En Puebla no hay políticas públicas contra la homofobia

En Puebla no hay políticas públicas contra la homofobia

Foro-Puebla04
Foto: Cortesía

Mely Arellano

@melyarel

La aprobación de la “Ley Agnes”, la publicación del reglamento de la Ley contra la Discriminación -cuyo plazo vence el próximo 26 de mayo-, el diseño y la aplicación de políticas públicas para la comunidad de la diversidad sexual, la legalización del matrimonio igualitario y el establecimiento del Día Estatal contra la Homofobia fueron algunas de las demandas hechas durante el Foro “Puebla enfrenta la discriminación por homofobia”, que se realizó el pasado jueves en el auditorio Miguel Hidalgo del Congreso del estado, organizado por el Comité Orgullo Puebla.

Durante el evento, representantes de organizaciones de la sociedad civil criticaron la omisión de los Poderes Ejecutivo, representado por el gobernador Rafael Moreno Valle, y Legislativo ante las necesidades del colectivo LGBTTTI permitiendo, de ese modo, la constante violación a sus derechos humanos y en el peor de los casos la muerte de 19 personas por homofobia o transfobia en lo que va de este sexenio.

PROMESAS INCUMPLIDAS

Durante la inauguración del foro, el secretario General de Gobierno, Luis Maldonado Venegas, habló del riesgo de “simular realidades” si no hay diálogo y debate respetuoso, por lo que ofreció escuchar a la comunidad de la diversidad sexual para la construcción de una agenda de trabajo, aun cuando durante su discurso pasó por alto contestar el reclamo de justicia por la muerte de la activista Agnes Torres, asesinada en marzo del 2012, que minutos antes le hiciera Adán Cuamatzi, del Comité Orgullo Puebla.

Y como el funcionario se retiró apenas terminada la inauguración tampoco escuchó a Marco Antonio Moreno, del Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr), cuando dijo que en la construcción de políticas públicas contra la homofobia de nada sirven “las reuniones en escritorio o una promesa de reunión en escritorio, ya nos pasó el año pasado, se diluyen, viene el aniversario de Puebla, algún evento, y se deshacen las mesas”.

Ni a Juan Alberto Corona, de Vida Plena “No Dejarse es Incluirse”, cuando reconoció que “de nada sirve que por segunda ocasión consecutiva venga a este foro el secretario General de Gobierno  sólo a dar un discurso de tolerancia, de esperar y de que se va a hacer mesas de trabajo. Señor Luis Maldonado Venegas, lo mismo dijo hace un año y no se dieron esas mesas, lo mismo mencionó, que íbamos a estar trabajando de la mano y cancelaron las mesas de trabajo”. Y le reprochó además que “el titular del Ejecutivo, que al final de cuentas es su jefe” no haya aprobado aún el Día Estatal contra la Homofobia, porque “la omisión también es homofobia”.

La única que consideró valiosa la presencia de Maldonado fue la diputada que apoyó la realización del foro, la perredista Socorro Quezada, para quien sí fue “un logro que un alto mando del gobierno estatal, al menos en mi caso, seamos escuchados (sic), para mí sí es un gran logro (…) que un secretario de estado esté aquí, que nos escuche, igual y nos dore la píldora, no creo en eso, no creo que Luis Maldonado nos esté dorando la píldora”.

LA “LEY AGNES”

La llamada “Ley Agnes” es un proyecto de reforma al Código Civil que permitiría a las personas transgénero y transexuales tener la concordancia sexogenérica en sus documentos oficiales, realizando modificaciones a los artículos 831, 925, 930, 932, 934 y 935.

La iniciativa considera que identidad de género es “la convicción personal de pertenecer al género masculino o femenino y es inmodificable, involuntaria y puede ser distinta al sexo original”, y que “la reasignación para la concordancia sexogenérica es el proceso de intervención profesional mediante el cual la persona obtiene concordancia entre los aspectos corporales y su identidad de género, que puede incluir total o parcialmente entrenamiento de expresión de rol de género, administración de hormonas, psicoterapia de apoyo o las intervenciones quirúrgicas que haya requerido su proceso y que tendrá como consecuencia mediante resolución judicial una identidad jurídica de hombre o mujer según corresponda”.

