¡No nos callarán!

¡No nos callarán!

Foto: Marlene Martínez
Foto: Marlene Martínez

El periodismo vive una crisis de seguridad, una más en un siglo que se ha rubricado con sangre en este país. Los cadáveres en esta nación en llamas se cuentan por miles, y entre ellos varias decenas son periodistas, mujeres y hombres que decidieron echarse a cuestas la tarea de informar y documentar la historia del día a día, del minuto a minuto.

No son más, ni menos importantes que otros asesinados por su condición de salir en la tele o en la radio, o por firmar escritos en un periódico. Son más visibles porque con su trabajo ayudan a que el resto de la sociedad pueda ejercer su derecho a la información. Atacar a un periodista, impedirle ejercer su labor, asesinarlo es también el asesinato de una voz que replica otras voces, muchas, en su labor diaria. Dice una frase que rueda cada tanto en las redes sociales, al parecer con poco impacto, “no se mata la verdad matando periodistas”. Lo que se mata es el derecho de otros a conocer esa verdad. Y entonces sí nos matan un poquito a todos.

Foto: Marlene Martínez
Foto: Marlene Martínez

Con el arranque del año se han intensificado las agresiones. Asesinatos en Oaxaca. Asesinatos en Veracruz. Amenazas e intentos de amedrentar en Puebla. ¿Las razones? Varias. La cada vez más débil capacidad del estado por mantener la seguridad ante los grupos del crimen organizado, pues la línea entre unos y otros es cada vez más difusa: gobernadores que son operadores financieros de grupos criminales, diputados que suelen visitar a capos en la cárcel, por mencionar dos casos recientes.

A ese escenario hay que sumar la turbulencia que arrastran consigo los tiempos electorales, oscuros casi por obligación. Son tiempos de lucha por el poder. Y el poder, ya se sabe, no es de medias tintas. En esa lucha el periodismo ha quedado en medio del fuego cruzado de las fracciones en pugna.

En la última semana varios hechos aumentaron el conteo de agresiones y sangre de la prensa, uno de ellos llegó hasta nosotros con las amenazas que se recibieron vía Twitter contra Aranzazú Martínez Ayala, reportera que ha recibido reconocimientos estatales y nacionales a su trabajo periodístico. La agresión será denunciada ante los organismos encargados de procurar justicia y se ha iniciado un protocolo de seguridad en torno a nuestra compañera.

Acá un breve recuento de las agresiones de la última semana

***

A las 2am del lunes 8 de febrero la reportera Anabel Flores Salazar fue sustraída de su domicilio en Orizaba, Veracruz, por hombres armados. Al día siguiente, la Fiscalía de Justicia de Puebla daba a conocer que había hallado su cuerpo en la carretera Cuacnopalan-Oaxaca.

Desde sus primeros comunicados, donde reconoce que apenas iniciará la investigación correspondiente, la Fiscalía de Veracruz aseguró que la reportera de 32 años, que trabajaba en El Sol de Orizaba, tenía vínculos con la delincuencia organizada.

***

La mañana del miércoles 10 de febrero, mientras la periodista Martha Izquierdo y Adriana López transmitían su Noticiario 100.7, dos hombres a bordo de un vehículo Nissan, color blanco, gritaron en la puerta de la estación ubicada en Ciudad Ixtepec, Oaxaca: “¡Dile a Martha que ya pare con tanta chingadera!” y se fueron de inmediato.

La denuncia de lo ocurrido fue hecha unos minutos después al aire por la misma Martha Izquierdo, quien en 2012 y 2013 sufrió otras agresiones relacionadas con la labor periodística que ha desarrollado por 20 años, documentadas por la organización Artículo 19.

***  

Y mientras en Oaxaca amenazaron a Martha Izquierdo, ayer mismo a las 7 de la mañana en Tabasco dos sujetos atentaron contra la vida del reportero Pedro Sala García en su domicilio, en el municipio de Emiliano Zapata.

Pedro Sala es corresponsal del diario Tabasco Hoy, y hace aproximadamente dos años sufrió otra agresión.

Los atacantes golpearon al reportero hasta dejarlo inconsciente.

***

La noche del miércoles 10 de febrero, alrededor de las 19:51, comenzó a circular el hashtag #AniquilaUnPeriodistaPor en Twitter y se popularizó hasta ubicarse en los primeros lugares de Trending Topic.

Algunos de los mensajes mencionaban a personajes como Joaquín López Dóriga, Lolita Ayala, Andrea Legarreta y Raúl Araiza; aunque también había algunos sobre la reportera Anabel Flores Salazar.

Dos mensajes enviados desde la cuenta @SoloSoyKike mencionaban a la reportera de Lado B, Aranzazú Ayala Martínez (@aranhera):

Amenazas

La cuenta fue cerrada poco después de que este medio condenara la agresión.

Aranzazú Ayala trabaja en el portal Lado B en Puebla desde hace dos años cubriendo temas de derechos humanos, justicia y sociedad. Los hechos ya son del conocimiento de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión (Feadle), y del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

La agresión fue condenada por periodistas locales y nacionales, y se recibieron  pronunciamientos de apoyo de organizaciones no gubernamentales como el capítulo Puebla de la Asociación Mexicana del Derecho a la Información y el Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría SJ, de la Universidad Ibero Puebla. A todos gracias.

PRONUNCIAMIENTO IDHIE


***

El periodista Álvaro Delgado, del semanario Proceso también recibió amenazas desde las redes sociales. Ezequiel Flores, corresponsal en Guerrero del mismo semanario fue amenazado por un diputado de ese estado.

Hace unos días, la organización Artículo 19 entre 2003 y 2015 son 23 los periodistas desaparecidos.

Desde acá levantamos la voz con la exigencia de que como sociedad detengamos esta masacre, para que reconstruyamos esta país que está en ruinas, con las tripas de fuera, moribundo. Para que las autoridades asuman su compromiso con la sociedad más allá, y que la sociedad tome su responsabilidad ante sí, y aprenda a construir en conjunto, de otro modo ni las agresiones a la prensa, ni las violencia que empapa a este país terminará.

Los compañeros de la sierra norte también se pronunciaron por la situación por la que atraviesa el periodismo.

posicionamientos_sierra

NO COMMENTS

Leave a Reply