Wirikuta Fest, luchando por el respeto a lo sagrado

28 mayo, 2012 | 0 Comments

México, DF. El Wirikuta Fest, concierto masivo organizado por el colectivo de artistas Aho para recaudar fondos y sensibilizar a la gente sobre la defensa del territorio sagrado del pueblo wixárika, amenazado por proyectos mineros y agroindustriales, unió esta lucha con la de decenas de miles de jóvenes que en estos días lo mismo bailan y cantan que toman las calles para manifestar su indignación.

La defensa de Wirikuta es hoy más apremiante que nunca. Contrario al anuncio oficial de que las empresas mineras regresaría las concesiones al gobierno, la verdad, como advirtieron los voceros del pueblo wixárika, es que no han quitado sus ojos de este territorio ubicado al oriente de México, en San Luis Potosí, dentro del municipio Real de Catorce, ahí donde nace el Dios Sol y descansa el hermano mayor, el venado.

Tomada de desinformemonos.org

Lugar de incalculable riqueza cultural, espiritual y natural; situado en la planicie y la sierra de Catorce, Wirikuta es parte de la Red Mundial de Sitios Sagrados Naturales. En 1999 fue declarado por la Unesco uno de los 14 sitios naturales sagrados del mundo que deben ser protegidos, pero nada de esto ha importado y por eso la convocatoria al Wirikuta Fest, cuyo cartel estuvo compuesto por grupos musicales y cantantes de arrastre internacional: Calle 13, Café Tacvba, Julieta Venegas, Enrique Bunbury, Ely Guerra, Lengualerta, el grupo huichol Venado Azul, Caifanes, Sonidero Meztizo, entre otros.

Miles de jóvenes escucharon también a los 20 representantes del pueblo wixárika que subieron al escenario a gradecer el apoyo de los asistentes, que les correspondieron con  gritos de “No están solos” cuando el marakame (cantador) Ascención Carrillo cantó y bendijo en su lengua a los asistente.

Un día antes, en el contexto de la exitosa convocatoria al concierto, el Frente en Defensa de Wirikuta calificó “de farsa y mentira” el anuncio del gobierno federal sobre la cancelación de la explotación minera y el decreto que declara reserva minera nacional 45 mil hectáreas de ese territorio, pues, aclararon, no se cancela la minería en la totalidad del territorio sagrado.

“El territorio sagrado es indivisible”, señala en el festival Maximino Muñoz, representante del Consejo Regional de Nayarit y del Frente en Defensa de Wirikuta. El anuncio del gobierno, dice, “es una burla y una ofensa, un acto simulado para hacernos creer que Wirikuta queda libre de minería y no es así”. Y advierte que este acto, realizado sin consulta previa con el pueblo involucrado, “viene a tensar esta relación que tenemos con el gobierno”.

Las voces de los wixárikas se mezclaron con las de las celebridades musicales reunidas: “Que se dejen de cometer estos abusos contra los dueños de estas tierras”, dice Alfonso André, baterista de Caifanes, mientras que Ely Guerra advierte que “hay que chingarle por México”.

Los voceros de los pueblos afectados explicaron que sus creencias son en las energías naturales y en sus cinco sitios sagrados, que coinciden con los puntos cardinales. Pidieron  que “todos hagamos fuerza y un solo corazón” para defender su territorio. Habitantes de los diversos territorios wixárika estuvieron presentes vendiendo sus artesanías, sentados al sol o en el piso, bajo algunas carpas. Bordados, esculturas recubiertas de chaquiras, corazones de cactus en dulce y joyería, que provenían de pueblos ubicados en Jalisco, Nayarit, Durango y San Luis Potosí, se expusieron en una hilera de carpas acondicionadas para la ocasión. Para ellos, los verdaderos convocantes, el evento fue “un éxito. Nunca habíamos visto tanta gente junta y estamos contentos. No estamos solos”, declara Aniceto Torres, del Consejo Regional de Santa Catarina, Jalisco.

Carpas de sanaciones, productos naturales, recolecta de firmas para otras luchas y una más de colectivos sociales se acomodan en el Foro Sol. En esta última se denunció que más del 30 por ciento del territorio de México está bajo concesiones mineras. Una manta con el rostro de Bernardo Vázquez, activista oaxaqueño de Ocotlán asesinado en el contexto de la lucha de su pueblo contra la minera Cuzcatlán, filial de la canadiense Fortuna Silver Mines, se colocó en uno de los pasillos.

