Trabajando como Hormiga Juana por la música infantil

17 noviembre, 2011 | 1 Comment
  • Debemos construir  espacios musicales reales para el niño: Antonio Ballinas

Foto: Cortesía.

Xavier Rosas

@wachangel

A pesar de que fue en 1958 cuando Francisco Gabilondo Soler cantó por primera ocasión “Ahí va la hormiga con su paraguas y recogiéndose las enaguas, estaba de mal humor, porque el chorrito la salpicó y sus chapitas le despintó”, actualmente ésta y la gran mayoría de sus canciones aún son escuchadas por niños, jóvenes y adultos.

Y es que todavía se pueden encontrar en las tiendas de discos y en los puestos de Cd’s piratas material del tal “Cri-Cri, el grillito cantor”, personaje que muchos conocimos por las historias que contaba de “una muñeca fea”, “Che Araña” o “La Patita”, quienes nos regalaron gratos momentos cuando éramos niños.

Sin embargo, así como a mediados del siglo XX Gabilondo Soler apostó a la música infantil, hoy en día también han surgido agrupaciones que buscan que a los niños se les “valore” con música hecha para ellos, jugando con géneros como la cumbia, el blues, norteño, entre otros; como los casos de Patita de Perro, Monedita de Oro y La Hormiga Juana.

En entrevista para Lado B, Antonio Ballinas, vocalista y director de “La Hormiga Juana”, nos relata cómo ha sido incursionar en la música infantil, camino “bastante difícil” debido a que las personas aún no reconocen la importancia de este género para el desarrollo de niños y niñas.

Reportero (R): ¿Cómo surge La Hormiga Juana?

Antonio Ballinas (AB): El proyecto surge desde ya varios años, desde el 2000. La Hormiga Juana nace en el 2000 como una idea que empieza a tomar forma, sin embargo tiene que pararse porque en ese momento había otras prioridades. A pesar de esta pausa, continúo escribiendo las letras de las canciones de La Hormiga Juana y desde hace aproximadamente 4 años lo vuelvo a retomar, le doy forma, conozco a algunos amigos que son músicos, ya que yo soy lírico, y comenzamos a estructurar la música de algunas letras y empiezan a surgir las primeras canciones.

La idea fue que, considerando que era necesario entender que los niños eran distintos cuando yo lo era, incluso cuando mis papás eran niños y bueno, que la música de Cri-Cri era muy buena, excelente; yo sentía que llegaba un momento en el que al niño no le satisfacía tanto y tomando en cuenta que yo tengo hijas y yo veía que a ellas les gustaba Cri-Cri, pero les gustaba más otra música como el rock and roll, era necesario hacer música para niños jugando con otros géneros, otros ritmos.

En ese tiempo estaban ya los Patita de Perro y ellos fueron un referente, un impulso para crear lo que ahora es La Hormiga Juana.

“Muchas de las canciones tuvieron que ver con mis hijas y del nuevo disco tienen que ver con mi hijo más chico; por ejemplo el nuevo disco, te lo adelanto, se va a llamar Como dijo Charles Darwin, y habla de monos. Y bueno, yo veo a mi hijo y me imagino un monito porque se cuelga, grita y en el caso de este disco, la canción de que mal te ves tiene que ver con el bullying”. 

R: ¿Por qué el nombre de Hormiga Juana?

AB: Cuando yo era chiquito veía los volcancitos de las hormigas y siempre me imaginaba que debajo estaban papá hormiga, mamá hormiga, el niño hormiga, todos ellos viendo la televisión muy felices porque habían trabajado mucho; sentía que abajo había vida muy organizada y muy relajada a partir de que eran muy trabajadores. Por ello me gustaba mucho la idea de ser hormiga, de pensar como hormiga, vivir como hormiga trabajando.

Y respecto a Juana, pues es un nombre muy mexicano, como quizá Francisco o Lupita. Juana tiene esa idea de ser un nombre bastante mexicano, bastante nuestro y lo que hice fue conjugar el trabajo de las hormigas y el del trabajo de México. La idea es  construir algo muy mexicano y creo que el pueblo mexicano es muy trabajador, aunque muchos piensen lo contrario.

R: ¿Vale la pena apostarle a la música infantil?

Foto: http://3.bp.blogspot.com

AB: Sí. Yo en el 2004 entro a estudiar Lingüística después de haber estudiado Derecho y me doy cuenta que éste –Derecho- no me llenaba o que me llenó en una etapa de mi vida; sin embargo comenzó a llenarme más la Literatura y el Arte.

Y como todos, yo creo que de poetas y locos todos tenemos un poco, por eso yo trataba de escribir canciones de amor y terminaba escribiendo puras canciones que tenían una referencia infantil. Comenzaba hablando de amor y terminaba hablando de niños, del ‘despapaye’ que echan; yo no sé por qué pero me inclinaba más hacia ese aspecto, hacia los niños.

