Los genios de la guitarra blues

Los genios de la guitarra blues

Josué Mota

@motajosue

1/2

Por lo que hicieron o siguen haciendo, por su talento y su pasión siguen siendo escuchados. Pocos géneros musicales entrañan tanta energía y melancolía. Ellos forjaron este género que ha dado vida a otros. Musicalmente hablando eran tipos formidables, inolvidables, e influyeron a tantos que resultaría imposible contarlos y sobre el escenario han interpretaron blues como lo que son, unos genios.

La siguiente lista con la que se encontrará pretende dejar de lado cualquier tentación de jerarquizar o mirar en “niveles” su talento e influencia. Su orden de aparición corresponde a su fecha de nacimiento. Quizá falten algunos en esta lista y lo invitamos a nutrirla. Vayamos pues a recordar a Los Genios de Guitarra Blues.

Big Bill Broonzy 1898-1958

Todos aquellos que quisieron hacer blues, la mayoría de quienes convertirse en bluesman y todos aquellos que amen el blues han escuchado Key to the highway. De hecho todos los que aparecen en esta lista han tocado esa pieza que pertenece al oriundo de Misisipi William Lee Conley Broonzy, apodado Big Bill Broozy.

Hay que decir que su estilo era meláncolico pero tenía un fraseo muy rítmico y vivo. Utilizó lo que para los años en que vivió era una forma innovadora de tocar blues: a ocho compases, pero además se sujetaba poco a acordes tradicionales y haciendo uso del estilo fingering podía conseguir armonía y ritmo al mismo tiempo, ya que casi siempre tocaba solo, hasta donde se sabe. En realidad tuvo una gran virtud que era la de poder hacer su propio bajeo y melodía por lo que acompañado de su voz no necesitaba nada más.

Su nombre no suele ser muy sonado en el mundo de la música rock comparado con el de otros guitarristas pero sus piezas influyeron a otros que luego se convirtieron en genios, una canción suya la hizo famosa para un público más amplio Eric Clapton, la famosa Hey Hey.

El estilo  de Big Bill Broonzy pudo haber influido mucho en unos de los llamados reyes de blues, el hombre de la leyenda de la encrucijada.

Robert Johnson 1911-1938

Este es uno de los hombres que encierra más misterios dentro de los bluesman. Basta ver su mirada y su estilo de vestir para darse cuenta de la personalidad de uno de los hombres que aportó una técnica muy bien desarrollada a la guitarra blues. Ya antes hemos contado parte de la historia del crossroads y la leyenda que existe, pero más allá de todo eso, Johnson era un tipo con una gran habilidad para tocar fraseos complejos y cantar al mismo tiempo.

Al igual que Broonzy tocaba solo lo que obligaba a hacer su sección rítmica, la melodía y cantar para contar historias algo extrañas pero muy interesantes. Componía también algunas letras muy simpáticas como aquella de “Hot tamales and they’re red hot, yes she got’em for sale. I got a girls, say she long and tall. She sleeps in the kitchen with her feets in the hall”. En sus días, ni se pensaba siquiera en una guitarra eléctrica y su estilo está también muy determinado por el uso de la guitarra acústica.

Algunos de los riffs de sus canciones son muy utilizados entre los guitarristas de blues, lo que es fundamental para este género que está cargado de repeticiones de blues, algunas memorables como las que hacía el inventor del Hoochie Coochie Man.

Muddy Waters 1915-1983

McKinley MorganField quien luego se hizo llamar Muddy Waters es creador del riff más conocido en todo el mundo gracias a una canción: Hoochie Coochie Man. En años recientes este riff y ritmo es asociado casi de inmediato por muchas personas con un baile erótico o con un desnudo. Y eso ocurre casi sin prestar atención a lo que dice la canción “I’m gonna make you girls, lead me by my hand, then the world will know: The hoochie coochie man”, y es curioso pero la letra también está asociada al erotismo, pues de acuerdo con diferentes estudiosos del blues y libros relativos el término hoochie coochie era una forma común, entre algunos hombres, de llamarle a la vagina, de ahí aquello de “I´m your hoochie coochie man”.

Pero el señor Waters fue mucho más que el creador de uno de los riffs más famosos de la música. Al crecer en Chicago formó parte de toda una generación de bluesman que trabajaron para desarrollar el blues eléctrico; la guitarra eléctrica fue el primer paso para que muchos años después naciera el rock and roll, y fue precisamente Muddy, junto con otros, quien estableció algunas bases para que el blues adquiriera esa potencia, esa energía desgarradora, pues con la guitarra eléctrica y los amplificadores se desarrollaron nuevas técnicas como el bending, el vibrato y el slide, sin los cuales la música hoy no sería igual.