Marco Antonio Moreno dijo que la exposición de motivos y el proyecto en sí –que a diferencia de lo que se hizo en el DF, en Puebla no serían necesarios dictamen médico ni psiquiátrico  o psicológico-, ya fueron entregados a la diputada Socorro Quezada con la intención de que se presente como iniciativa en esta Legislatura.

En respuesta, la legisladora se comprometió “para que ustedes sean escuchados en el interior del Congreso”.

Sobre la “Ley Agnes” Juan Alberto Corona recordó a quienes integran la actual Legislatura que “ustedes no trabajan para el gobernador, sucede comúnmente que todas las iniciativas del Ejecutivo se discuten en menos de dos días, en menos de 24 horas están aprobadas, pero las iniciativas ciudadanas tenemos que pasar años para que sucedan, se aprueben, o mínimo para que sean turnadas en la agenda del día de las comisiones. Van a tener un año y 8 meses más, no salgan con el pretexto de que no les va a dar tiempo, sólo van a leer 8 hojas de una iniciativa de una reforma, espero que no les canse leer 8 hojas”.

Y Gloria Hazel Davenport Fentanes, presidenta de Humana Nación Trans, hizo votos porque la Ley Agnes “permita que no haya ni una sola persona trans sin nombre, México vive una democracia fallida si hay una sola persona sin derecho a ejercer el voto”.

¿Y EL REGLAMENTO?

De acuerdo con el análisis jurídico de Marco Antonio Moreno, la Ley estatal para Prevenir y Erradicar la Discriminación tiene las siguientes deficiencias:

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

“El mecanismo interinstitucional sólo atiende al Ejecutivo, quedan salvo los Poderes Judicial y Legislativo, si se va a aplicar de manera universal andamos mal por ahí; las medidas son enunciativas y sólo sugieren; el procedimiento contra la discriminación por parte de servidores públicos resulta innecesario al existir la Comisión de Derechos Humanos, porque además ellos van a ser juez y parte de su procedimiento, es una medida imparcial, no cumple con los estándares de acceso a la justicia; y queda poco definido el procedimiento en caso de discriminación entre particulares, esperemos que el reglamento lo solvente”.

Además, el abogado recordó que el próximo 26 de mayo vence el plazo para que Rafael Moreno Valle, titular del Ejecutivo, publique el reglamento de dicha ley, aunque también consideró que la ley en sí “no debería ser el primer recurso que tiene el estado para hacer frente a una problemática, debe ser la última razón del estado”, porque el Ministerio Público “no es un órgano de justicia social, o que luche contra la discriminación, sino que atiende casos en donde los derechos ya fueron violados, ya pasaron las cosas, ya nos los mataron, ya nos las mataron. ¿Nos los van a devolver? ¿Nos van a dar 300 mil pesos y con eso los resucitamos o cómo le hacemos?”.

¿A QUIÉN LE IMPORTA?

Quienes participaron y asistieron al foro reprocharon la ausencia -salvo por Socorro Quezada y Salvador Escobedo- de diputados y diputadas.

Específicamente Juan Alberto Corona hizo un exhorto a Jorge Aguilar Chedraui, presidente de la Comisión de Salud, a quien “no se le encuentra por ningún mecanismo, espero que a ver si con este foro y este llamado público nos puede recibir para saber qué está gestionando en materia de salud para las poblaciones de diversidad sexual”.

Corona deseó que “esta legislatura que durará 4 años y 8 meses se dé el tiempo para discutir y aprobar las reformas que protegen y garantizan los derechos humanos de personas gay, lesbianas, transexuales, transgénero, travestis e intersexuales”, así como “aprobar leyes incluyentes y generar y aplicar políticas públicas contra la discriminación y por la identidad sexogenérica”.

Finalmente la diputada Socorro Quezada -quien comparó la discriminación que padece el colectivo LGBTTTI con “la discriminación y la persecución” contra perredistas-, dijo que “no vengo a que me reconozcan, que me agradezcan, me tomen foto y mañana salga en los medios, las personas que me conocen saben que yo cuando me comprometo con un proyecto me voy al final”. Y dejó claro que “soy aliada de ustedes y espero que ustedes también en algún momento sean mis aliados, y que también estén ahí cuando yo lo necesite”.

2 COMMENTS

Leave a Reply