Ardelio Vargas, delitos y represión a la alza

Ardelio Vargas, delitos y represión a la alza

  • Incrementan operativos contra manifestantes
  • Entre febrero-mayo del 2010 y el mismo periodo de 2011 aumentan 9.8% las denuncias por delitos en general
  • ONG’s advirtieron desde su nombramiento sobre su trayectoria en violación a los derechos humanos
Operativos en la gestión de Ardelio Vargas.

Josué Mota

A cinco meses de su gestión en la Secretaría de Seguridad Pública estatal, la política de “tolerancia cero” de Ardelio Vargas Fosado no merma a la delincuencia, aunque sí ha resultado exitosa en la represión de manifestantes y comerciantes, tanto, que ya acumula 24 quejas ante la Comisión de Derechos Humanos (CDH) del estado por maltrato, lesiones y golpes.

Haciendo un comparativo entre febrero-mayo del 2010 y el mismo periodo de 2011 se detecta un incremento de 9.8 por ciento en denuncias por delitos en general, pero en delitos cometidos con violencia la cifra ha aumentado aún más: en 2010 se denunciaron 2053 delitos, en 2011: 2507, lo que representa un incremento porcentual de 22.1.

Comparativo delitos febrero-mayo 2010 y mismo periodo 2011.

En el ámbito de uno de los delitos que las autoridades federal y estatales consideran de alto impacto: el secuestro, la situación parece ir cada vez peor, pues para el periodo analizado el incremento es del 63 por ciento. A su vez, los homicidios se han incrementado 12.5 por ciento y los delitos sexuales el aumento es del 34 puntos porcentuales.

En los delitos comunes el panorama es aún más desalentador, en el rubro de robo de autos con violencia el incremento es de 62.2 por ciento, en el de robo a casa habitación con violencia, 24.8 por ciento; de acuerdo con cifras oficiales del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

En el rubro de robos de autos sin violencia el aumento porcentual es de 10 puntos, la única cifra que ha disminuido es la de robo a casa habitación sin violencia, la disminución es del 1.8 por ciento.

Es importante mencionar que de acuerdo con el Instituto Ciudadano de Estudios sobre la Inseguridad (Icesi) aproximadamente el 78 por ciento de los delitos cometidos no se denuncia.

Comparativo febrero-mayo 2010 y mismo periodo 2011.

Si bien se podría considerar que el aumento en las denuncias de los delitos no implica por fuerza un aumento en el número de delitos cometidos, es con base en estas cifras que las autoridades desarrollan sus estrategias para combatir a la delincuencia.

Apenas el pasado 29 de junio, el secretario de Seguridad Pública anunció que habría “operativos sorpresa” para atrapar a “las bandas de robacoches”. Rubro en el que el incremento de denuncias es de más del 38 por ciento.

 

24 de mayo

Dos sujetos con armas de fuego ingresan al VIPS del Boulevard Atlixco, amagan a un grupo de clientes despojándolo de dinero, relojes y celulares; evitan asaltar a la cajera. Las autoridades se limitan a declarar que se revisarán los videos de vigilancia para intentar dar con los delincuentes. Aún no hay detenidos por este caso.

 

26 de mayo

Delincuentes ingresan al comercio de un médico en San Lorenzo Almecatla y lo despojan de sus pertenencias, de mercancía y de equipo de cómputo. Amagaron al doctor y lo mantuvieron en el piso durante el asalto, luego huyeron a bordo de un vehículo. No hay pistas de ellos.

 

Comparativo febrero-mayo 2010 y mismo periodo 2011.

No habrá tolerancia”

Cuando el gobernador Rafael Moreno Valle anunció que el encargado de la seguridad pública en el estado sería Ardelio Vargas Fosado, activistas y defensores de derechos humanos previeron un panorama desalentador en materia de respeto a las garantías individuales. Una predicción que se está cumpliendo.

En tan sólo cinco meses de gestión, Vargas Fosado ha utilizado en seis ocasiones a los granaderos para dispersar y reprender a manifestantes y comerciantes. En dos de esas ocasiones la utilización de los granaderos ha sido muy criticada: el 11 de mayo en la represión contra vendedores de la 46 Poniente durante una manifestación frente a la Secretaría de Finanzas, y el 26 de junio contra comerciantes de La Fayuca.

Si bien los operativos contra el “comercio informal” han sido aplaudidos por cámaras empresariales, ha habido críticas tanto de los perjudicados, como de activistas. Ambos ponen en duda su efectividad, reprueban las agresiones contra la población y cuestionan que no haya apertura a la negociación con los manifestantes.

En respuesta a las críticas por el operativo en La Fayuca, el secretario de Seguridad Pública dijo durante una entrevista radiofónica que los comerciantes lanzaron armas químicas, y agregó: “En realidad este mercado es un monumento a la impunidad, hay varias islas de este tipo de impunidad, el mercado se llama Jorge Murad Macluf, todos lo conocemos como La Fayuca, todos sabemos qué se vende ahí, por eso pido a la ciudadanía su comprensión, los inspectores y los policías no agreden, van con una misión a cumplir que tiene perfectamente definida en la ley y quien enfrenta y agreden son los grupos de choque”.

