Corrupción y favoritismo en compra de mototractores: ASF

Corrupción y favoritismo en compra de mototractores: ASF

PortadaMotoTractores

Ernesto Aroche Aguilar

@earoche 

La compra de mototractores por parte del gobierno de Rafael Moreno Valle arrastra tras de sí no sólo una serie de posibles actos de corrupción, como la falsificación de firmas y el pago a precios inflados, registrados y documentados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en su informe más reciente, sino además el favoritismo a las empresas de un hombre que apoyó al gobernador panista durante su campaña con material electoral: Roberto Arandia Gutiérrez.

De acuerdo con la auditoría realizada al programa de Apoyo a la Inversión en Equipamiento e Infraestructura, Componente Agrícola de la Sagarpa, en 2012, al menos 325 de los 1690 campesinos que recibieron un mototractor o motocultor, afirmaron que la maquinaria fue entregada “por parte del Gobierno del Estado de Puebla, y sin que ellos eligieran las características, la marca, ni el proveedor; no obstante, que en el artículo 6 fracción II, de las reglas de operación, se establece el derecho de los beneficiarios, de adquirir el bien con el proveedor que libremente eligieran”.

FACTURA2“Resulta cuestionable –puntualiza el informe– que todos los beneficiarios que radican en 151 municipios diferentes del estado de Puebla, coincidieran con dos proveedores de un mismo grupo, que tenían sus domicilios en el Distrito Federal, con un mismo tipo de bien y proveedor, lo cual limitó la oportunidad de elección”.

Y aunque el reporte no nombra a las empresas ni al proveedor, sí se especifica que se trata de mototractores marca Meka-Tech, cuya importación desde China, corre a cargo de Tech Innovations, una de las divisiones de la firma Grupo Comercom, que dirige Arandia Gutiérrez, del que también forma parte Taiwan Mayorista SA de CV.

De acuerdo con la reportera Elvia Cruz, tras darse a conocer el reporte de la ASF el gobernador Moreno Valle explicó que ya se están presentando los documentos para atender los señalamientos del organismo federal, y señaló: “es importante destacar en primer término, que en esta etapa  el gobierno de Puebla tiene muchas menos observaciones que otros estados y que el año pasado, y que está en el proceso normal de comprobaciones”.

Arandia, el proveedor azul

La distribución de productos comerciales con fines electores no es nueva para este empresario nacido en Orizaba Veracruz, pues en 2004 entregó al entonces candidato del PAN a la gubernatura de ese estado, Gerardo Buganza, a través de su empresa Taiwan Mayoristas, mercancía de fabricación china para la campaña.

La cercanía con el Partido Acción Nacional llevó a Roberto Arandia a formar parte del selecto club de simpatizantes que durante la campaña de 2006 aportó alrededor de un millón de pesos en efectivo al partido, como se observa en el listado que el IFE dio a conocer. Y es, de hecho, el único que lo hizo desde Veracruz.

El hombre, que en 2008 fue considerado una de las promesas empresariales por la revista Expansión gracias al desarrollo de productos de mercadeo televisivo, manufacturados en Vietnam e India, llegó a Puebla de la mano de la coalición ambidiestra –conformada por PAN-PRD-Panal-Convergencia– que lograría derrotar al PRI poblano.

De acuerdo con una factura que fue entregada a este reportero por el Instituto Electoral del Estado, tras una solicitud de información, Grupo Comercom SA de CV –una de las varias razones sociales de las empresas de Arandia— entregó a la coalición productos publicitarios por 1.5 millones de pesos.

Según esa documentación –fechada el 4 de abril de 2010– la coalición Compromiso por Puebla reportó la compra de 30 mil sombrillas para la campaña de 2010, una cifra que de acuerdo con operadores electorales consultados resultaría insuficiente para una campaña electoral para cubrir todo el estado, “30 mil sombrillas sólo te servirían para el evento que se hizo en el estadio Cuauhtémoc. Para una campaña así, mínimo se ocupa medio millón”.

ArandiaMorenoValleArandia facturó también 12 mil 500 camisetas, una cifra similar en gorras, 30 mil pulseras y 15 mil relojes, 25 mil bolsas, 10 mil plumas, entre otros productos.