Uno de los momentos climáticos del festival lo protagonizó sin duda René Pérez Joglar, vocalista de Calle 13, quien se pintó en la espalda el lema del reciente movimiento juvenil mexicano “Yo soy 132”. Ante la masa juvenil que no dejó de aclamarlo, René, mejor conocido “residente” advirtió que este tipo de proyectos mineros existen en “Panamá, Ecuador, Argentina -en Famatina-. Es importante demostrarle a todos los gobiernos de América Latina que un pueblo unido jamás será vencido, como dice Rubén Blades”. Con él reapareció Zack de la Rocha, vocalista de Rage Against the Machine, banda que siempre mostró solidaridad con el movimiento indígena y, particularmente, con el zapatista.

Tomada de desinformemonos.org/

A Wirikuta va el pueblo wixárika para recolectar el jícuri (peyote). Cada año, desde tiempos inmemoriales, acuden en peregrinación recreando la larga ruta que recorrieron sus antepasados durante la formación del mundo, hasta donde nació el Sol, en el semidesierto de Real de Catorce. Allí descansan los antepasados y los ojos de agua, también sagrados para los huicholes.

Javier Sicilia, del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, señala a Desinformémonos que “Wirikuta es una tierra ancestralmente sagrada, el símbolo de una tradición profundamente religiosa y espiritual, anterior al cristianismo, que ha permanecido. Destruirla en nombre del dinero es un crimen que no tiene redención. ¡Hay que sacar a las mineras de Wirikuta! En un mundo utilitario donde sólo cuenta el dinero, es lo sagrado, lo espiritual aquello que puede redimirnos y nos puede salvar; Wirikuta es ese lugar.” En su intervención pública, pidió un minuto de silencio por el dolor de los pueblos indígenas y de los 60 mil muertos, 20 mil desparecidos, 8 mil huérfanos y 250 mil desplazados en esta “guerra que está detrás de estas humillaciones a los pueblos”.

Los más de 50 mil asistentes cantaron y bailaron desde mediodía hasta muy entrada la noche haciendo cimbrar el suelo del Foro Sol. En medio del hip hop, rock, reggae, pop, cantos ancestrales e incluso un tema interpretado por Aho y purhépechas de la comunidad de  Cherán, los asistentes conformaron un gran abrazo colectivo, sugerido por Jodorowsky, para el pueblo wixárika.

Tunuari Chávez, de la mesa ambiental del Frente, dice que Wirikuta Fest “es tan importante que el gobierno y las empresas intentaron, en tiempos electorales, cambiar el foco de un evento donde hay 60 mil personas repudiando su acción para que ahora se les vitoreara”.

A lo largo del día, se reiteró la información para desmentir esta “mascarada mediática”, como le llamó Rubén Albarrán, vocalista de Café Tacuba y uno de los organizadores del evento. En las 45 mil hectáreas que comprendería la llamada reserva “ni siquiera hay proyectos mineros”, precisa Chávez. El territorio sagrado de los wixaritari son 14 mil hectáreas que están principalmente en el estado de San Luis Potosí. Cerca del 70 por ciento está amenazado por concesiones mineras y proyectos agroindustriales. La “cesión” de 761 hectáreas representa alrededor del 0.5 por ciento de Wirikuta; la demanda de los pueblos originarios, para los cuales esta zona es el centro del mundo y del nacimiento de sus dioses, es que toda la zona quede libre de minería y no se vuelvan a expedir concesiones.

En ese tenor, Maximino Muñoz adelanta que “tenemos que seguir las movilizaciones y abrir estos espacios de sensibilización; tenemos que ser muchos y unirnos con más organizaciones que vean que nuestra causa es legal, tenemos que hacer una movilidad social enorme, que no nos pueda parar el gobierno, ni las empresas, ni nadie”.

Si se pierde Wirikuta, advierte, “se pierde una cultura y una razón de ser. Los pueblos indígenas tenemos miles de años sobreviviendo, luchando contras las injusticias. Se perdería una generación, nuestros hijos y descendientes no tendrían a donde ir a rezar y depositar sus ofrendas; sería una pérdida total de la cultura y de nuestra raza”.

Información: Desinformémonos.

Tags:

Tema: Cultura

BannerAnimalPolitico1BannerAguilaOsolBannerDiez4BannerChiapas1BannerProyectoDiez