no es el único, pues se suma a una serie de reportes cada vez más frecuentes sobre “rescates” o hallazgos de migrantes.

Por ejemplo, ese mismo día localizaron a 108 centroamericanos que viajaban en un tráiler sobre la Autopista Puebla- Orizaba la altura del municipio de Esperanza, 30 eran menores y 25 mujeres. En marzo de este año la Policía Federal aseguró un tráiler en la autopista México-Puebla con 95 migrantes, entre los que había 20 menores y 33 mujeres, que iban a la Ciudad de México provenientes de Puebla. Mientras que el pasado 8 de septiembre, 25 migrantes -6 menores de edad- fueron encontrados también en una casa en Amozoc.

El paso de migrantes por Puebla tampoco es cosa nueva pero su aumento ha sido exponencial, y una manera de medirlo es revisando las cifras del INM sobre personas “presentadas ante la autoridad” o “restacadas” —eufemismos oficiales para referirse a las detenciones de migrantes- y que, según sus registros, de 2012 a 2015 crecieron en 139 por ciento. Siendo 2014, el año en que se echó a andar el Plan Frontera Sur, cuando hubo mayor número de eventos (2362).

Tanto Andrea González, responsable del programa sobre migraciones del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría de la Universidad Iberoamericana en Puebla, como el sacerdote Gustavo Rodríguez Zárate, coordinador de la Pastoral de Migrantes, coinciden en que la implementación del Plan Frontera Sur ha obligado a los migrantes a tomar otras rutas que los hace aún más vulnerables a los abusos de miembros del crimen organizado y de policías locales, quienes constantemente los extorsionan con la amenaza de deportarlos, aun cuando ellos no tienen la facultad de pedir papeles de identificación a extranjeros, o bien recurrir a “polleros” que los transportan por trailer o autobús y los llevan a casas de seguridad en condiciones infrahumanas.

También por este cambio de ruta cada vez más migrantes, al mes entre 100 y 200 calcula el padre Gustavo, se quedan en la entidad poblana juntando algo de dinero en los cruceros o haciendo algún trabajo eventual para retomar su camino hacia la frontera norte.

Foto: José Luis Moctezuma | Archivo
Foto: José Luis Moctezuma | Archivo
Violaciones a la ley y a los derechos humanos

Tanto el caso de los migrantes “rescatados” en Amozoc como el de los encontrados en el tráiler son el reflejo de una constante en la política migratoria mexicana, dijo Andrea González en entrevista para LADO B, en donde después del rescate a personas víctimas de delito grave proceden a agilizar su deportación.

“Esto es una violación a derechos humanos, porque en la ley de migración y en el reglamento de la Ley de Migración, se establece que las personas víctimas de delito grave en territorio mexicano tienen derecho a un juicio justo, a poder denunciar y que mientras ellos tengan una denuncia abierta no se les pueda deportar; aparte de la denuncia tienen derecho a obtener una visa humanitaria por haber sido víctimas de delito”.

Sin embargo esta garantía es una de las principales fallas en la Ley de Migración pues aunque sí habla de “víctimas de delito”, el concepto de “delito grave” no está asentado en el reglamento, y su clasificación queda en manos del Ministerio Público o el juez.

El sacerdote Gustavo Rodríguez también condenó el maltrato hacia los migrantes cuando los bajan de los autobuses o los “rescatan” de alguna casa de seguridad, pues aunque tienen derecho a que informen a sus embajadas, en muchos casos esto no se cumple, y más bien los criminalizan, los mantienen en las estaciones migratorias como si estuvieran en la cárcel.

Foto: Prometeo Lucero Tomada de enelcamino.periodistasdeapie.org.mx/
Foto: Prometeo Lucero
Tomada de enelcamino.periodistasdeapie.org.mx/
Aumentan las detenciones en Puebla

Hace un par de semanas el titular del INM, el poblano Ardelio Vargas Fosado, informó que ha aumentado la migración centroamericana a nivel nacional en 128 por ciento de 2014 a 2015, y que de enero de 2016 a la fecha ya van 130 mil personas “presentadas ante la autoridad”, 30 mil más que en 2014.

En Puebla el crecimiento de 2012 a 2015 fue de 139 por ciento, aunque de 2014 a 2015 hubo un decrecimiento, y en los primeros seis meses de 2016 ya se han reportado 1012, más de la mitad de los 1989 que fueron “presentados” en 2015.

La cantidad de menores que pasan por el estado en su camino hacia Estados Unidos también ha aumentado, aunque quizás aún no es visible. En 2014 fueron 481 centroamericanos menores de 17 años, de los cuales 217 eran de 12 a 17 años y viajaban sin compañía; en 2015 fueron 398, de ellos 174 tenían entre 12 y 17 años y viajaban solos, finalmente de enero a junio del 2016, han sido 290, 149 son de entre 12 y 17 años que viajan no acompañados.

Personas centroamericanas “presentadas ante la autoridad migratoria”, en Puebla

Año

Número

2012

792

2013

1025

2014

2362

2015

1989

ene-jun 2016

1012

1 COMMENT

Leave a Reply