Las 200 Xochiquetzales: visibilizando a las mujeres en el arte

Las 200 Xochiquetzales: visibilizando a las mujeres en el arte

"200 nombres de Xochiquetzal" Foto: Marlene Martínez
“200 nombres de Xochiquetzal”
Foto: Marlene Martínez
Karen de la Torre

@karelampia

Xochiquetzal está en una foto, desnuda. Extiende su mano derecha para proveer de hilos a una mujer tejedora y al mismo tiempo le da la espalda a otra mujer que le termina de bordar el chal que la cubre. En el fondo se leen 200 nombres de artistas plásticas latinoamericanas, mestizas. Xochiquetzal en esta foto se desentiende de las otras representaciones que tiene para atender aquellos mitos que la descubren como la diosa de las mujeres tejedoras y de los artistas.

Esta foto es parte de la exposición de las obras seleccionadas en la Octava Convocatoria AD/OPTA & ADAPTA que emite Capilla del Arte, y que se abre al público en general para provocar la reinterpretación de distintos tipos de piezas a partir de las exposiciones temporales que monta el espacio museográfico que depende de la Universidad de las Américas Puebla.

Además de la foto, hay 17 piezas más, algunas son sonoras, otras esculturas, pinturas, producciones audiovisuales, etcétera; todas tienen que ver con las 6 obras seleccionadas de la muestra “El hilo de la vida” del chileno Carlos Arias: “Marco escocés”, “200 pintores”, “Torso”, “Claudio observando el futuro de la civilización”, “Didáctica”, y “Biografía”.

"200 pintores", Carlos Arias Foto: Marlene Martínez
“200 pintores”, Carlos Arias
Foto: Marlene Martínez

El hilo de la vida consta de 60 piezas que se desprenden de materiales textiles que tienen que ver con “temáticas de género, el ámbito de lo doméstico y lo público, el mestizaje a diversos niveles, la exploración personal, la migración y los desplazamientos”, o al menos así lo asevera la casa de estudios al momento de presentar la convocatoria.

Temáticas de género. Justo es por esto que la foto de “200 nombres de Xochiquetzal” está dentro de la muestra: “Cuando fui a ver la exposición, vi esta pieza que se llama 200 pintores; es un bordado de Pahuatlán […] él bordó entre los espacios el primer apellido de 200 artistas, y tú podías leer ahí a Dalí, Rivera, Miró, los más reconocidos de la historia del arte. Vi que entre toda esa lista de nombres, había solamente tres de mujeres, o al menos sólo tres logré reconocer: Khalo, Lempicka y Gentileschi”, explica Ámbar Barrera, quien junto con Cinthya Quintero, es autora de la fotografía de 200 nombres de Xochiquetzal.

Entre los 200 nombres que aparecen en la foto detrás de Xochiquetzal -nombre y apellido, suprimiendo el del esposo-, hay más mexicanas y argentinas, pues en algunos países de la región los resultados de la búsqueda de artistas plásticas fueron mínimos o nulos, comenta Ámbar. Los países más difíciles fueron los de Centroamérica, también Bolivia y Uruguay. En cuanto al tiempo, se logró rescatar sólo un par de nombres del siglo XVI.

Las mujeres en el arte han sido invisibilizadas durante toda la historia, su espacio en las artes plásticas, por ejemplo, -en la gran mayoría de veces- queda reducido a servir como modelos para plasmar desnudos. Al respecto, Ámbar Barrera, que es periodista y maestra en Estética y Arte por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), refiere un grupo activista de Nueva York que cada año desde 1985 ha estudiado la participación de mujeres en Museos de Arte: Guerrilla Girls.

Foto: Marlene Martínez
Foto: Marlene Martínez

¿Cuántas mujeres tuvieron la oportunidad de exhibir su arte sin tener que entrar a exposiciones colectivas el año pasado en Nueva York? La respuesta a esta pregunta en 1985 por parte de las Guerrilla Girls fue 1; la misma pregunta, el año pasado se respondió sin muchas variaciones: 5.

No es algo exclusivo de Nueva York ni de las artes plásticas, el informe de la UNESCO “Igualdad de Género Patrimonio y Creatividad” 2014, detalla una serie de obstáculos para las mujeres en el ámbito creativo cultural en distintas partes del mundo. Este informe dibuja la desigualdad sin alejarse de aspectos básicos: tienen menores salarios, se crean estereotipos en torno a ellas (malas madres por sus ocupaciones y ambientes), falta de apoyos para capacitación si es que trabajan en empresas, invisibilización de su producción por ser ‘el socio inferior en la dicotomía moderno/tradicional’.

“Esto también se puede ver en Puebla” menciona Ámbar, “la mayoría de las grandes exposiciones son de hombres”.

Si bien en los 200 nombres de Xochiquetzal hay desnudo, las modelos no fueron escogidas de acuerdo a los estándares de belleza actuales, tampoco se exigieron ciertas medidas ni depilación, con la libertad de participación se buscó el alejamiento de los estereotipos.

Para Ámbar y Cinthya “Las 200 artistas incluidas son Xochiquetzal”, una cuestión que tiene que ver con la representación, la espiritualidad e incluso la cosmogonía indígena. “El dios es una parte del ser humano” puntualiza la periodista.

Esta exposición estará sólo hasta el 6 de septiembre en la Capilla del Arte de la UDLAP.

NO COMMENTS

Leave a Reply