AMLO cierra la semana en Puebla

AMLO cierra la semana en Puebla

  • Aproximadamente 17 mil personas asistieron al mitin, que inició con dos horas de retraso
  • Habló del simulacro electoral de la UNAM, donde obtuvo el 85 por ciento de los votos, “hasta parece una de esas encuestas copeteadas” de Milenio”
Foto: Joel Merino

Josué Mota

@motajosue

Andrés Manuel López Obrador, candidato a la Presidencia por el Movimiento Progresista (PRD, PT y Movimiento Ciudadano), tuvo el mitin con mayor número de asistentes en el estado este domingo en Tecamachalco  donde aseguró que volverá a ganar las elecciones el próximo primero de julio y agradeció las muestras de apoyo que recibió de parte de mexicanos en diferentes partes del mundo.

Bajo un sol que quemaba la piel los aproximadamente 17 mil asistentes esperaron por dos horas la llegada del candidato que estaba programada para las 12 del día y llegó hasta las dos de la tarde. Al mitin acudieron habitantes de la capital poblana y de los municipios de la región de Tepeaca.

López Obrador ha estado ya en otras tres ocasiones en municipio poblanos, San Pedro Cholula, Huauchinango e Izúcar de Matamoros, pero en ningún lugar había reunido a tantas personas como las que se dieron cita este domingo en una cancha ubicada a un costado de la carretera federal Puebla-Tehuacán, en Tecamachalco.

Foto: Joel Merino

En el mitin estuvieron presentes los integrantes de la fórmula al Senado por el Movimiento Progresista, Manuel Bartlett y Armando Etchverry, y los candidatos de varios Distritos Electorales de Puebla.

López Obrador hizo un llamado a los asistentes para que colaboren activamente en la campaña electoral y el día de las elecciones, por una parte informando al resto de los ciudadanos sobre sus propuestas, llamando a votar por su proyecto a otras personas, y fungiendo como representantes de casillas.

Aseguró que es muy importante que acudan a defender el voto el día de las elecciones para que no se vuelvan a dar los resultados alterados, como ocurrió en el proceso electoral de 2006.

Dijo a los asistentes que es importante que difundan que lo que está en juego en estas elecciones es un proyecto político “que significa más de lo mismo o un cambio verdadero” para luego comentar que con el proyecto que encabeza “vamos a cortar de tajo con la corrupción que tanto daña a Puebla y al país”.

Al hablar sobre la corrupción dijo que últimamente se ha utilizado una frase “cínica” en algunos sectores “que quieren que regrese el PRI, porque dicen que ellos roban pero dejan robar”, y comento que su proyecto, por el contrario “cortará de tajo la corrupción”, comenzando por los altos funcionarios del gobierno. “No me va a temblar la mano para terminar con la corrupción”.

Se comprometió a manejar el dinero del erario con honradez y distribuirlo con justicia a diferencia del actual gobierno que es “faraónico, mantenido y bueno para nada”. También se comprometió a lograr la soberanía alimentaria, así como a bajar los precios de la gasolina, el gas y la energía eléctrica durante su primer mes de gobierno.

También se comprometió a construir refinerías durante su sexenio para evitar comprar la gasolina al extranjero y continuar sólo con la exportación de crudo.

Foto: Joel Merino

Las encuestas copeteadas

Durante su discurso, López Obrador dijo que él fue un estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) donde recientemente se realizó un simulacro de la elección y su proyecto obtuvo el 85 por ciento de los votos, “hasta parece una de esas encuestas copeteadas de Milenio”, pero no, esa es la Universidad donde estudié.

En esta parte aprovechó para agradecer a todos los que en diferentes ciudades el mundo, incluido el Distrito Federal, participaron en las manifestaciones de apoyo a su favor.

En el contexto de sus propuestas en materia de educación, dijo que Elba Esther Gordillo ya controlará la educación en el país, porque ella ya no gozará de ningún privilegio durante su gobierno y señaló que el pasado 15 de mayo, día del maestro, la líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), hasta golpeó en el escritorio de Felipe Calderón, durante una reunión.

“Yo sí les puedo asegurar algo: a mí no me va a golpear en el escritorio”, y es que señaló que el problema no sólo es con Elba Esther Gordillo, sino con los gobernantes que han hecho acuerdos con ella.

Finalmente, López Obrador insistió en que volverá a ganar las elecciones y regresara ya como presidente electo a Tecamachalco para hacer una reunión “para echar a andar de manera conjunta un plan de apoyo” para los campesinos, y los pequeños y medianos empresarios y comerciantes.

NO COMMENTS

Leave a Reply