Comparativo febrero-mayo 2010 y mismo periodo 2011.

Las agresiones cometidas por los agentes comandados por Ardelio Vargas Fosado ya se han visto reflejadas en quejas ante la Comisión de Derechos Humanos: 17 policías estatales y siete de la Policía Metropolitana han sido denunciados ante el organismo por maltrato, lesiones y golpes, de acuerdo con información oficial recaba por Lado B, aunque hasta el momento no se ha emitido alguna recomendación.

Cabe mencionar que luego del operativo en La Fayuca Vargas Fosado declaró: “En mi trabajo no repartimos flores yo hasta sé lo que va a suceder cuando actuamos, pero vamos en el camino de la legalidad y aceptamos las recomendaciones que vengan de Derechos Humanos”.

Al respecto, el presidente de la Gran Comisión en el Congreso del Estado, Guillermo Aréchiga Santamaría, dijo el pasado 28 de junio que se “analiza” la posibilidad de citar a Ardelio Vargas Fosado para recomendar que se respeten los derechos humanos.

El mismo secretario de Seguridad Pública reconoció a finales de mayo que bandas criminales ligadas al cártel de los Beltrán Leyva cometían diversos delitos en Puebla, tales como narcomenudeo, trata de personas, tráfico de armas, secuestro y robo genérico. Sin embargo, hasta ahora los megaoperativos del funcionario han sido sólo contra comerciantes y manifestantes.

Comparativo febrero-mayo 2010 y mismo periodo 2011.

Inconformidad desde el inicio

Una de las primeras organizaciones defensoras de derechos humanos en protestar por las acciones que emprendería Ardelio Vargas Fosado fue el Nodho y anunció: “No puede haber seguridad cuando dentro de una tradición institucional de prepotencia e impunidad se nombra a un violador de derechos humanos como responsable de la seguridad pública. No puede haber seguridad si la respuesta a la protesta es la violencia. La seguridad no puede ni debe ser la prioridad de un gobierno, sino el resultado de las acciones de un buen gobierno”.

“Ardelio Vargas Fosado es uno de los responsables de las más brutales represiones de la historia reciente del país que dejaron a su paso muertos, mujeres y hombres violados y cientos de inocentes en prisión, delitos que siguen impunes. Con este anuncio, Rafael Moreno Valle acaba de revelar su intención de continuar con proyectos que favorecen la especulación inmobiliaria e incluso el lavado de dinero, y que para hacerlo está dispuesto a matar, violar y encarcelar a cuanta gente y comunidades sea necesario”.

Además, el Nodho recordó que cuando el actual secretario de Seguridad Pública ocupó cargos directivos en la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) los grupos de narcotráfico se expandieron.

“Para un personaje que considera que la muerte y el terror son parte de ‘cumplir con su deber’ vale hacer un recuento que en efecto ha sido consistente es su deber de provocar terror desde cargos públicos que le permiten mantenerse impune. Ardelio Vargas Fosado es parte de una de las familias más temidas en la Sierra Norte. Fue Presidente Municipal de Xicotepec de Juárez entre 1987 y 1990 y de acuerdo con testimonios de indígenas de la región su gestión se distinguió por el uso de la violencia. Entró al Centro de Investigaciones y Seguridad Nacional (CISEN), fue delegado de ese mismo centro en Chiapas durante los momentos más cruentos de la Guerra de Baja Intensidad en Chiapas, y lo dirigió entre 2000 y 2005.

“Posteriormente fue director tanto de la Policía Federal Preventiva como de la Agencia Federal de Investigaciones en uno de los períodos en los que el narcotráfico tuvo una enorme expansión en el país y en los que se dieron las brutales represiones en Atenco y Oaxaca. Recientemente, como diputado federal a cargo de la Comisión de Defensa Nacional, no hizo más que avalar las sistemáticas violaciones a los derechos humanos y las masacres cometidas por el ejército mexicano en la pretendida ‘guerra contra el narco’, mismas que han sido documentadas por organismos internacionales”.

 Una tarde de domingo en La Fayuca

Agencia Eef.

La tarde del domingo los pasillos del mercado Jorge Murad están llenos. Padres de familia, amas de casa, estudiantes, profesionistas y comerciantes se mueven entre películas piratas, locales de mochilas y tenis que hace algunos años sólo se podían conseguir importados. Con la enésima repetición de la película de moda llegarán también los primeros agentes del área de comercio exterior de la Secretaría de Finanzas en operativo para detectar Fayuca y productos que evaden al fisco, pero no vienen solos, los acompañan policías estatales. A unas calles los granaderos esperan la orden para intervenir. Los comerciantes se atrincheran. Los clientes buscan escapar del caos que ya se huele en el ambiente. Del lado de los comerciantes vuelan piedras, botellas y palos. Los gases lacrimógenos hacen su aparición. El resto de la tarde, la vialidad y la zona permanecerá sitiada. Los operativos de policía estatal no son tablas gimnásticas, justificaría días más tarde del secretario de Seguridad Pública, Ardelio Vargas Fosado.

NO COMMENTS

Leave a Reply