Las 10 mejores -y poco conocidas- películas indies Sci-fi de nuestro siglo

Las 10 mejores -y poco conocidas- películas indies Sci-fi de nuestro siglo

Héctor Jesus Cristino Lucas

@earoche

Debemos aclarar que aunque existan grandiosos ejemplos que pudieran encajar a la perfección en este top, como Donnie Darko de Richard Kelly, Her de Spike Jonze o District 9 de Neill Blomkamp -así es, la opera prima del sudafricano que nos trajo recientemente Chappie, y quien nos traerá la nueva secuela de Alien sí es de cine independiente- éstas no estarán aquí. Pese a ser grandes obras de culto dentro del cine indie ya han adquirido un nivel más alto en la cultura popular, y son más bien conocidas entre la mayoría y hasta consideradas piezas maestras.

¿Pero qué hay de los otros? ¿Qué hay de esas películas de ciencia ficción fascinantes que se conoce menos? Pues bien, esta es la oportunidad de mostrar directores, visiones y tratamientos alucinantes, entre la utopía y el distopismo, de diversos largometrajes de ciencia ficción de nuestro siglo que pueden estar escapándo de nuestra atención debido al barullo de Inception o Interestellar de Nolan. En este conteo nos encontraremos con películas independientes Sci-fi que contaron con tan poco presupuesto para su realización que algunas de ellas se forjaron, debido su temática extravagante o a sus minuciosos fanáticos de lo underground, un pequeño estatus de culto.

Otras sin embargo, pasaron desapercibidas debido a la poca o escasa distribución, pero no eso fue excusa para o ser reconocidas por la crítica. La semana pasada hablamos de Turbo Kid y entendimos que la ciencia ficción de la buena, esa de antaño, clásica y retro, sigue vigente aunque oculta dentro de la industria. Estas son las nuevas recomendaciones de El Cinemaniaco: 10 películas indies de ciencia ficción poco conocidas de nuestro siglo.

***

10.- Ex – Machina (2015)

Esta tal vez sea la película más relativamente conocida del top debido a que es la única, de toda las que nombraremos, que ha ganado un Oscar. Lo obtuvo a los Mejores Efectos Visuales este año. Sin embargo, lo que de verdad nadie conoce del film es que fue escrita y dirigida por Alex Garland, un novelista y ahora director de cine británico que fue uno de los guionistas preferidos y casi fetiches del propio Danny Boyle. Así es, el mismísimo director de Trainspotting usó diversas novelas de Garland para adaptar a pantalla grande, The Beach del 2000 la primera de ellas.

Pero también fue el encargado de escribir, a petición de Boyle, los guiones de 28 Days Later y la maravillosa Sunshine. Alex Garland es un escritor que de ciencia ficción conoce demasiado, por ello no resulta sorprendente que ahora debute como director gracias a su film independiente más íntimo. Ex – machina es un thriller de ciencia ficción que juega con la misma tesis que Asimov con su I Robot o Phillip K. Dick con su Do Androids Dream of Electric Sheep?, cuestionándonos el futuro donde la máquina alcance una mayor humanización que los propios humanos. El tratamiento de la inteligencia artificial en el film resulta apasionante y aterrador.

9.- Under The Skin (2013)

Basada en el libro homónimo de Michel Faber y adaptada a pantalla por quien ahora la crítica considera como el nuevo Kubrick, Jonathan Glazer, estamos frente a un thriller de horror, ciencia ficción y hasta erotismo que nos narra, a su manera, una invasión extraterrestre. Pero aclaremos algo, aquí no tenemos los clásicos invasores que vienen a la Tierra con un arsenal de naves espaciales para destruir la Casa Blanca, más bien, cuenta una sofisticada y cautelosa estrategia para pasar desapercibidos entre nosotros. ¿El método? La atracción por medio del erotismo, similar al film de 1997 de Roger Donaldson, Species, pero con mayor trasfondo filosófico y una estética sublime.

La película tiene un desenlace inesperado que rompe con las clásicas películas de invasión alienígena. Como mera curiosidad, Scarlett Johansson quien interpreta al invasor, muestra su primer desnudo integral.

8.- Coherence (2013)

La tesis del film del siguiente filma ha sido tratada por muchas películas anteriormente, pero Coherence de James Ward Byrkit puede que sea una de las que mejor aclara el tema de los saltos cuánticos. Si bien, el escritor H. G. Welles con su The Time Machine fue el primero en plantear que si se viaja al pasado y se transgrede hasta lo más mínimo, los sucesos del futuro podrían cambiar drásticamente –La base de películas como Terminator de Cameron, The Butterfly Effect  de Eric Bress o hasta Back to the Future de Robert Zemeckis – el film de Byrkit juega con la teoría que dice que no cambiarías el futuro sino que crearías todo un universo paralelo.