Aunado a ello, descubro a los Patita de Perro, vi que existía gente que pensaba o coincidía en lo que estaba haciendo. Realmente agradezco mucho que ellos abrieron este espacio y obviamente laxaron este camino áspero que puede ser trabajar con niños.

Gracias a ellos se abre un mercado, una posibilidad de mostrar ese espacio en el que yo también podía mostrar lo que estaba haciendo, en lo que creía y le apostaba. Debo remarcar que nuestro trabajo no es similar al de ellos, tiene sus diferencias, pero de alguna manera nosotros como Hormiga Juana consideramos que ellos son la punta de lanza.

“Cuando eres niño te pasan esas cosas y llegan a ser divertidas ya cuando eres adulto y las reflexionas; pero cuando eres chavo te hacen sufrir. Ahí está la abuelita que te regaña o apoya, el papá que es gritón o la mamá que es muy comprensiva; o sea vivimos cosas similares y distintas a veces todos los niños y yo trato de buscar lo que tuve de similar para poder estructurar alguna canción”.

R: ¿Qué tan fácil ha sido para La Hormiga Juana alcanzar escenarios para música infantil?

AB: Bastante difícil, es muy difícil. Normalmente la valoración que se tiene del niño es inadecuada. Mira si te pones a cantarle a un niño, si a éste le gusta se queda, pero si no le gusta no le importa dejarte ahí parado e irse. Afortunadamente no hemos tenido esa experiencia que los niños se vayan, sí brincan con nosotros, con nuestras canciones.

También al parecer no hay espacios musicales reales para el niño; mientras el niño esté cantando lo que el papá escucha, se cree que ya está bien, por eso de repente el niño está cantando cosas de adultos y los papás se conforman.

Foto: Cortesía.

Sin embargo hay gente que hace trabajos para niños y tiene ese tinte de adulto, es decir, no respeta la edad, no respeta la forma de pensar de un niño que es muy variada y lo meten al niño a un juego de adultos y eso en lo personal a mí no me agrada, y justamente por eso a veces el trabajo que uno hace para niños no es muy solicitado o cuando te identifican y te reconocen por éste te dicen –pues ven y hazlo gratis-.

En cuanto empecemos a darnos cuenta que a un niño también se le debe dar su espacio musical, su espacio de diversión, divertirlo como se debe divertir un niño, no con los elementos con los que un grande se divierte, creo que a muchas bandas que existen en el país dedicándose a los niños se les revalorará su trabajo.

Hay algunos que lo han conseguido a base de mucho esfuerzo, te hablo de los Patita de Perro, de Monedita de Oro, que ya afortunadamente son agrupaciones que viajan por todo el país, que las personas ya se dan cuenta que existe una música distinta que es exclusivamente para niños; y bueno, nosotros tenemos 4 años, ellos tienen 12 años, 15, y sabemos que hay un camino que hay que recorrer para poder llegar a ese nivel que ellos tienen.

“Cuando hago una canción me veo atrás y veo que de repente éramos como muy neandertales como chamacos, éramos groseros, atrevidos. Como niño tienes pocos prejuicios y la vida está ahí para que la tomes y lo que hace falta son experiencias porque en ese tomar la vida te pasan cosas”.

R: ¿En Puebla existe esta conciencia de la música infantil?

AB: Se está empezando a dar. Hay algunas personas que se preguntan qué es la música para niño o la cumbia para niños. Los Patita de Perro y Monedita de Oro abrieron ese espacio pero todavía hay más que abrir. Dos agrupaciones no pueden abarcar todo esto, pero creo que ya empieza a haber conciencia y empieza a existir  una claridad referente a que, cuando se va a tratar de niños, exista música para ellos.

No le pongas al niño música para adultos o no los trates como adultos porque no lo son, aún por más inteligentes que sean, no son adultos; les faltan ciertas experiencias que con el tiempo van a asimilar y entonces la música debe estar enfocada a ellos. Ya empieza a haber esa conciencia pero falta.

R: ¿La primera canción de La Hormiga Juana?

AB: Es una que incluimos en el primer disco “Qué mal te ves” que se llama Ángeles Morenos, y esa canción se logra en el 2003, es una canción dedicada a Chiapas.

Imagen: Cortesía.

Integrantes La Hormiga Juana

Batería: Israel Vásquez.

Bajo eléctrico: Alejandro Machorro.

Guitarra, Sax, Piano y otros: Óscar Toro

Acompañamientos: Adrián Romero

Vocalista, escritor y chiflador: Antonio Ballinas, el más viejo de la banda.

Este sábado 19, domingo 20 y lunes 21 al Parque Soria en San Andrés Cholula, en donde Hormiga Juana se presentará en el marco del Festival Circlown a las 13:00 horas.

Tags: , , , , , , , , ,

Tema: Cultura

BannerAnimalPolitico1BannerAguilaOsolBannerDiez4BannerChiapas1BannerProyectoDiez