Liberarse del sistema piramidal es liberar nuestra creatividad: Berman

Liberarse del sistema piramidal es liberar nuestra creatividad: Berman

Banner_Mujeres_Arte

Ámbar Barrera

@Dra_Caos

Creo que ser mujer, mientras el patriarcado se derrumba, es una gran oportunidad. Es una gran oportunidad para las mujeres creativas, para las empresarias, artistas, pensadores y científicas”.

Sabina Berman

Sabina Berman es escritora, periodista, dramaturga,y también una mujer que rompió los moldes que le imponía la sociedad y su construcción piramidal. En su participación durante la primera semana de Género, Arte y Diversidad el pasado 8 de marzo en la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México, Sabina decidió no hablar de la película Backyard, como estaba previsto, para aprovechar el espacio y hablar de otros temas que conciernen a las mujeres en el mundo actual.

–Nadie nace en un mundo no construido. Nacemos en un mundo ya hecho desde las construcciones de cemento hasta las construcciones de vida.

Sabina compartió cuando le dijo a su padre, un hombre recio y “muy macho”,  que iba a dejar de estudiar para dedicarse al teatro.

–Mi papá me dijo: Sabina, al teatro se dedican las prostitutas y los homosexuales. Claro que tratándose de mi papá, me lo dijo en clave urbana: A eso se dedican las putas y los putos.

PanchoVilla3
Fotograma de la película “Entre Pancho Villa y una mujer desnuda”

6 meses después Sabina debutaba en teatro interpretando dos personajes. El primero se mostraba al levantarse el telón. Sabina interpretaba a una prostituta, con medias de malla y sentada en las piernas de un hombre de la edad de su padre. Más adelante, Sabina interpretaba a un hombre desviado e inestable, que además era bisexual. Sabina estaba feliz y su padre, quien fue a ver la obra, dejó de hablarle a su hija durante un año.

Sabina también recuerda cómo su padre, cuando ella era una niña, le contaba antes de dormir historias de su héroe Pancho Villa, y justamente la primera obra de Sabina como dramaturga profesional fue Entre Pancho Villa y una mujer desnuda.

Su padre fue a ver la obra y al darse cuenta que Pancho Villa y su machismo eran el objeto del chiste durante toda la obra, en la última escena se salió del teatro muy molesto, negando con la cabeza.

–Tuve el gusto de ver salir a los historiadores más renombrados del país en el mismo momento de la obra. Desde entonces yo sí creo que las obras que se escriben, se escriben contra algo y para algo.

El mundo construido: La pirámide

Ese mundo ya construido (del que de alguna manera Sabina Berman cruzó el límite), tiene una forma piramidal basada en distintas religiones, según la misma Sabina.

En esa pirámide se jerarquiza y formaliza una cadena de sometimiento. Dios se encuentra en la cúspide de la pirámide, sometido a dios está el varón, por debajo y sometida al varón está la mujer, por debajo están los niños, los sirvientes y en el nivel más bajo se encuentran los animales.

–Esa construcción de nuestro mundo occidental permanece atacada por todas partes. Y es la construcción contra la que las mujeres nos tenemos que prevenir. Tenemos que conocerla y entender que nuestra cultura está construida sobre eso y que es nuestro enemigo principal. Nos educan para que pensemos el mundo en forma de pirámide.

En ese sentido, Sabina Berman cree que el feminismo es la revolución sin armas más (y tal vez única) exitosa de la actualidad.

La visión de Sabina es esperanzadora. Ella distingue 3 tipos de mujeres que existen en ese sistema piramidal.

Cuchillo-y-Mariposas
“En mis manos corta cebolla, jitomate… En sus manos corta mi juventud, mis ilusiones, mi inocencia. Violencia… violación. Mariposas. Una por cada una de mis mujeres que ha sido abusada” 
Anónima / 2010

La primera, dice ella, es la mujer que se deja jalar por el pasado, por el modelo tradicional del ser mujer; las segundas se acomodan de forma astuta en el presente, actuando como mediadoras; las terceras están fuera de la pirámide, colocadas hacia el futuro, mujeres creativas que al no embonar en el modelo piramidal, toman la oportunidad de inventar lo que aún no está.

–Todas estamos un poco o mucho jaloneadas por el pasado. Hay unas que se someten, que no lo soportan o no lo entienden, y que no tienen los instrumentos intelectuales para registrar ese jaloneo y saber que es el pasado el culpable, y es un asunto muy grave.

Para ejemplificar ese jaloneo del pasado, Sabina recordó que hace poco fue la invitada de honor en la Universidad Iberoamericana para entregar diplomas de excelencia a universitarios graduados. El 92% de esos diplomas eran para mujeres, sin embargo, cuando investigó el porcentaje de egresados exitosos de la misma universidad, sólo el 5% de esos casos eran de mujeres.