¿Que pasaría si las leyes básicas de la física -como las de Newton- desaparecen delante de nuestros ojos para crearse nuevas a un punto tal que la realidad tal y como la conocemos cambie? Esta es la idea de múltiples universos paralelos que transcurren al mismo tiempo que el nuestro, y que las decisiones que tomamos diariamente son capaces de desarrollarlos. Películas como Run, Lola, Run de Tom Tykwer o el filme de horror Triangle de Christopher Smith fueron capaces de explicar esta misma teoría. Donnie Darko inlcuso, aunque codeándose un poco con los viajes en el tiempo, también lo hizo. Pero Coherence tiene un tratamiento fresco e interesante.

7.- Moon (2010)

La opera prima del hijo de David Bowie, Duncan Jones, es una auténtica delicia para todo amante de la buena ciencia ficción. De hecho, películas recientes como Gravity de Cuarón e Interestellar de Nolan, como libros del tipo The Martian de Andy Weir -recientemente adaptado por Ridley Scott- le deben mucho a Moon. Sin embargo, Jones también toma prestado de grandes clásicos del género, de ahí el parecido argumental con Enemy Mine de Wolfgang Petersen y 2001 a Space Odyssey como principal referente. Una grandiosa película de ciencia ficción que nos narra la desolación del hombre y de un futuro distópico donde el automatismo vuelve a ser tema de debate.

Como mera curiosidad, Duncan Jones es el director de la película ya pronto a estrenarse este 9 de junio del 2016, Warcraft: The Beginning adaptado del videojuego homónimo.

6.- Primer (2004)

El crítico de cine, Mike D’Angelo, dijo alguna vez: “cualquiera que diga que entendió completamente Primer después de verla una sola vez es un savant o un mentiroso”. Y es que Primer es conocida por ser una de las películas independientes con uno de los guiones más complicados de todo el séptimo arte. No hablamos de un tipo de cine, surrealista tal vez, que sea capaz de generar incertidumbre y confusión como los filmes de David Lynch o Alejandro Jodorowsky, sino más bien, una película experimental con un diálogo físico y matemáticamente perfecto. Esto debido a quien escribió y dirigió fue Shane Carruth, un matemático y ex ingeniero.

Primer nos habla también de los viajes en el tiempo que, pese a ser complicada, mantiene latente una línea secuencial casi tan perfecta a la hora de explicárnoslo que nos recordará a la ciencia ficción de antaño; esa que se esmera, que explica con su argumento la posibilidad que algo como lo que estamos presenciando sea plausible. ¿Recuerdan que era lo mismo de lo que hablábamos con Forbidden Planet hace tiempo? Pues a eso me refiero.

5.- Monsters (2010)

Stephen King la consideró como “La mejor película de monstruos del 2010”, y significó el asombroso debut del británico Gareth Edwards -amante de las películas de George Lucas, Tarantino y Spielberg- en la industria del cine: Monsters. Una película de monstruos donde el verdadero conflicto es el ser humano. ¿Recuerdan cuando hablamos de Avenida Cloverfield 10 y que la metáfora del monstruo era una mera crítica social popularizada desde el clásico Gojira de 1954? Pues bien, Edwards nos trajo una visión similar al inicio de su carrera, mostrándonos con sus criaturas, conflictos políticos ante amenazas gubernamentales o problemáticas como la inmigración.

Gareth Edwards se perfila lentamente en una de las más fascinantes promesas dentro del género de la ciencia ficción, ya que fue el responsable del modesto reboot de Godzilla en el 2014 y quien se encargará, por si fuera poco, del spin-off de Star Wars: Rogue One que se estrenará a finales de este año.

4.- The Lobster (2015)

Dirigida nada más y nada menos que por el cineasta griego Yorgos Lanthimos, mejor conocido por ser el autor intelectual de la fascinante Kynodontas en el 2009 -Un thriller psicológico que pudiera ser la sucesora griega de la mexicana El Castillo de la Pureza de Arturo Ripstein y posible inspiración para el actual The Room de Lenny Abrahamson- nos deleita ahora con su más reciente película, una de ciencia ficción distópica: The Lobster. Un film excéntrico y ácidamente divertido. Hablamos del distopismo clásico de prohibición y restricciones -como el 1984 de Orwell o el Metrópolis de Lang- pero no contra los pensamientos o la libertad, sino contra la soltería.