Aunque el negocio más fructífero en Puebla para el empresario veracruzano –que ya asiste a las fiestas de la familia Moreno Valle, como se observa en las fotos de la revista Rostros— ha sido la venta de mototractores de la marca Mekatech.

Y aunque la Secretaría de Desarrollo Social –hoy Secretaría de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial- ha asegurado que sólo entregan los recursos, y que cada beneficiario decide en dónde comprar el motocultor respectivo, la marca que se repite una y otra vez en todos los eventos gubernamentales es la misma que permitió a Arandia Gutierrez en 2012 facturar 143.8 millones de pesos, por compras realizadas por la administración de Moreno Valle: Mekatech.

El reporte de la ASF señala que las irregularidades detectadas no sólo provocaron que se emitiera un pliego de observaciones, sino que además se pidió al Sistema de Administración Tributaria (SAT) que inicie una auditoria a la empresa proveedora con la que se adquirieron mil 690 motocultores apoyados con recursos federales, pues se presume que hubo una “simulación de facturación”, para justificar el pago del 25% por ciento al que están obligados los beneficiarios, “y sólo recibieron el pago correspondiente a la aportación federal y estatal por 143.8 millones pesos”.

Además, señala la ASF, las empresas proveedoras  “no acreditaron la introducción legal al país de los equipos comercializados”.

Falsificación, sobreprecios y demás

El reporte de la auditoría señala que el daño a la Hacienda Pública Federal alcanza los 107 millones de pesos, “por concepto del otorgamiento de apoyos para la adquisición de 1,690 implementos agrícolas denominados motocultores, que fueron adquiridos con dos proveedores de un mismo grupo comercial, los cuales fueron entregados de manera gratuita por parte del Gobierno del Estado de Puebla sin que los beneficiarios eligieran las características, la marca, ni los proveedores, no obstante que era su derecho, adquirir el bien con el proveedor que libremente eligieran”.

Señala también que “los equipos se adquirieron con precios superiores a los existentes en el mercado y que las citadas empresas no acreditaron la introducción legal al país de los equipos comercializados”, de hecho, un comparativo realizado por la ASF señala que mientras la marca Mekatech se pagó en 115 mil pesos por unidad, había en el catálogo autorizado por la Sagarpa otras marcas con precios inferiores: de entre 44 mil y 74 mil pesos.

ComparativoMekatech

FotoMekatech

La ASF también señala que de acuerdo a los informes de un perito en grafoscopía adscrito al organismo, “las firmas de la credencial de elector de 168 beneficiarios no provienen del mismo origen” que las plasmadas en la Solicitud General de Apoyo. Por si fuera poco, “24 beneficiarios manifestaron no haber recibido los motocultores, no obstante que en los expedientes se localizan las Actas de Entrega-Recepción, supuestamente firmadas por ellos en donde se manifiesta que sí recibieron los equipos, además de que 16 de las referidas actas presentan firmas presumiblemente apócrifas, ya que no corresponden a los rasgos de escritura de la firma que muestra la credencial de elector, de acuerdo con la revisión efectuada por el citado perito en grafoscopía”.

“Además, los proveedores de los equipos presentaron como vigente en 2012, un certificado emitido por el Organismo de Certificación de Implementos y Maquinaria Agrícola (OCIMA), dicho organismo informó a la Auditoría Superior de la Federación que el certificado fue cancelado en 2011, y que el modelo del motocultor entregado a los beneficiarios correspondió a un modelo distinto al motocultor que en su momento ostentaba la certificación del referido organismo”.

Una revisión realizada al cierre de edición al catálogo OCIMA de motocultures aprobados revela que la marca Mekatech, ni ningún otra marca relacionada con al empresa Grupo Comercom ya no se encuentra acreditada.

1 COMMENT

  1. […] “La compra de mototractorespor parte del gobierno de Rafael Moreno Valle arrastra tras de sí no sólo una serie de posibles actos de corrupción, como la falsificación de firmas y el pago a precios inflados, registrados y documentados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en su informe más reciente, sino además el favoritismo a las empresas de un hombre que apoyó al gobernador panista durante su campaña con material electoral: Roberto Arandia Gutiérrez”. […]

Leave a Reply