Reforma laboral y magisterio: la democracia que no llega

Reforma laboral y magisterio: la democracia que no llega

Martín López Calva

@M_Lopezcalva

            “El único que me puede pedir que me retire son los trabajadores (sic). Nosotros nos somos apéndice del gobierno, de ningún color… Somos una organización al servicio del pueblo mexicano y particularmente de los intereses de sus agremiados…”

Elba Esther Gordillo sobre su retiro de la dirigencia del SNTE.

Según la clasificación que hicieron los diversos analistas, la iniciativa preferente de reforma laboral que envío el presidente Calderón al congreso tenía un componente económico y un componente político.

El componente económico buscaba básicamente la flexibilización del mercado laboral mediante la facilitación y diversificación del tipo de contratación y despido de los trabajadores, fundamentada en la idea que muestras estudios internacionales de que a mayor flexibilidad existe mayor empleo.

El llamado componente político tenía que ver sustancialmente con el cambio en la legislación relativa a los sindicatos para eliminar la cláusula de exclusión y democratizar y hacer más transparente la dirección gremial, obligando también a la rendición de cuentas.

Se intentaba en esta parte política de establecer algunos mecanismos de democratización de la vida sindical, por ejemplo a través del establecimiento legal de la elección de las dirigencias sindicales a través del voto libre y secreto y la renovación periódica de dirigentes a través de este mecanismo.

Por otra parte, se establecían obligaciones en cuanto a la transparencia en el manejo de los recursos obtenidos del porcentaje que se descuenta como cuota sindical al salario de los trabajadores y de rendición de cuentas a los agremiados sobre el uso de estos recursos que finalmente son patrimonio de todos los trabajadores y de los recursos que los sindicatos obtienen de las mismas empresas y del gobierno, que han tenido muchos cuestionamientos a partir de escándalos como el del “Pemexgate”, la acusación de desvío de  55  millones de dólares por parte del líder minero, Napoleón Gómez Urrutia, aún fuera del país por esta causa o la polémica causada por el regalo de las camionetas Hummer por parte de Elba Esther Gordillo a su gente cercana que se dio a conocer en la prensa en el 2008 y el constante cuestionamiento que se hace de la dirigente vitalicia magisterial por el lujo en el que vive.

“Perestroika sin glasnost” llamó Leo Zuckerman a la reforma laboral modificada básicamente por los diputados del PRI en la que se ocuparon de la parte económica pero desecharon prácticamente toda la sección política de la iniciativa enviada por el ejecutivo debido a su alianza con los poderosos líderes sindicales como Carlos Romero Deschamps y la misma Elba Esther Gordillo y por la tradicional cultura corporativista que a pesar de los discursos de renovación de este partido, parece no haber sido desterrada.

En efecto, mientras los mismos líderes sindicales –empezando por el igualmente vitalicio aunque identificado como “progresista” líder de los telefonistas Hernández Juárez- se encargaron de encabezar una intensísima campaña mediática y de movilizaciones para oponerse a la reforma laboral en su parte económica porque según ellos lesionaba los derechos de los trabajadores, distrajeron a la opinión pública de esta mutilación de la parte política que era la que realmente afectaba los intereses de sus dirigentes.

¿Cómo afectará la reforma aprobada a los trabajadores de la educación?

El mismo líder de la sección 23 del SNTE señalaba en entrevista a un medio poblano que en la parte económica no tendrá repercusiones importantes para los docentes, salvo quizá a los docentes por hora en el proceso para el otorgamiento de base.

En la misma entrevista el dirigente sindical defendió el que la reforma no se ocupara de la democratización, transparencia y rendición de cuentas de los sindicatos argumentando que estas cuestiones ya suceden en la vida interna del SNTE.

Sin embargo, si se observa lo que sucede en el sistema educativo respecto del sindicato magisterial resulta relativamente sencillo sin necesidad de una investigación profunda darse cuenta de que la democracia, la transparencia y la rendición de cuentas no han llegado.

