Molino de Enmedio, de monumento histórico a plaza comercial

Molino de Enmedio, de monumento histórico a plaza comercial

El Comité Defensor del Patrimonio Histórico hace un llamado al Ayuntamiento para frenar las obras y fincar responsabilidades por el deterioro del inmueble

Foto: Xavier Rosas.

Xavier Rosas

@wachangel

En el número 5529 de la calle 11 Sur de la ciudad de Puebla, se erige uno de los edificios catalogado como monumento histórico de la Angelópolis que, de acuerdo a los planes del gobierno municipal, se convertirá en predio para una plaza comercial.

Conocido como el Molino de Enmedio, San Juan de Enmedio o de Amatlán, este inmueble fundado en 1580: “de acuerdo a la Cédula del Rey Felipe II,  y llamado así por estar situado entre los dos ríos que cruzan la ciudad de Puebla: El Almoloya o San Francisco y El Atoyac – relata Luz María Morales en una investigación publicada en la Revista Theomai en 2006-”, es considerado de gran importancia para conocer los procesos históricos que en el estado ocurrieron, debido a que “en el subsuelo subyacen restos arqueológicos de tecnología manufacturera e industrial, actividad que sustentó la riqueza económica de nuestra ciudad y que es muestra de aplicaciones hidráulicas y tecnológicas de primer orden”, dio a conocer el Comité Defensor del Patrimonio Histórico, Cultural y Ambiental de Puebla. A.C., en una carta enviada a las autoridades el pasado 1 de Octubre.

Este miércoles dicho Comité hizo un llamado al Ayuntamiento de Puebla y al centro regional del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para que las obras que se realizan en el inmueble “se detengan”, ya que consideraron que la constructora encargada de la obra – M.D. Sauza Construcciones S.A -, debe primeramente realizar los trabajos de rescate y asistencia técnica “para respetar el patrimonio poblano, antes de convertirlo en predio de una plaza comercial”, señalaron.

Asimismo, señalaron que, debido a la condición en la que se encuentra actualmente el inmueble, se deben “fincar responsabilidades sobre los funcionarios que teniendo responsabilidad directa han hecho caso omiso de la Ley Federal de Monumentos y Sitios, y bajo la misma disposición se exija  al propietario la restitución total de la obra dado que  sólo se tenía autorizada en el 2009 la substitución de la techumbre y la consolidación de los muros y a la fecha las columnas y el material original está derribado”.

Foto: Xavier Rosas.

“Si hay industrias destacadas a lo largo de la historia económica de Puebla, han sido especialmente dos: la producción de harina de trigo, y la de hilados y tejidos. Ambas despuntaron casi en seguida de la fundación de la ciudad, nacidas de la necesidad de proveer de pan y de vestido a sus habitantes. El Molino de Enmedio fue uno de los primeros establecimientos industriales de la Angelópolis. Fue uno de los pioneros molinos de trigo que dieron fama a la urbe, y fue también, al transformarse a mediados del siglo XIX en fábrica mecanizada de hilados y tejidos, una de las primeras factorías textiles de la era moderna”, Leticia Gamboa Ojeda, “Molino de Enmedio. Una joya del patrimonio industrial poblano”, BUAP, 2006.

Y es que la época de construcción del inmueble comprende diversas  etapas que transcurren de los siglos, XVIII, XIX y XX y que evidencian la transformación de un molino de trigo a fábrica textil, por lo que este recinto representa una de las etapas más importantes de Puebla al albergar en un primer momento uno de los molinos de trigo que permitieron el desarrollo en sus inicios de la capital –de 1580 a 1800-, y más tarde se convertiría en una de las fuentes textiles de gran importancia –fundada en 1842 por quien fungiera como gobernador de Puebla, Cosme Furlong-.

“Su fachada está adornada con un rosetón donde aparece la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, patrón del centro fabril. En un principio el establecimiento se dedicó a la producción de hilo; posteriormente incorporó el tejido de algodón”, relata la investigadora de la BUAP, María Teresa Ventura Rodríguez.

Foto: Cortesía Comité.
Una joya histórica en deterioro

La presidenta del Comité, Rosalba Loreto López, informó que el molino que comprende 2.5 hectáreas, es un inmueble enlistado en el inventario de monumentos históricos e inmuebles que tiene el Instituto Nacional de Antropología e Historia y contiene 11 fichas de catalogación. CNMH: 211 1400 15029, 211 1400 15030, 211 1400 15 031, 211 1400 15032, 211 1400 15033, 211 1400 15034, 211 1400 15035, 211 1400 15036, 211 1400 15037, 211 1400 15038 y 211 1400 15039: Con número de  Catastro 206 2013: Folio Q -.

Llama la atención que el INAH permitió la intervención del inmueble en 2009, a pesar que no existe un proyecto de rescate para un inmueble catalogado como histórico. Ante estos hechos, los vecinos del lugar recurrieron a los investigadores del Comité Defensor del Patrimonio Histórico, Cultural y Ambiental de Puebla. A.C, para ser asesorados y tratar que el gobierno municipal los escuche.

Rubén Amaro, uno de los ingenieros del proyecto, recibió la mañana de este miércoles al Comité. En el encuentro desarrollado en las puertas del inmueble, señaló que las obras han continuado desde el 2009, año en el que solicitaron la intervención del INAH, quien dio la aprobación para la sustitución de cubiertas, consolidación y restauración de muros.

Sin embargo, cabe señalar que el Área de Quejas del Órgano Interno de Control del INAH, emitió el expediente No. SO- 000115/2009. Oficio No. 11/010DRQ/1823/2009, con fecha 18 de septiembre de 2009, en el que señala que:

“En función de lo anterior, se desprende que efectivamente se autorizó mediante oficio No. 401-A-311-(724-7)-14-9259 de fecha tres de julio del presente año, emitido por el Delegado del Centro INAH Puebla, las obras de sustitución de cubiertas, consolidación y restauración integral de muros, conforme a los planos sellados, en el inmueble ubicado el calle 11 Sur No. 5529, en Puebla, Pue.  Sin embargo, al momento de realizar la inspección correspondiente, se detectó que se estaba realizando trabajos no autorizados y sin permiso; para lo que se ordenó la suspensión de la obra.”

NO COMMENTS

Leave a Reply