Así es, ser soltero está penado contra la ley, y al más puro estilo de un Battle Royale de Kinji Fukasaku existe un rocambolesco procedimiento para evitar que este “mal” se salga de control, o bien, para castigarlo. Una rareza alucinante que se impregna de un sabor casi único. Lanthimos sin duda se hace de un estilo que lo distingue del resto.

3.- Los Cronocrímenes (2007)

Una película de viajes en el tiempo que resulta semejante a la película Coherence de Byrkit, pero esta vez apoyada en el principio de autoconsistencia de Novikov, que para explicarlo más claramente, debemos remontarnos a un episodio de la serie Twilight Zone: “Una persona viaja atrás en el tiempo para descubrir la causa de un famoso incendio. Mientras está en el edificio donde comienza el incendio la persona golpea accidentalmente una lámpara de keroseno y provoca el incendio. El mismo incendio hace que la persona, años después, viaje hacia el pasado.”

La película, opera prima del director de Open Windows Nacho Vigalondo, es un clásico español imperdible. Además de una excelente ciencia ficción, es un thriller absorbente que te aseguro no te soltará.

2 y 1.- Los filmes de Isaac Ezban: El Incidente (2014) y Los Parecidos (2015)

Fue complicado escoger una película para este puesto, Los Cronocrímenes y The Lobster estaban peligrosamente cercanos a quedarse con el título, pero fue entonces que volteé a ver lo que tenía más cercano, y no por darle preferencia a mi país -que seguramente será difícil que me crean-, sino porque la mayoría aseguraría que la ciencia ficción creada en México es “mala”. Sin embargo, damas y caballeros, Isaac Ezban nos ha demostrado todo lo contrario. Este hombre, que lentamente se perfila como uno de los directores más prolíficos del género en nuestro país, tiene dos titanes en su filmografía de las cuales es mejor hablar en conjunto.

Guillermo Del Toro calificó la película El Incidente como: “Un film angustiante y un debut asombroso de Ezaban”. Resulta una combinación casi perfecta entre horror y ciencia ficción capaz de retratar, a través de dos historias claustrofóbicas, la temática de los universos cíclicos, paralelos y las paradojas espacio/tiempo. Un film del que es mejor no contar demasiado, porque es capaz de confrontar al espectador para generar diversas teorías o bien, diversos desenlaces dentro de estos extrañísimos universos paralelos. Quien recuerde el film de The Cube o haya visto la serie Lost, tendrá un referente perfecto para comprender los conflictos de la película.

La otra es nada más y nada menos que Los Parecidos, que inauguró el Mórbido Film Festival del año pasado con gran éxito. Una película que rinde homenaje a los filmes más clásicos de ciencia ficción como The Day the Earth Stood Still o series del tipo Twilight Zone. En este caso el misterio nos remonta, como telón de fondo histórico, a una noche de 1968 en la ciudad de México. Distintas personas quedan atrapadas en una central de autobuses debido a una torrencial lluvia, y pronto, todos comienzan a parecerse a uno de ellos. El film está discretamente ligado a El Incidente y será la digna representante de México en el famoso Festival de Cannes 2016.

Hay quienes creen que las películas fantásticas o de ciencia ficción en México son pésimas, pero eso debido a que no han visto los trabajos de Isaac Ezban. De las mejores películas indies de ciencia ficción de nuestro siglo.

Héctor Jesús Cristino Lucas resulta un individuo poco sofisticado que atreve a llamarse “escritor” de cuentos torcidos y poemas absurdos. Amante de la literatura fantástica y de horror, cuyos maestros imprescindibles siempre han sido para él: Stephen King, Allan Poe, Clive Barker y Lovecraft.
Desequilibrado en sus haberes existenciales quien no puede dejar (tras constantes rehabilitaciones) el amor casi parafílico que le tiene al séptimo arte. Alabando principalmente el rocambolesco género del terror en toda su enferma diversidad: gore, zombies, caníbales, vampiros, snuff, slashers y todo lo que falte.
A su corta edad ha ido acumulando logros insignificantes como: Primer lugar en el noveno concurso de expresión literaria El joven y la mar, auspiciado por la Secretaría De Marina en el 2009, con su cuento: “Ojos ahogados, las estrellas brillan sobre el mar”. Y autor de los libros: Antología de un loco, tomo I y II publicados el 1° de Julio del 2011 en Acapulco Guerrero. Aún en venta en dicho Estado.
Todas sus insanias pueden ser vistas en su sitio web oficial. http://www.lecturaoscura.jimdo.com

1 COMMENT

Leave a Reply