Cuba, ejemplo de cómo eliminar transmisión perinatal de VIH

Cuba, ejemplo de cómo eliminar transmisión perinatal de VIH

100emb
Foto tomada de este sitio.
Cimacnoticias

@Cimacnoticias

Tras décadas de implementar programas y medidas preventivas contra la transmisión del VIH/Sida, así como a favor de la salud materna, Cuba logró, desde 2013, que menos de dos de cada 100 hijas o hijos de mujeres con el virus nazcan con VIH.

El logro de Cuba –que lo coloca como el primer país en eliminar la transmisión de madre a hijo (perinatal) del VIH y de la sífilis–  parece ser una meta aún lejana para México, ya que en el país aún se ignora cómo actúa la epidemia en mujeres, y según datos oficiales la cobertura de pruebas de detección de sífilis y VIH en las embarazadas es de apenas 57.5 por ciento.

En junio pasado, Cuba recibió la validación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que lo acredita como el primer país a nivel mundial en eliminar la transmisión perinatal de VIH y sífilis.

Cada año –explicó la OMS al validar al país caribeño– alrededor de 1.4 millones de mujeres con VIH presentan un embarazo, por lo que de no recibir la atención necesaria tienen entre 15 y 45 por ciento de posibilidades de transmitir el virus a su descendencia durante el embarazo, parto o lactancia.

A lo que se suma que casi un millón de mujeres embarazadas en el mundo adquieren sífilis cada año durante la gestación, lo que puede resultar en muerte fetal, perinatal o infecciones neonatales graves.

En 2013, sólo dos bebés nacieron con VIH en Cuba, y únicamente tres nacieron con sífilis congénita. Y es que 98.6 por ciento de las gestantes con VIH y 100 por ciento de los productos expuestos al virus recibieron tratamiento adecuado para evitar el contagio.

En 2013, sólo dos bebés nacieron con VIH en Cuba, y únicamente tres nacieron con sífilis congénita. Y es que 98.6 por ciento de las gestantes con VIH y 100 por ciento de los productos expuestos al virus recibieron tratamiento adecuado para evitar el contagio.

La validación también se refirió a la transmisión vertical de la sífilis. El logro de la isla consiste en registrar menos de 0.5 casos por mil nacidos vivos al año. Entre 2012 y 2013 el país reportó tres casos de sífilis congénita: ninguno en 2012 y tres en 2013, los que representan tasas de 0 y 0.02 respectivamente.

Roberto Morales, ministro cubano de Salud Pública, explicó en una conferencia de prensa internacional, que la validación se logró luego de décadas de emprender programas de prevención de ambas enfermedades, y sostuvo que el primer programa de control de sífilis arrancó en 1962, el cual fue evaluado y reajustado periódicamente.

Fue también en los años 60 que inició el programa de Atención Materno Infantil, del que se desprenden varios de los logros alcanzados.

Morales expuso que 99.9 por ciento de los nacimientos se dan en instituciones médicas, que el número mínimo de controles prenatales en embarazadas es de 10, y que dentro de las consultas (con médicos generales y especialistas) se incluyen las pruebas de detección del virus para las mujeres y sus parejas.

De acuerdo con las cifras presentadas por el Ministerio de Salud Pública, al año se realizan un millón y medio de pruebas para sífilis alcanzando una cobertura de 95 por ciento.

Respecto al VIH, el funcionario sostuvo que el programa de prevención y control fue concebido y elaborado en 1986. Para la prevención de la transmisión perinatal se realizaron cambios relacionados con el contexto nacional y los avances científicos, por lo que los exámenes de detección se realizan en los tres trimestres del embarazo.

Al mismo tiempo se brinda terapia antirretroviral y se realiza medición de carga viral a las mujeres embarazadas que den positivo al virus, el parto es por cesárea y se continúa con tratamiento preventivo para el o la recién nacida, a quien se le realiza seguimiento clínico durante al menos año y medio.

México, muy rezagado

Datos estadísticos publicados por la OMS evidencian que la isla supera a muchos países de América Latina y el Caribe, incluido México, en procurar la salud de sus habitantes; como ejemplo de ello en Cuba la esperanza de vida es de 77 a 80 años, y el gasto total en salud es de 8.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

En el caso de México, la inversión en salud es de 6.2 por ciento del PIB y la esperanza de vida es de 73 a 78 años. Con respecto a la prevención de la transmisión perinatal, México está muy rezagado respecto a Cuba.

El “Informe nacional de avances en la respuesta al VIH y el Sida 2014” (último reporte disponible), publicado por la Secretaría de Salud y el Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida (Censida), da cuenta de que algunas instancias de salud como el IMSS no cuentan con registros de control virológico, es decir sobre el número de embarazadas en tratamiento retroviral.

El reporte destaca que desde los primeros casos de Sida registrados en 1983 hasta diciembre de 2013 se contabilizaron en el Registro Nacional de Casos, un total de 167 mil 933 eventos acumulados de Sida, del cual 18 por ciento correspondieron a mujeres: es decir, 30 mil 227 mujeres seropositivas.

Es de destacar que el Registro Nacional sólo contabiliza el número de casos diagnosticados y reportados por los servicios de salud, por lo que se estima que en el país la mitad de las personas con VIH desconoce su condición.

A esos datos se agrega que del total de mujeres que asistieron a atención perinatal en hospitales públicos, la prueba de detección de sífilis se realizó sólo a 57.5 por ciento. Para 2012 se reportaron 77 casos de sífilis congénita.

NO COMMENTS

Leave a Reply