En cultura, borrón y cuenta nueva

En cultura, borrón y cuenta nueva

El morenovallismo y la desaparición de  festivales poblanos

Foto: Joel Merino.
Xavier Rosas

@wachagel

Como si se tratara del periodo de la conquista en el que los españoles construían sus iglesias sobre los templos indígenas con el objetivo de eliminar la cultura y creencias de las poblaciones, la política en materia de cultura de la administración de Rafael Moreno Valle parece enfocarse en borrar los rastros de anteriores gobiernos priistas, como es el caso de la desaparición del Festival Internacional de Puebla (FIP), evento que había logrado consolidarse internacionalmente e incluso como sucedió con la Secretaría de Cultura (SC).

La historia comenzó semanas previas al mes de diciembre  de 2010, cuando un rumor corrió por los pasillos de Casa Albisúa, que puso nerviosos a los funcionarios marinistas.

Pedro Ángel Palou Pérez, primer secretario de Cultura de Puebla, auguró el fracaso del morenovallismo en materia cultural si el nuevo mandatario degradaba la dependencia a instituto o consejo: “no puede funcionar dentro de una gran estructura –la SEP- que tiene gravísimos problemas, que tiene miles de miembros”.

Y es que en diciembre de 2010, Maldonado Venegas sostuvo su primera reunión de trabajo como virtual secretario de Educación Pública con funcionarios de la dependencia que semanas después desaparecería. En dicho encuentro les adelantó el proyecto para fusionar las dependencias o convertir la SC en un órgano similar al Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta). En aquel encuentro, el senador y ex dirigente nacional de Convergencia asistió acompañado de José Octavio Ferrer Burgos y Rafael A. Durá Durá, quienes se perfilaban para tomar las riendas de la cultura.

Foto: Joel Merino.

La iniciativa no pasó desapercibida para intelectuales y artistas poblanos. Juan Carlos Canales Fernández, Julio Eutiquio Sarabia, Ricardo Moreno Botello, Oscar López Hernández, Rosa Borrás, Federico Vite, Jaime Wolfson, Gabriel Wolfson, Alejandro Badillo, Eduardo Montagner Anguiano, entre otros, enviaron una carta abierta a la opinión pública, en la que expresaban que: “no debe desaparecer la Secretaría de Cultura porque ella misma, como entidad, representa un bastión importante de nuestras aspiraciones como seres cuyos nutrientes no sólo son materiales”.

El historiador Fritz Glockner señaló que: “si un titular no tiene la capacidad para mantener la secretaría que encabeza, imagínate dos a su cargo. Es una total estupidez”.

Sin embargo, luego de la toma de protesta de Moreno Valle como gobernador se confirmaron la desaparición y adición a la SEP de la Secretaría de Cultura.

En consecuencia, el área quedó en manos del titular de esta dependencia,  Luis Maldonado Venegas, en tanto no se designaba al Secretario General del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes (Coeculta), cuya creación quedó aprobada por el Legislativo el 14 de febrero de 2011.

Tres candidatos y ninguno queda en el puesto

Tres eran los candidatos a ocupar la Secretaría General del Coeculta. La designación se encontraba en manos de Luis Maldonado Venegas. Dos de los aspirantes contaban ya con respaldo del Ejecutivo; el tercero había ocupado cargos importantes en el país en materia de cultura.

Se trataba de Octavio Ferrer Burgos, personaje muy cercano al titular de la SEP; Rafael Durá Durá, quien por su cercanía con la familia del nuevo gobernador aspiraba al cargo, y el tercero sería María Teresa Franco González Salas, quien fue directora general del INBA de 2006 a 2009.

Sin embargo, sorpresivamente en marzo se nombró a José Saúl Juárez Vega, ex Director de Servicios Culturales en el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Potencializando la cultura en Puebla
Foto: Joel Merino.

A su llegada, el nuevo secretario general del Coeculta aseguró que la seguridad de los trabajadores de la desaparecida Secretaría de Cultura no estaba en riesgo.

“La extinta Secretaría de Cultura dejó proyectos a los que se les dará continuidad porque se han ganado un lugar en la sociedad, tienen calidad o son propositivos. No vengo a cambiar las cosas porque es otro sexenio”, aseguró también.

Para finales de junio se crearía el Consejo Ciudadano, integrado por “un grupo distintivo y plural del quehacer cultural de Puebla, cuyas tareas fomentarían el desarrollo cultural del estado”, indicó el secretario técnico del Coeculta, Carlos Azar Manzur. Por su parte, José Saúl Suárez Vega aseguró que el objetivo planteado por el gobierno de Moreno Valle sería “potencializar la cultura” durante su gestión.

Desaparecen festivales…

Fue a finales de marzo cuando el gobernador del estado presentó el Festival Internacional Palafoxiano, que se llevaría a cabo del 16 de abril al 5 de mayo y se realizaría mediante la suma de esfuerzos entre el Ayuntamiento de Puebla y el gobierno del estado: “no caben los egos personales ni de funcionarios de cualquiera de las dos administraciones, es un esfuerzo y coordinación en beneficio de los ciudadanos en donde también estamos sumando recursos. La cultura debe ser motivo para traer turismo a Puebla porque habrá espacios para toda la gente y de todas las edades”.

