Víctimas Invisibles

Víctimas Invisibles

0


Aranzazú Ayala Martínez

Amnistía Internacional es una organización no gubernamental que apoya y lucha por varias causas en todo el mundo. En México, y específicamente el Grupo 72 de Puebla, una de las campañas más fuertes e importantes es la llamada “Víctimas Invisibles“. Esta iniciativa responde a la necesidad de concientización de la ciudadanía respecto al complejo fenómeno de la migración en el país: día a día, decenas de personas en su mayoría de Centroamérica cruzan el territorio nacional en su camino para llegar a Estados Unidos y alcanzar el sueño americano.

Sin embargo, el trayecto raramente es fácil, ya que los migrantes están expuestos a asaltos, secuestros, violaciones y demás crímenes cometidos tanto por los grupos de la delincuencia organizada como por los pandilleros, muchas veces con el conocimiento de las autoridades.

Los migrantes son secuestrados y los criminales llaman a sus familiares, ya sea en sus países de origen o en Estados Unidos, para pedirles un rescate. En caso de que el plagiado no tenga familia o dinero, lo asesinan sin piedad, tal y como sucedió en la trágica primera masacre de San Fernando, Tamaulipas, donde 72 migrantes perdieron la vida, algunos por negarse a ser sicarios.

Además, debido a las políticas migratorias mexicanas impuestas generalmente por la agenda de Washington, los centroamericanos tienen que esconderse y muchas veces viajan en el techo del tren que recorre el país de sur a norte, conocido como la Bestia. Al tratar de subir, cientos de ellos quedan mutilados, sin brazos, sin piernas, sin mano, algunos incluso menores de edad.

El transmigrante –quien es el migrante que no se queda, que sólo va de paso– es siempre criminalizado. La gente los tacha a todos de criminales, desconfía de ellos, y esto es por falta de información. No significa que todos los que vienen al país sean buenos, pero el hecho de tener que cargar estigma de ser considerados delincuentes es algo de lo que no todos los centroamericanos son responsables.

La mayor parte de los mexicanos pensamos que las injusticias cometidas a los migrantes sólo ocurren por parte de los estadounidenses en contra de los paisanos que ingresan sin documentos al país vecino del norte, pero desconocemos la problemática de todos los centroamericanos aquí mismo, donde vivimos. Muchas veces es incluso peor el trato y los problemas que viven los transmigrantes en nuestro país que los connacionales en su camino a Estados Unidos. “Víctimas invisibles“ habla de todos aquellos que no sabemos que existen pero que pasan diariamente, incluso cerca de donde vivimos. Las vías del tren abarcan una gran parte del país, y todas son utilizadas como caminos para llegar al Río Bravo.

Gracias al esfuerzo y trabajo de cientos de personas, ONG y sociedad civil, recientemente se realizaron cambios y fueron aprobadas las iniciativas para la reforma de la Ley Migratoria. Amnistía Internacional considera que esto es un avance, ya que reconoce derechos de manera independiente al estatus migratorio de una persona, sin embargo la ley en sí misma no resolverá el problema de los abusos contra migrantes, ya que esto es algo que tiene más que ver con el acceso a la justicia y la ley aborda poco el tema.

Existen también otras iniciativas que buscan tanto la concientización de la sociedad civil como mayores cambios en las leyes migratorias para proteger a los que pasan por el país. Una de las acciones emprendidas que ha tenido más impacto es la Caravana “Paso a paso hacia la paz“, en la cual activistas y sociedad civil, así como miembros de varias organizaciones, acompañan a los migrantes en su trayecto desde la frontera sur, ya sea a pie, en autobús o subiéndose a la Bestia con ellos.

La segunda edición de la Caravana partió el pasado 23 de julio del sur, pasando por Chiapas, Oaxaca, Tabasco, Veracruz y Puebla. Los migrantes y los activistas estarán en nuestra ciudad este domingo 31 de julio alrededor de las 18:00 horas, y posteriormente continuarán su travesía hacia el norte del país.

SIN COMENTARIOS

Escribir un comentario