–Así de grave es el jaloneo del pasado. Mujeres que tienen toda la preparación y un diploma de excelencia en una universidad, que salen en igualdad de circunstancias, y entrando a este mundo patriarcal piramidal, no tienen un entrenamiento para partirle el padre al mundo. Tendríamos que estar transmitiendo ese conocimiento, lo que hemos aprendido en el camino. Si alguna de ustedes no está angustiada con estas cifras que les estoy diciendo, están en estado de negación. Yo misma estoy angustiada y no me toca el mundo que les va a tocar a ustedes.

Como un ejemplo de las mujeres que se instalan astutamente en el presente como mediadoras, Sabina mencionó a Hilary Clinton, que ha tenido éxito en la opinión pública y a quien hasta el actual candidato demócrata Bernie Sanders le ha copiado el discurso.

–Esas mujeres ocupan un lugar muy importante pero lo que hacen es renunciar al futuro, renunciar a la radicalidad de la invención.

Finalmente, Sabina describió a las mujeres fuera de la pirámide como “las mujeres que están diseñando el futuro”.

–Son las mujeres que usan mucho el verbo soñar, que hablan mucho de inventar, que están tomando las grandes oportunidades que implica la revolución de las mujeres. Mujeres que están haciendo una fortuna como empresarias, y muy especialmente las biólogas.

Sabina dijo que estas mujeres se encuentran en todas las ramas y todas las disciplinas, aunque mencionó especialmente a las biólogas investigadoras por hacer un viaje al pasado, miles de años antes del patriarcado, e investigar sobre el origen biológico y evolutivo de las especies, contribuyendo a nuevos conocimientos que también podrían ser destructores de prejuicios patriarcales sobre el papel de la mujer en la sociedad.

Los obstáculos para dejar de ser jaloneadas por el pasado

Sabina Berman también compartió su visión sobre obstáculos a los que las mujeres se enfrentan, sobre todo aquellas que terminan una carrera universitaria, y que son parte de ese sistema patriarcal que no deja a nadie fuera de la pirámide del sometimiento.

“Liberarse de esa pirámide es liberar nuestra creatividad” (Sabina Berman)

El primer obstáculo, dice Berman, es tan obvio que suele ignorarse, se trata del llamado trabajo del hogar.

–Es increíble que sigamos en este rezago. Todas sabemos que no hay nada en nuestra biología que haga que nosotras tengamos que lavar los trastes o en su defecto controlar al servicio que nos suple en estas labores, sin embargo las mujeres siguen siendo en el planeta, las que se encargan de lo doméstico. Se calcula en Estados Unidos que tres cuartas partes de las egresadas no están ejerciendo por esa razón.

SabinaAdemás, la dramaturga recalca que antes del trabajo doméstico está el matrimonio, y desde que accede a él “una mujer ya perdió”.

–Ese es el asado y la única manera de resolverlo es o no casarse o casarse llevando un tratado leonino que diga que esa (el trabajo del hogar) no es la responsabilidad de una mujer.

Otro de los obstáculos son los métodos para visibilizar a las mujeres, como el lenguaje.

Para dar un ejemplo, Sabina contó la anécdota de su sobrina, quien no quiso ir a la escuela para asistir a las celebraciones por el día del niño, argumentando que era el día del niño y no de la niña. Entonces Sabina recordó que ella hizo lo mismo de pequeña y su madre le había respondido que no importaba, que era lo mismo. Ahora Sabina reflexiona y cree que su madre estaba en un error.

–Sí importa. El asunto del lenguaje es diario, permanente y constante. También sucede que borran nuestras diferencias como si fueran más importantes los Derechos Humanos que los derechos del 50% de la población. Es más importante ese genérico que los derechos de las mujeres.

El tercer obstáculo es la “invisibilización por mala aritmética”, algo que puede entenderse como la trampa de las cuotas de género en los consejos ciudadanos o en las organizaciones políticas o judiciales.

–Esta discriminación es muy común. Cuando una mujer está en un consejo donde es una minoría clarísima, tiene dos opciones: olvidarse que es mujer y usar su presencia en el consejo para otras cosas o cantar el fraude. Llevamos 30 años así, donde la equidad son 2 mujeres en medio de una organización donde todos los demás (10 o 12) son hombres.

Sabina considera que esta trampa se realiza a todas luces por una cuestión de mantener el poder en manos del sistema patriarcal. Tener la voz de las mujeres como una minoría e incluso seleccionar a esas pocas mujeres basados en si ellas serán sumisas o no, son tan sólo algunas de las trampas a las que las mujeres deben poner atención.

–Ser mujer en este mundo construido a base de pirámides puede ser una desgracia si nos dejamos jalonear por lo convencional, por lo pasado, o puede ser una oportunidad para las mujeres que son especialmente mediadoras, pero es una GRAN oportunidad para las mujeres creativas, las que quieren ver lo que todavía no está.

NO COMMENTS

Leave a Reply