Por ello el Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla (IMACP) y el recién creado Consejo Estatal para la Cultura y las Artes (Coeculta) brindarían una oferta cultural integrando diversas manifestaciones artísticas, con un presupuesto de 20 millones de pesos, de los cuales sólo 8 fueron aportados por el gobierno del estado.

124 grupos artísticos procedentes de distintos países formaron parte de la oferta cultural del Festival Palafoxiano, y contó con 34 sedes en todo el estado para las presentaciones de los mismos. Sin embargo, llama la atención que tan sólo para la realización de la edición 2010 de “Barroquísimo” –evento realizado por el Ayuntamiento de Puebla y que estuvo a cargo de la administración priista de Blanca Alcalá-  se contó con un presupuesto de un millón y medio de pesos, participaron 700 artistas de 23 países y de ellos 240 eran de Puebla.

Asimismo, destaca que para la última edición del desaparecido Festival Internacional de Puebla, el presupuesto destinado fue de 32 millones de pesos y tuvo la oferta de 170 eventos culturales, de los cuales 91 fueron musicales, 24 infantiles, 23 de danza, ocho de teatro, 14 exposiciones, así como cinco eventos literarios y cuatro eventos multidisciplinarios como ciclos de cortometrajes.

Para el mes de agosto el Coeculta anunciaría su apoyo al Día Internacional de los Pueblos Indígenas, así como del Programa Letras Infinitas, dedicado a la difusión de la literatura en sus diversos géneros.

En el mes de septiembre el Consejo trajo a la entidad el XI Encuentro Nacional de Escritores Tierra Adentro, evento que tuvo por objetivo la vinculación “de  la comunidad estudiantil”, comentó en entrevista para Lado B, Jaime Mesa.

Foto: Joel Merino.

Octubre fue el mes en el que el gobierno del estado anunciaría la creación del Festival Los Sonidos de la Tierra, en el cual participaron 287 artistas ofertando más de 50 actividades musicales durante los cinco días que duró. Asimismo, la exposición de más de 400 carteles con grabados de José Guadalupe Posada que provienen de la colección de Carlos Monsiváis, llegaría gracias  la colaboración del Museo Taller Erasto Cortes (Mutec) y Coeculta.

En el mes de noviembre algunos compañeros preguntaban cuándo se realizaría el FIP, debido a que representaba un evento al que la sociedad poblana acostumbraba asistir. Cabe señalar que en la última edición de este festival que desarrolló la gestión de Mario Marín Torres, la fecha para su realización fue modificada por “el cierre de sexenio”, dio a conocer en su comparecencia ante los legisladores Alejando Montiel Bonilla.

Sin embargo,  la actual administración impulsaría en este mes una serie de eventos culturales para, al parecer, borrar el recuerdo del FIP. La Ciudad de las Ideas, evento que también inició en la gestión marinista, pero que contrario a ser un proyecto creado desde el gobierno del estado, se encuentra arropado por Grupo Salinas, TvAzteca, Proyecto 40, Iusacell, entre otros, sería uno de las principales propuestas culturales de Moreno Valle. En la presentación de dicho evento, el mandatario estatal aseguraría que este evento continuaría realizándose en la capital, aseverando que Puebla sería “el estado del conocimiento y pensamiento”.

Asimismo, para finales de noviembre llegaría una nueva oferta cultural  a la ciudad de Puebla: el Festival Internacional de Teatro Héctor Azar. Al igual que en el recién creado Festival Palafoxiano, el Ayuntamiento y el gobierno estatal unirían  esfuerzos para traer 68 compañías representadas por 648 artistas procedentes de diferentes países, así como artistas poblanos; dicho evento contó con una inversión de 19 millones de pesos. Llama la atención que  de las 105 actividades de este festival,  26 fueron de compañías internacionales, 36 de nacionales, 33 de compañías poblanas y 5 de teatro universitario.

Al parecer dos propuestas culturales no bastaron para el mes de noviembre, ya que el gobierno de Rafael Moreno Valle traería a la entidad al Ballet Folklórico de Amalia Hernández, el cual se presentó en el atrio de la Catedral.

Grupos independientes: la oferta cultural de Puebla

Para el comentarista Óscar López del programa radiofónico Movimiento Perpetuo que se transmite en Radio BUAP, la oferta cultural en la entidad crecerá de manera “independiente”, comentó en entrevista concedida a Lado B.

A su parecer el Coeculta “es un consejo que no tiene un proyecto y hecho a modo”,  al tiempo de señalar que: “si bien el Consejo se tambalea al no tener un proyecto, al menos tiene intenciones. El Instituto Municipal (con Patricia Sánchez al frente) creo que no tiene ni intenciones ni proyecto”.

3 COMMENTS

  1. Y que me dicen de EJAZZ que fue un fraude, presentaron artistas de muy bajo perfil con orquestas improvisadas para el evento (de hueso le dicen en el medio) lo único que valió la pena fue la mexicana Magos Herrera, aun que extrañamente a esta artista no le dieron la relevancia que merece.

    • Víctor:
      El EJazz formó parte de los festivales que llevó a cabo el IMACP, dependencia del Ayuntamiento, por lo que, al igual que el Festival Internacional de Cine, no fue posible abordarlos en el recuento de acciones del gobierno de Moreno Valle en Cultura…
      Gracias por tu cometario…

Leave a Reply