Tan es así que el título de una canción de Waters llamada Like a Rolling Stone, fue utilizada como nombre de una banda de rock que a lo mejor usted conoce en la que canta Mick Jagger. El fraseo melodioso de Muddy impactó no sólo entre los guitarristas de Chicago, sino también entre los que tocaban en otro lado, en Misisipi, que tenían una voz que tras escucharla es muy difícil olvidar.

John Lee Hooker 1917-2001

Es posible que usted alguna vez haya visto en foto o video a un sujeto alto, negro, ataviado con un lujoso traje, con corbata moteada y un bonito sombrero a bordo de un Cadillac. Este tipo tenía una voz capaz de llenar un bar lleno de gente sin micrófono y acompañado sólo de una Gibson, él era John Lee Hooker. Su voz iba siempre acompañada de un bajeo de su guitarra repetitivo y solía tocar muy pocas notas.

Ese estilo de bajeo fue fundamental para el desarrollo del blues eléctrico pero mantenía las raíces del blues acústico. John Lee Hooker contaba siempre historias en sus canciones y mantenía la atención de la gente con ritmos que hipnotizan. Una vez lo vi en la tele contando que una de sus canciones más famosas: Boom Boom la compuso tras mirar el contoneo del trasero de una mujer en un bar en el que solía tocar.

Otras de las virtudes de John era componer sus propias canciones y el impacto de algunos de sus fraseos se puede notar hoy entre muchos de sus colegas, como en el del iniciador de la tradición de los King para tocar blues.

Albert King 1923-1992

El estilo del blues eléctrico le debe mucho mucho a Albert King, se podría decir que principalmente por dos razones; la principal sería quizá que él impuso la tradición de hacer solos de guitarra entre los versos. Ya hemos podido notar que el blues y la forma de tocarlo es un desarrollo generacional y en consecuencia cultural, pero en Albert se puede notar que prestaba más atención a la expresión artística a través de la guitarra y la voz o la letra de la canción podía ser un elemento de acompañamiento en la pieza. Dicho de otra forma, lo que decía su guitarra es arte en sí.

La otra razón sería que puso entusiasmo en tocar el blues dándole su espacio a otros instrumentos, el bajo y la batería principalmente pero en muchas de sus grabaciones y conciertos utilizaba una sección de metales, en su música se nota ya más un ensamble para tocar blues, lo que pronto fue retomado por otros de sus contemporáneos.

Albert desarrolló, que no inventó, esa forma de tocar el llamado tournaround con solos de guitarra y no con acordes, y algunos de sus riffs son aún muy utilizados casi exactamente. Aunque quizá no era su cualidad principal la forma de cantar blueses muy muy tristes ya estaba siendo también muy utilizado por otro de los King, el más famoso.

B.B King 1925

A él le bastan tres notas, sólo tres para conseguir que a quien lo escuche se le erice la piel. Le llaman El Rey y se llama Riley B. King, el apodo de B.B le viene por Blues Boy. Comenzó tocando solo con su guitarra en estaciones de radio y quienes lo escuchaban no querían perder la oportunidad de escucharlo en un bar, luego dejó los bares para llenar auditorios. Igual que John Lee Hooker gusta de pocas notas pero le agradan más los agudos que los bajeos que para ello tiene a bandas completas de blues.

Tiene una voz más profunda e impresionante que su cuerpo y eso es mucho decir. Tiene un estilo muy pulido y sencillo que hace bellas sus canciones, y siempre canta canciones de amor. Su nombre es sinónimo de blues quizá porque de sus contemporáneos fue el que más fama alcanzó pero en su caso la fama fue resultado de talento y esfuerzo puro. Es capaz de tocar casi cualquier estilo de quienes lo antecedieron y quienes son más jóvenes pero puso mucho empeño en desarrollar su propio estilo. Su voz es igual a su forma de tocar basta escuchar unos pocos segundos de sus canciones  para identificarlo.

El legado que le sigue dejando al blues y la música en general es estupendo por la vitalidad que tiene, por esa cualidad que tiene de atrapar y de crear un atmosfera placentera, aún cantando bluses desgarradores. Tan desgarrador como el estilo de emplearse de los que le siguen en la lista…

NO COMMENTS

Leave a Reply