Sara Levi Calderón, el atrevimiento de escribir sobre el amor entre mujeres

Sara Levi Calderón, el atrevimiento de escribir sobre el amor entre mujeres

El siguiente texto forma parte de la serie LAS MUJERES EN EL ARTE: Testimonio de mujeres creadoras contemporáneas, que abordan el tema de género en el arte desde diferentes campos de acción y puntos de vista. Las entregas anteriores las puedes encontrar dando click en el banner.

Banner_Mujeres_Arte

Ámbar Barrera

@Dra_Caos

Sara Levi Calderón siempre quiso ser escritora. La primera vez que se sentó a escribir algo en forma tuvo como resultado Dos mujeres, su primer libro publicado que tuvo un gran éxito y alcance, al mismo tiempo que le costó el destierro por parte de su familia por haber escrito sobre un amor entre dos mujeres y tener muchas referencias autobiográficas.

Eran tiempos diferentes. Corría el año 1990 cuando Dos mujeres salió a la venta. Sara Levi Calderón es un nombre literario, la escritora proviene de una familia judía muy reconocida en el país y se cambió el nombre pensando que de esa manera nadie sabría que ella lo había escrito.

Sin embargo, cambiar su nombre no fue suficiente. Su familia se enteró y se escandalizó por la carga de erotismo en su novela. La homofobia golpeó fuertemente a la escritora. Sara Levi fue desheredada, sus padres no quisieron volver a hablarle y sus propios hijos la corrieron de la casa donde vivía, que era además de su propiedad.

Dos mujeres-2La suerte del libro fue diferente, al menos al principio. Tuvo mucho éxito en ventas y fue bien valorado por la crítica literaria. Fue editado por la editorial Diana (hoy editorial Planeta), una de las más importante del país en esa época.

8 o 9 meses después de su lanzamiento, el libro desapareció de las librerías. El padre de Sara Levi movió sus influencias para sacarlo de venta. Sara desconoce exactamente qué trato hizo su padre con la editorial pero de un día para otro el libro había desaparecido de todos lados.

Sara ha dicho que no pudo con el escándalo en ese momento y sobre todo, no podía con el dolor de no ver a sus hijos, que aunque ya eran mayores, prácticamente la habían desterrado. Sara se fue a San Francisco (EU), donde tuvo la oportunidad de reimprimir su libro en una editorial estadounidense. Ese autoexilio duró muchos años.

–Había inmigrado porque me había aterrado con el éxito y con lo que estaba ocasionando. Fue un cuchillo de dos filos. Fabuloso para el libro y para mí como escritora, pero para mí como una lesbiana de los ochentas-noventas fue muy difícil. Como lo veo ahora, no me arrepiento –dice Sara Levi en entrevista para Lado B.

La historia antes y después de Dos mujeres

Sara Levi se casó a los 18 años y tuvo 2 hijos varones. Años después decidió estudiar Sociología en la UNAM, donde conoció a mucha gente nueva y descubrió que podía hacer y ser muchas cosas aun siendo judía. Después estudió una maestría y actuación, eso último pensando en convertirse en escritora, algo que se nota en su forma de narrar.

Las-dos-Rosas-Grabado-en-Linoleo-2
Las dos Rosas, grabado en linóleo.
Obra de Rosa Borrás.

También le tomó muchos años abrir su sexualidad y asumirse lesbiana. Después de su divorcio, del que también tuvo que sortear dificultades y tensiones familiares, Sara creyó al pasar los años que enamorarse era una ilusión y que ella seguramente ya estaba incluso incapacitada para amar.

Cuando Sara se enamoró, se enamoró de una mujer. Ese romance y en general la vida de la escritora se retratan en el libro de Dos mujeres. Tal vez esa fue la razón principal por la que  su familia reaccionó de manera tan tajante. En el libro, Sara Levi hace un retrato autobiográfico y aunque no da los nombres reales, expone el abuso físico y psicológico que Sara sufrió por parte de su padre y su hermano mayor cuando era adolescente, aunque la historia principal sea la del apasionado y arrebatado romance que vivió, ya divorciada y con poco más de 40 años, con aquella mujer más joven de la que se enamoró y a la que 35 años después, Sara continúa amando y con la que se casó hace apenas 3 años en la Ciudad de México.

Sara lo perdió todo a tan sólo unos días de la salida de ese libro y dejó de escribir un par de años. Cuando su padre murió, ella regresó de su autoexilio para afrontar todo lo que quedó en el aire, entonces escribió de nuevo.

Vida y peripecias de una buena hija de familia

A finales de Febrero Sara Levi Calderón presentó su segundo libro Vida y peripecias de una buena hija de familia en la feria del Libro del Palacio de Minería y su presentadora fue la feminista Marta Lamas, quien reconoció que es una novela que denota valentía y que hace falta más historias sobre lesbianas como ésa.

La-dos-Rosas---Matriz-grabada-en-linoleo-2
Las dos Rosas, matriz grabada en linóleo.
Obra de Rosa Borras

El libro habla de muchos temas, algunos que también hacen referencias autobiográficas: Su vida en San Francisco, su regreso a México, sus relaciones de amistad, de amor y sexualidad. Y por supuesto de su relación con la familia que la expulsó tanto emocional como económicamente de sus vidas.

Con este nuevo libro, Sara aparece por primera vez para presentarlo en México, para dar entrevistas y en general, para darle un rostro a sus libros ya sin temor a que la reconozcan.

–Este libro tiene todas las cualidades de dos mujeres y más. Sucede en Estados Unidos, México, Tepoztlán y creo yo que es un libro muy bello –dice Sara.

Vida y peripecias de una buena hija de familia fue publicado por la editorial Voces en Tinta y puede adquirirse en Puebla en las librerías Gandhi.

NO COMMENTS

Leave a Reply