La Semana de… La Chamana

La Semana de… La Chamana

Lado B

Fue un 5 de agosto de 2012 cuando una voz inigualable dejaría de escucharse en los foros, plazas, recintos donde las palabras toman un cauce melodioso. Fue un domingo en el que aquella tonada que se arrastra, que deja entrever un dolor que pesa, que inunda el aire con un reclamo, alzaría el vuelo para dejarnos una pregunta: ¿paloma negra dónde andarás?

Joaquín Sabina la recordaría en letras y le daría música a un encuentro en el que el “Boulevard de los Sueños Rotos” estarían presentes por el resto de su vida, o al menos eso expresó al enterarse del suceso: “al conocer la triste noticia, que todos veníamos anticipando, he sentido la necesidad de bajar al bar a tomar uno a su salud, aunque el brebaje sin ella siempre será de los malos”.

“Con su desaparición, se pierde una manera de cantar llorando, un quejío inigualable, una expresividad fuera de lo común. Unos cojones y unos ovarios nunca vistos en la música popular desde la muerte de Roberto Goyeneche”, escribiría Sabina en la despedida que en letras no alcanzó a darle.

El cineasta Pedro Almodóvar también compartiría la tristeza por la muerte de una mujer puertorriqueña de nacimiento, pero mexicana de nacionalidad –a los 17 años-, quien en diversos géneros musicales sería considerada como la mandamás, la estirpe, la chamana. Sabría que “en sus labios la palabra tranquila cobra todo su significado, está serena, sin miedo, sin angustias, sin expectativas (o con todas, pero eso no se puede explicar), tranquila”.

Isabel Vargas Lizano, conocida artísticamente como Chavela Vargas. Nació en San Joaquín de Flores, Costa Rica el 17 de abril de 1919  y murió en la ciudad de Cuernavaca, México, el 5 de agosto de 2012.

Lunes 6 de agostoUn mundo raro

 

Martes 7 de agostoLa llorona

 

Miércoles 8 de agostoTómate esta botella conmigo

 

Jueves 9 de agostoLas simples cosas

 

Viernes 10 de agostoEl preso número 9

 

Bonus trackLa cruz de olvido

NO COMMENTS

Leave a Reply