Revisemos algunos datos para sustentar esta carencia:

En primer lugar, la existencia misma de una dirigencia nacional vitalicia en la persona de Elba Esther Gordillo hace muy cuestionable cualquier defensa de la democracia interna en el SNTE. La señora Gordillo ha planteado, como se dice en la cita que encabeza este artículo que no se va a retirar y que “el único que le puede pedir que se retire son los maestros (sic)…” Pero si vemos la realidad de la vida sindical interna y el control vertical que ella ejerce sobre el organismo magisterial, nos daremos cuenta de que los trabajadores no pueden, aunque haya muchas manifestaciones de que lo desean, pedirle que se retire.

Por otra parte, si se hace un análisis de la falta de información sobre datos elementales del magisterio como por ejemplo el número total de profesores que existe en la nómina en el país y el número preciso de docentes que están comisionados por el sindicato y pagados por el estado para realizar tareas que tienen que ver con todo menos con educar a los niños y jóvenes por citar solamente dos ejemplos, nos daremos cuenta de que en realidad no existe transparencia en el SNTE.

Los maestros del país y la sociedad mexicana que es la que paga a través de sus impuestos tanto los salarios magisteriales de donde salen las cuotas para el sindicato como el presupuesto que anualmente destina la SEP al SNTE, ignoran a cuánto asciende el presupuesto de ingresos anual que maneja el sindicato y en qué se gasta ese presupuesto. Este es otro ejemplo de la opacidad en que se encuentra la situación.

Lo que la sociedad y los maestros sí han ido conociendo en estos años es el número y costo de las propiedades de la señora Gordillo en México y en Estados Unidos, el costo aproximado de la ropa y accesorios que usa en cada acto público al que asiste y el nivel económico de las tiendas que frecuenta, cosas que no corresponden al salario de una plaza docente ni siquiera en los niveles más altos.

De estas cosas la dirigente vitalicia no tiene obligación de informar a sus agremiados y por ello resulta evidente que los docentes del país viven en un régimen no democrático.

La reforma laboral sí afectará entonces y de manera muy seria al magisterio del país. No la afectará por acción, es decir, por lo que los diputados aprobaron e incluyeron en la nueva ley, sino por omisión: por la exclusión de la parte política de la reforma, por no ocuparse de poner las condiciones para democratizar y transparentar la vida sindical, lo cual resulta indispensable en el país democrático y moderno que estamos luchando por construir.

*Doctor en Educación por la Universidad Autónoma de Tlaxcala. Ha hecho dos estancias postdoctorales como Lonergan Fellow en el Lonergan Institute de Boston College (1997-1998 y 2006-2007) y publicado dieciocho libros, cuarenta artículos y siete capítulos de libros. Actualmente es académico de tiempo completo en el doctorado en Pedagogía de la UPAEP. Fue coordinador del doctorado interinstitucional en Educación en la UIA Puebla (2007-2012) donde trabajó como académico de tiempo completo de 1988 a 2012 y sigue participando como tutor en el doctorado interinstitucional en Educación. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores (nivel 1), del Consejo Mexicano de Investigación Educativa (COMIE), de la Red Nacional de Investigadores en Educación y Valores que actualmente preside (2011-2014), de la Asociación Latinoamericana de Filosofía de la Educación y de la International Network of Philosophers of Education. Trabaja en las líneas de filosofía humanista y Educación, Ética profesional y “Sujetos y procesos educativos”.

Columnas Anteriores

[display-posts category="educacion-personalizante" posts_per_page="15" include_date="true" order="ASC" orderby="date"]

Información, noticias, investigación y profundidad, acá no somos columnistas, somos periodistas. Contamos la otra parte de la historia. Contáctanos : info@ladobe.com.mx

ARTÍCULOS SIMILARES

0

UN COMENTARIO

  1. El reformon laboral no solo perjudica a los tramadores asalariados, sino también a los trabajadores por su cuenta, a los micro, pequeños y mediados empresarios. Solo beneficia a las compañías transnacionales y a los líderes charros.

Escribir un comentario